jump to navigation

Espectacular debate Condenada por herejía Vs Imán Musulman 12 octubre 2009

Posted by rcalber in Filosofia, General, Politica.
trackback

Sultan se hizo conocida desde el 11 de septiembre de 2001 por su participación en los debates políticos sobre Oriente Medio, con ensayos ampliamente distribuidos y algunas apariciones en la televisión Al Jazeera y CNN.

Esta señora se defiende y ataca al mundo musulman con palabras que deben herir como cuchillos en ese mundo, en una encerrona que l preparó Al Yazira, que data del 21 de febrero de 2006, en un debate que sostuvo con Ibrahim al Khouly, imam suní de la mezquita Helwan de El Cairo en el programa “La dirección opuesta”

Los seis minutos de vídeo fueron subtitulados y ampliamente distribuidos por MEMRI y por medio de correo electrónico, El The New York Times estima que el vídeo se ha visto al menos un millón de veces.

Su vida

Nació en la ciudad costera siria de Baniyas en 1958, en una familia de estricta obediencia musulmana (alauita), estudió medicina en la Universidad de Aleppo. Fue ahí, en 1979, donde tuvo su primera epifanía negativa con el Islam: le tocó asistir al asesinato de uno de sus profesores, acribillado a balazos por unos fanáticos miembros de la Hermandad Musulmana al grito de “Allahou Ajbar!”. (Por cierto, un conciudadano sirio, refugiado como ella en Estados Unidos, ha publicado el típico artículo teledirigido para refutar que el profesor El Youssef muriera en los predios de la Universidad de Aleppo y, de paso, para insinuar que Sultan se ha inventado esa historia).

Hasta los treinta años vivió en su país de origen, pero después de tratar como psiquiatra numerosos casos de mujeres sometidas a violencias consideradas normales en el ámbito islámico decidió expatriarse a Estados Unidos, país en el que reside desde 1989 y del que ha adquirido la nacionalidad. No se cansa de decir, en todos los foros, en los medios y en la red (a través de Annaqed, página web fundada por otro sirio afincado en USA), básicamente tres cosas:

1) que el Islam es más que una religión: una cultura que desde hