jump to navigation

Timos frecuentes 30 agosto 2009

Posted by rcalber in General.
trackback

TIMOS CLÁSICOS

TIMO DE LOS TRILEROS

El “croupier” dispone sobre la mesa de tres cubiletes o tapones y oculta bajo uno de ellos una pelotilla, guisante o bodega, los mueve ágilmente cambiándolos de posición. Los “ganchos” (complices) pululan alrededor de la mesa haciendo apuestas que siempre ganan y que incitan al público a jugar. Cuando la víctima entra en el juego, los trileros dejarán, como por descuido, que vea el lugar en donde se encuentra la pelotilla, para después de que apueste, la escamoteen.

TIMO DEL MARCO

Juego de apuestas de pares y impares: son doce bolas pares, otras tantas impares y una vigésimo quinta llamada “alipando”, que da al banquero todo lo apostado. Las bolas se introducen en una bolsa de la que se extraerá la ganadora. Cuando los apuestas son suculentas, un “gancho” saca el alipando, que distinguirá por el tacto.

TIMO DEL CALENTADOR

El nombre se debe a que éste fue el primer electrodoméstico utilizado, aunque el engaño se realiza con todo tipo de aparatos. Los timadores siguen a su víctima desde la tienda de electrodomésticos donde han efectuado la compra hasta su domicilio. Allí se presentan como empleados de la tienda y dicen que, por error, le han entregado un aparato en mal estado; piden disculpas y se lo llevan, tras firmar el albarán para cambiarlo por otro. No se vuelve a saber de ellos.

TIMO DEL ANUNCIO

En unos casos, se compran electrodomésticos que se pagan con cheques robados, otros los timadores alquilan un piso con nombre falso y lo alquilan nuevamente a todo aquél que pague la entrada o la primera mensualidad, en ocasiones más de una decena de personas.

TIMO DEL ATROPELLO

El timador se abalanza sobre un coche en un semáforo o paso de cebra y finge haber sido atropellado. El asustado conductor generalmente una persona mayor, se apea para socorrer al timador, que consigue una suma de dinero para evitar la denuncia. En ocasiones, un segundo estafador, aprovecha el nerviosismo de la víctima para sustraerle la cartera o robar en el interior del automóvil.

EL INSPECTOR DEL AGUA

El timador debidamente uniformado, se presenta por las casas como Inspector del servicio de Aguas (o de gas o de electricidad) para revisar los contadores. Tras la oportuna comprobación, pide el último recibo ya pagado, y alegando irregularidades en el contador, lo modifica y hace pagar la diferencia.

EL COBRADOR DEL GAS

Este timo cuenta con dos versiones. En la primera de ellas, el falso cobrador pasa por los domicilios a cobrar una póliza pagadera cada diez años, que por supuesto, debe ser abonada al momento. En otras ocasiones y tras una minuciosa revisión, el timador comunica a su víctima que la instalación se encuentra en pésimas condiciones y debe cambiarse o sino será clausurada. El falso inspector se compromete a agilizar los trámites a cambio de una pequeña gratificación o, en ocasiones, cobrando al contado las 240 € (40.000 pesetas) que cuesta la reparación.

TIMO DEL ANTENISTA

Los timadores desorientan durante la noche las antenas de televisión de la manzana de casas. Días después aparecen con monos y herramientas para revisar los aparatos. Tras retomar las antenas a su posición original cobran la reparación. En ocasiones aprovechan para robar en las viviendas.

TIMO DEL PRÉSTAMO

Se ofrecen préstamos a bajo interés mediante anuncios. A los solicitantes se les pide dinero para iniciar los trámites de un préstamo que jamás es concedido.

LA OFERTA DE TRABAJO

Un atractivo anuncio en las paginas de trabajo de cualquier periódico es suficiente para hacer ricos a algunos. Tras contestar a la supuesta oferta, se exige al demandante el envío de cierta cantidad de dinero para conseguir información adicional.

TIMO DE LA LOTERÍA

Ofrece por el precio de un billete, múltiples combinaciones para jugar a la lotería o a las quinielas con muchas posibilidades de ganar. Lo que la víctima no sabe es que si el número es galardonado, el previo se lo llevará la empresa y el resto se dividirá entre todos los que participen en ese número.

TIMO DE LAS PARTICIPACIONES

Los estafadores venden participaciones incrementadas con un donativo para cualquier fin altruista de un número de lotería que no poseen.

EL BILLETE MARCADO

Se suele llevar a cabo en cafeterías o en tiendas. El primer timador paga con un billete de 50 o mas euros, y minutos después, el segundo timador, entra y paga con un billete de 10 o 20 euros. Al recibir las vueltas, asegura que el cambio está mal y comienza la discusión. Al llegar el encargado, el timador recuerda que en el billete había anotado un número de teléfono o una dirección. Se comprueba en la caja y el dependiente aturdido, entrega la vuelta de las 50 o mas €.

TIMO DE LA ESTAMPITA

Parece increíble que éste viejísimo timo siga funcionando, pero así es. El timador que simula ser disminuido mental (el tonto), se acerca a su víctima (el julay) con cualquier excusa y le muestra que lleva un de fajo de billetes (que en verdad es un simulacro), mientras le explica que se los ha encontrado. En ése momento aparece un segundo timador que jugará con la avaricia de la víctima y le persuadirá para repartirse el dinero del tonto. Éste se deja convencer, pero exige juntar los fajos de los tres, así la víctima saca una fuerte suma de su cartilla y la mete en una bolsa junto con los billetes del tonto que por supuesto cómplice le entrega para aparentemente dar esquinazo al otro. Cuando se quede solo, descubrirá que la bolsa no contiene más que el “piro” (recortes de periódico): le han dado el cambiazo.

TIMO DEL TOCOMOCHO

La denominación de éste timo viene de la pregunta que hace el “tonto” al gancho (una segunda persona que es cómplice) ¿tocó mucho? El tonto entra al “julay” (la víctima) preguntándole por la administración de lotería más cercana, ya que quiere cobrar el billete premiado. En ese momento aparece el listo que casualmente lleva la “pampa” o la lista oficial de lotería. El tonto propone a la víctima y al listo venderles el billete por una cifra muy inferior al premio, arguyendo cualquier excusa. La víctima saca una fuerte cantidad de su cuenta y se queda con un décimo no premiado mientras el listo desaparece de la escena con la excusa de llevar al tonto al autobús.

TIMO DEL NAZARENO

El timador realiza varias adquisiciones de género en una empresa durante un tiempo pagando correctamente. Una vez ganada la confianza del vendedor, dado que ha adquirido un prestigio por la puntualidad de los pagos, solicita la adquisición de un importante lote de género, el cual es pagado con un cheque sin fondos, desapareciendo a continuación. Alguna vez , se ha detectado que el timador trabaja en alguna empresa de prestigio y se vale de ella para realizar el pedido a nombre de la misma para tras recibir el género en algún lugar determinado, desaparece género y trabajador.

LOS BILLETES NEGROS

El timador (Extranjero), contacta e indica a la víctima que por la circunstancia que sea, ha tenido que sacar de su país un montón de dólares, los cuales y para uno ser detectados, los ha teñido de negro para poder pasarlos por la aduana de la frontera. Para demostrarlo, procede con un señuelo a desteñir uno delante de la víctima. A continuación, informa de que cree que la Policía le tiene casi localizado y que tendrá que salir urgentemente y como no dispone de tiempo para desteñir el resto de los billetes, se los puede dejar a cambio de una módica cantidad, muy inferior al de los dólares teñidos. Cuando el “pringao” (la víctima) accede creyendo haber hecho el negocio de su vida, se da cuenta que el resto de los billetes negros son falsos recortes de papel. No obstante, la calidad de los recortes de papel es buena, y similar a la de los billetes.

EL HOSPITALARIO

Se llama así por darse en hospitales o clínicas y por la hospitalidad del estafador. Consiste en sustraer la cartera a una persona enferma ingresada en un hospital. El “gancho” (una segunda persona que es cómplice), permanece a la expectativa hasta que la víctima o su familia detectan la sustracción. Entra en acción en ese momento y facilita un teléfono de contacto con la central de anulación de tarjetas. La víctima llama a dicho teléfono, el cual es contestado por el cómplice, quien le sonsaca la clave bancaria, a la vez que le indica que no se han realizado operaciones bancarias y que procede a la anulación de la misma.

TIMO DE LA MANCHA

Se desarrolla en la calle, mas bien es un truco, y los autores son dos o tres carteristas. A la víctima uno de los sujetos, le lanza sobre la ropa una sustancia que le manche, momento en el que se le acercará un segundo para interesarse por el incauto y ofrecerse a limpiarle la mancha, momento que aprovechan para sustraerle la cartera. Los perjudicados se encuentran entre personas elegantemente vestidas por lo que es más fácil que su preocupación por el incidente les impulse a despojarse rápidamente de la prenda maltratada

TIMO DE LA ENCICLOPEDIA

El experto timador, presentándose como vendedor de libros de una conocida editorial, cobra un adelanto por una enciclopedia que el timado nunca recibirá.

TIMO DE LA BIBLIA

El timador escoge a su víctima en las esquelas, se dirige a su domicilio de un finado y pregunta por él, al serle comunicada su muerte, el timador explica que el difunto había encargado poco antes de morir, una Biblia. Los familiares pagan un elevado precio por el supuesto último deseo.

TIMOS CON ANTIGÜEDADES Y RELIQUIAS.

Las antigüedades y reliquias son uno de los objetos preferidos por los estafadores, ya que si dan con una persona lo suficientemente ingenua, les será fácil hacer pasar un libro viejo en alemán, por la segunda Biblia que imprimió Guttemberg. Con respecto a las reliquias religiosas, la cosa es aún más sencilla para el timador, ya que el afán de poseer artículos religiosos que pertenecieron a los santos, hace que la razón se nuble. Desconfíen siempre de las personas que les ofrezcan este tipo de ofertas. Si no es usted un experto en antigüedades y desea invertir en ellas, asesorese por centros especializados, en donde todos los objetos van acompañados del correspondiente certificado de autenticidad.

FRAUDE FINANCIERO A TRAVÉS DE INTERNET

Es público y notorio el hecho que la navegación a través de Internet no son seguros al 100%.

Todavía no hemos capaces de crear programas y soportes informáticos que protejan nuestro patrimonio, intimidad y seguridad.

Informáticamente hablando, vivimos en un mundo de riesgo en el que nos podrán vulnerar estos derechos, y en el cual, todos podemos ser victimas de vulnerabilidades en el funcionamiento de nuestros equipos informáticos mediante las cuales se pueda forzar para que realicen tareas o funciones no previstas inicialmente.

En el caso de las entidades financieras que operan en a través de Internet, por el momento, se están detectando casos alarmantes de fraude. Aunque no ocurre de forma significativa en España, en países como Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña o Australia, el incremento de estos casos a lo largo de los últimos meses comienza a preocupar seriamente. Por ello, es importante querido internauta que estés al tanto de los tipos de fraude mas conocidos que se cometen sobre todo tipo de entidades financieras y de pago, etc.

TÉCNICAS DE ENGAÑO:

El phishing :

De entre la multitud de técnicas para cometer fraudes financieros a través de Internet, es una de las técnicas que está obteniendo importantes índices de crecimiento en la red. Consiste en la suplantación fidedigna de páginas o sitios de Internet de las entidades bancarias y de crédito. El “phishing” permite el robo de datos privados de acceso personal a sitios de confianza. Uno de los principios en el que se fundamenta el “phishing” es la utilización de mensajes con una fuerte carga social (técnicas que se aprovechan de las debilidades de las personas) con los que intentarán mostrarse cada vez más verosímiles. Lo harán aprovechando el temor de los usuarios; la confianza depositada en su entidad financiera; y su desconocimiento técnico en informática e Internet. Los mensajes enviados para provocar el engaño son cada vez mas ingeniosos y muchas veces emplean argumentos relacionados con la seguridad de la entidad, con lo cual justificar la necesidad de introducir sus datos de acceso. Un ejemplo de los más comunes pueden ser los siguientes:

* Problemas de carácter técnico.
* Recientes detecciones de fraude y urge un incremento del nivel de seguridad.
* Nuevas recomendaciones de seguridad para prevención del fraude.
* Cambios en la política de seguridad de la entidad.

También podrán intentarlo mediante mensajes de:

* Promoción de nuevos productos de la entidad.
* Premios o regalos por ser buen cliente o por sorteos.

Juegan con el temor

Suelen siempre forzar al usuario – víctima a tomar una decisión casi de forma inmediata, planteando amenazas de que si no realiza los cambios solicitados, en pocas horas o días su acceso quedará deshabilitado.

Sin duda el correo electrónico es actualmente la técnica más utilizada en este tipo de fraude, tal vez porque resulte el más efectivo a corto plazo para el atacante.

Los “SPAM” son otros grandes aliados para el “phishing” debido a lo sencillo y barato que resulta para llegar hasta millones de usuarios con mensajes similares al siguiente:

Estimado cliente; El departamento de seguridad del banco ha detectado en las últimas fechas diversos tipos de técnicas fraudulentas en Internet, por medio de las cuales es posible que las claves de acceso de algunos de nuestros clientes hayan sido capturadas para, haciendo un uso ilegal de las mismas, acceder a su cuenta y operar en ella como si fuese usted mismo quien realice las operaciones. Debido a ello, el banco ha decidido renovar las claves de acceso de todos los clientes como medida de protección que garantice la seguridad y evite el fraude. El único lugar donde podrá realizar el cambio de claves se encuentra tras el siguiente enlace: https://xxxxx.xx.xxxxx.. donde quedará disponible hasta el próximo día XX-XX-XXXX momento a partir del cual, se procederá a la cancelación de los accesos de todos aquellos usuarios que no hayan realizado el cambio de sus claves. Agradecemos su colaboraci&oacn y la confianza depositada en nuestra entidad.

Fdo: Director Entidad Bancaria: Departamento de seguridad

En estos mensajes, la dirección del remitente estará falsificada. Suele ser muy parecida o podrá coincidir con alguna cuenta legítima de la entidad en cuestión. El objetivo es que alguno de los millones de receptores de ese correo sea cliente de esa entidad y pulse sobre el enlace propuesto para realizar el cambio o confirmación de sus claves. Obviamente, la página enlazada también será falsa y estará controlada por los estafadores quienes habrán cuidado hasta el más mínimo detalle, en replicar con toda fidelidad la imagen, logotipos, colores y formatos de las páginas legítimas de la entidad. En la página, se pedirán todos los datos necesarios para poder realizar operaciones en las cuentas de la entidad: nombre de usuario, clave de acceso y clave personal o firma. Una vez que sean confirmados los cambios, los estafadores tendrán a su disposición toda la información necesaria para acceder a las cuentas de aquellos usuarios que hayan caído en el engaño.

¿ CÓMO PROTEGERSE ?

Al igual que ocurre con el Spam y los virus, la prudencia y cierta desconfianza inicial, son medidas que mejor pueden protegerle contra el fraude financiero en Internet. Hay que reconocer a tiempo este tipo de mensajes. Por norma, las entidades financieras, de crédito, etc. nunca pedirán los datos de acceso a ningún cliente por medio de mensajes de correo electrónico. En su lugar, deberán dirigirse a usted a través de su teléfono particular con los mecanismos de reconocimiento de voz activados, o por correo postal ordinario, incluso certificado, o como el caso de algunas entidades de pago, los correos que Vd. reciba, deberán estar personalizados con su nombre y apellidos y llevarán asociada la identificación de su cuenta.

Sin duda, la mejor de las protecciones, será la colaboración de clientes y usuarios de estos servicios para poder interceptar a tiempo los lugares desde donde se emiten estos mensajes o donde se reciben los datos capturados. Si en algún momento usted detecta alguno, o sospecha de la falsa identidad del remitente:

* No responda nunca a este tipo de mensajes salvo que tenga las máximas garantías de que provienen de la fuente correcta.
* Póngase lo antes posible en contacto con los servicios de atención al cliente de la entidad referida.
* Realice un seguimiento diario de los movimientos de su cuenta durante los días posteriores.
* Tranquilo: tenga en cuenta que por el simple hecho de recibir ese tipo de correos, sus datos personales no se encuentran en peligro.

Recomendaciones para su seguridad en Internet.

* No revele nunca sus claves. Y menos las 3 juntas, usuario – clave secreta – firma
* Antes de realizar una transacción verifique los datos de su saldo y compruebe las fechas de las últimas operaciones.
* Manténgase regularmente informado del estado de sus cuentas
* Mantenga correctamente actualizado su antivirus y vigile los registros de seguridad de su cortafuego (firewall).
* Desactive las funciones de almacenamiento de claves en la caché del sistema.

Y si se lo piden por teléfono, procure asegurarse de que el interlocutor pertenece de forma legítima a la entidad referida:

* Inicialmente intente ser usted mismo quien realice la llamada al número habitual del servicio de atención al cliente de la entidad.
* Pida que se identifique de forma clara y correcta.
* Como empleado de la entidad, y ya que nos está pidiendo información personal, solicite que le amplíe mayores detalles sobre sus propios datos:
* D.N.I, domicilio, número de cuenta
* Saldo disponible en la actualidad
* Datos de la última operación o apunte en su cuenta.
* En general, cualquier información que no pueda estar disponible fácilmente salvo para empleados de la entidad.

Recomendaciones sobre Técnicas básicas de seguridad.

Haga caso a su entidad bancaria. Procure seguir las recomendaciones de seguridad establecidas por la entidad a la que está accediendo. Todas ellas disponen de páginas de seguridad donde explican con detalle las medidas a tener en cuenta para proteger su acceso.

“HTTPS”: En general, casi todos los sitios Internet relacionados con bancos, entidades financieras o de crédito, le dirigirán hacia un servidor seguro durante el proceso de introducción de sus datos de identificación personal. La dirección debe comenzar con https en lugar de solo http: (note la “s” al final). Un WEB con una URL “https:” es un sitio seguro, aunque https no garantiza en ningún caso que el sitio al que se ha conectado pertenece realmente a quien dice pertenecer.

LA DIFERENCIA ENTRE “http://” y “https://”

La mayoría de la gente ignora que la diferencia entre http:// y https:// es, sencillamente, su seguridad. Si la sabes y ya la tienes en cuenta no es necesario que sigas leyendo.

HTTP son las siglas de “Hyper Text Transport Protocol”, que es un modo elegante de definir, por así decirlo, un lenguaje para intercambiar información entre servidores y clientes de la red.

Lo importante, y lo que marca la diferencia, es la letra “S” que se corresponde con “Secure” ( seguro). Si visitas una página web y te fijas en su dirección, verás que, muy probablemente, empieza por http://. Esto significa que esa página te está hablando en un lenguaje normal, pero inseguro. En otras palabras, existe la posibilidad de que alguien pueda estar espiando la “conversación” entre tu ordenador y la página. Si trasladas una información a esa página, ese alguien puede verla y hacer uso de ella. Por este motivo, jamás deberías dar el número de tu tarjeta de crédito a una página http:// Pero si la dirección empieza por https://, tu ordenador está conectado a una página que te está hablando en un lenguaje codificado y seguro, a prueba de espías.

Por tu seguridad, si para hacer una compra o por cualquier otro motivo tienes que dar el número de tu tarjeta u otra información sensible, comprueba primero que la dirección de la página web con la que has conectado empieza por https://

“Certificados

Una vez en un sitio seguro, otro indicador es la presencia de un pequeño candado amarillo justo a la derecha del navegador (en la versión 7 de Internet Explorer). Un doble clic sobre el mismo debe mostrarle la información del certificado de Autoridad que debe coincidir con el nombre de la entidad a la que hemos solicitado su página, además de estar vigente y ser válido.

La combinación de los dos elementos https + certificado válido , si se puede considerar como una garantía suficientemente aceptable de que el lugar en el que se encuentra es auténtico, es decir, pertenece a la entidad representada, aunque hoy por hoy, no existe todavía en la informática un 100% absoluto de seguridad total.

TIMOS Y ENGAÑOS TELEFÓNICOS

TIMOS DESDE NÚMEROS DE LÍNEAS TELEFÓNICAS QUE EMPIEZAN CON LOS DÍGITOS 800 O 905

OFERTAS DE TRABAJO

Anunciadas generalmente en las páginas de ofertas de empleo de diarios y revistas. Al llamar los que buscan trabajo, se encuentran con unos teleoperadores que les realizan un largo cuestionario, prolongando al máximo la duración de la llamada. En ocasiones, solicitan incluso una fotografía o un currículum por escrito, para dar una apariencia de credibilidad al timo. La realidad es que nunca se recibe respuesta ya que los trabajos no existen. Se dan casos, en los que el coste de la llamada telefónica de la víctima asciende a cien euros.


REGALOS Y PREMIOS “COMO CAÍDOS DEL CIELO”
.

El usuario recibe una llamada, una carta o un e-mail donde se le informa que ha ganado un sorteo o que una empresa ha decidido hacerle un regalo. Para mayor información, deberá llamar a un número de teléfono que le facilita el operador, siendo generalmente una línea 800. La llamada a este número puede tener varios resultados:

* 1) una convocatoria a una presentación comercial donde se intentará que el usuario compre un producto, cuya asistencia es indispensable para recibir el regalo;
* 2) la explicación de que el regalo consiste en varias noches en un hotel o apartamento, pero con la condición de abonar la comida o unos supuestos gastos de gestión;
* 3) la confirmación de un fantástico regalo, del que únicamente habrá que pagar unos gastos de envío sospechosamente altos; e incluso un largo mensaje grabado que avisa de que todas las líneas están ocupadas y que permanezca a la espera.

Similar al de los regalos anteriores, está la falsa entrega de paquetes por parte de recaderos y transportistas todavía mas falsos.

Ejemplo: Estafa desde un nº 90 54 33 …

Es posible que pueda recibir el siguiente mensaje en su móvil: ” BHL: Tenemos pendiente de entregar un paquete al titular 34xxxxxxxxx. Si es usted, por favor contacte con nosotros al 90 54 33 …”.

Aparentemente es una empresa de transportes . Pero aquí es donde le debe de surgir las dudas: ¿Es normal que pregunten si soy el titular? (deberían saber si lo soy o no). ¿Es normal que a mi número se le anteponga el prefijo 34 y que para ponerme en contacto deba llamar a un 905 (nótese que ellos separan astutamente el 905 en 90 5…..) ? No hay dudas. Es una estafa, si llamas al numero prepárese para una llamada interminable que le costara la broma un ojo de la cara. Por lo tanto, a borrar el mensaje y tranquilo.

LÍNEAS ERÓTICAS

En ocasiones, lo que se presenta como una conversación erótica se reduce a una simple grabación. Asimismo, quienes atienden estos teléfonos hacen lo posible, como en el resto de líneas explicadas anteriormente, por prolongar al máximo las llamadas.

LOS FALSOS OPERARIOS TELEFÓNICOS QUE HACEN QUE USTED TENGA QUE PAGAR LAS LLAMADAS DE OTRO…

Los estafadores llaman por teléfono, indicando que son del Servicio Técnico de Telefónica y preguntan a su víctima si dispone de marcación por tonos. Con la excusa de realizar diversas comprobaciones, solicitan que marque un número determinado. Una vez realizado y tras breves segundos, comunican que no hay ningún problema, dando por finalizada la llamada. Como resultado, todas las llamadas realizadas desde el teléfono de los timadores, se cargarán en la cuenta telefónica de la víctima.

TIMOS BANCARIOS

DEL E-MAIL Y LA TARJETA VISA.

Usted recibe un e-mail informándole sobre el inminente cargo en su cuenta de una compra hecha con su TARJETA VISA, pero que usted no ha hecho. Le facilita un número de información, supuestamente gratuito, del tipo 80- 62 34 567 que resulta ser un 806 muy caro. Para éstos casos, le recomendamos que se dirija a su banco y anule el pago directamente.

EL LAZO LIBANÉS

La manera en la que se perpetra es la siguiente: los timadores introducen el llamado “lazo”; que suele ser una cinta magnetoscópica, generalmente película de cintas de vídeo, para que el cajero no reconozca la introducción de una tarjeta en el mismo. De esta forma la víctima, cuando llega al cajero para realizar cualquier transacción, comprueba que la tarjeta se ha quedado atascada en la ranura y que no puede operar. Le da la sensació que la maquina se ha tragado su preciada tarjeta.

En ese momento aparece uno de los timadores, como si fuera un buen samaritano, ofreciéndole ayuda. Le facilita su teléfono móvil y le dice que se comunique con la sucursal bancaria para que allí le ayuden, informándole además del número telefónico de la oficina de atención al cliente. Al otro lado de la línea se encuentra el segundo timador, que le pide a la víctima que marque ocho cifras en el teléfono; las últimas cuatro deben de ser las del número de seguridad de la tarjeta de crédito. Cuando se ha realizado esta operación, la víctima contempla con estupefacción que, pese a todo, la tarjeta de crédito no es devuelta por el cajero, así que finalmente abandona el lugar, momento que los timadores aprovechan para recogerla y utilizarla, al conocer el código de acceso a la misma.

Para ilustrarle mas este timo, les recomendamos que haga clic en el enlace siguiente: http://www.cambrils.org/policia/lazolibanes.pdf

LA SILICONA EN EL CAJERO.

La “silicona”; menos complicado que los anteriores, consiste sencillamente en introducir cualquier tipo de objeto que obture la salida de dinero del cajero automático, sobretodo silicona. El timador se aposta en las cercanías. Una vez que el usuario, desesperado, abandona el cajero automático, lel timador retira la silicona y con un alambre saca el dinero acumulado.

Nuestra suerte es que cada vez hay menos cajeros que se pueda siliconear gracias a la modernización de los nuevos cajeros y la progresiva sustitución de los “siliconeables”.

DUPLICADO DE BANDA MAGNÉTICA.

Duplicado de la banda magnética: En este caso se trata de técnicas más sofisticadas y, por lo tanto, proporcionan beneficios más jugosos. Existen casos como la detención de una banda de estafadores que duplicaban los datos de las tarjetas desde cabina de un peaje de la autopista A-7. ¿ Como operaban ? Dos compinches que, en la cabina de peaje, “duplicaban” las tarjetas de crédito con un lector de bandas magnéticas portátil, de pequeñas dimensiones. También suelen ubicar lectores falsos a continuación de los lectores que hay para entrar, al lado de la puerta de las entidades bancarias para acceder a los cajeros automáticos. Y sobretodo, desconfíe de las tiendas o negocios donde en el momento de efectuar una compra con tarjeta, la pierde usted de vista. Se ha detectado como en una tienda de zapatos cuyo reclamo eran sus bajos precios, cuando el consumidor pagaba con tarjeta, el comercial (estafador) copiaba la banda magnética, quedando ésta a disposición de los timadores.

TIMOS MULTINIVEL

PIRAMIDALES.

El estafador pretende hacer que la víctima se convierta en vendedor de un producto exclusivo y muy caro. El negocio que le propone no es que venda por sí mismo, sino que capte a más personas para que vendan por él, prometiéndote un porcentaje de los beneficios que generen. Con ésta modalidad de estafa, el engaño suele afectar a un gran número de personas. Desconfíen siempre de éstos métodos sencillos, que prometen cuantiosos beneficios con el mínimo esfuerzo; el 99,9% son estafas.

TIMOS “INVIERTA EN BOLSA Y HÁGASE RICO RÁPIDAMENTE SIN ARRIESGAR”.

Un supuesto experto corredor de bolsa le comunica confidencialmente que dispone de información privilegiada de ciertas compañías, cuyo valor en acciones, presumiblemente, se multiplicará en la bolsa. Suelen ser personas persuasivas y con dotes de comunicación, de forma que al final la víctima le confía sus ahorros. Luego pueden pasar varias cosas: Que desaparezca con ellos y no vuelva a verlo, o que la bolsa sea la encargada de que sus flamantes acciones recién adquiridas no sirvan para nada. El timador se queda con el total del dinero, o bien con una elevada cantidad, en concepto de las gestiones realizadas.

Engaño inmobiliario

Rip Deal (“Negocio podrido”)

Su funcionamiento es similar al extendido “timo de la estampita”, en el que el estafador obtiene dinero de la víctima en concepto de adelanto a cuenta de una supuesta cantidad millonaria de dinero que se le ha prometido.

En él los delincuentes buscan información sobre inmuebles que están a la venta, contactan con los vendedores y se citan con ellos en caros restaurantes u hoteles de lujo. Allí, los estafadores acuden muy bien vestidos simulando ser acaudalados empresarios extranjeros. Le dicen a la víctima que están interesados en hacer una gran inversión en España y, antes de cerrar el contrato de compra de los terrenos o inmuebles, ofrecen al vendedor la posibilidad de hacer un cambio de moneda en efectivo y le informan de que se trata de dinero negro. Pueden llevar dólares, francos suizos… y piden cambiarlo por euros ofreciendo a la víctima una comisión elevada que puede llegar al 20%. También pueden intentar cambiar billetes de 500 por otros más pequeños. Si la víctima accede, se citan en otro lugar y hacen el intercambio de maletines de manera discreta y en un sitio público, de forma que la víctima no pueda comprobar en el momento el dinero. Cuando abre el maletín descubre que sólo el primer y el último billete son verdaderos. En ocasiones, los timadores llaman al estafado para decirle que con el dinero falso sólo intentaban comprobar que los billetes que la víctima entregaba eran verdaderos y que en breve le darán la cantidad acordada. De este modo logran que la víctima tarde en poner la denuncia -si lo hace, porque realmente ha intentado quedarse con dinero negro- y les da tiempo para huir.

Los delincuentes, en su mayoría de origen serbo-croata (se hacen pasar por ciudadanos árabes, franceses, italianos, o incluso de Costa de Marfil o Canadiense). Suelen actuar de esta manera:

– Acceden a la información de promociones inmobiliarias a través de Internet,

– Envían e-mails o solicitudes de información via web para pedir más datos de las viviendas, mostrando gran interés,

-Se interesan por las propiedades, viviendas o parcelas, inferiores como superiores al millón de euros sin regatear, e incluso te envían posteriormente a un individuo que dice ser arquitecto y confirman la compraventa

– Tras recibir contestación del promotor, proponen que se les llame para preparar una reunión inmediata, normalmente fuera de España, en una gran capital europea, para discutir las condiciones de la compra.

Es en esas reuniones, normalmente en París y Ámsterdam donde ejecutan su macabro plan para cobrar un dinero en efectivo, por las buenas o por las malas.

Es habitual que se presenten con tarjetas de visita falsas de empresas extranjeras o nombres de empresarios reales que se anuncian en Internet, totalmente ajenos a esta actividad delictiva. Antes de cerrar el contrato de compra venta ofrecen a la víctima la posibilidad de hacer un cambio de moneda en efectivo alegando que se trata de dinero negro, ofreciendo a cambio un 20 por ciento de comisión. El cambio de moneda tiene dos variantes:

– 1) Los delincuentes ofrecen divisas de economías fuertes (dólares, francos suizos o libras esterlinas) a cambio de Euros que habrá de entregar la víctima.
– 2 ) O bien, ofrecen billetes de 500 Euros a cambio de que la víctima entregue la misma cantidad en billetes de Euro de valor inferior (por ejemplo de 50 Euros).

Una vez acceden a lo solicitado, exigen hacer el cambio de maletines en lugares públicos como cafeterías u hoteles, lo que impide a la víctima hacer un examen exhaustivo del dinero. El maletín de los delincuentes contiene fajos de billetes en los cuales sólo el primero y el último son auténticos, y el resto falsos. (Modus operandi similar al “timo de la estampita”).
Caso de que la víctima se percate del engaño, no dudan en golpearle o amenazarle con un arma de fuego, dándose inmediatamente a la fuga en un vehículo que espera en el exterior

Comentarios»

1. Ashit Dixit - 7 octubre 2012

Greetings! I’ve been following your blog for a long time now and finally got the bravery to go ahead and give you a shout out from Huffman Tx! Just wanted to say keep up the great work!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: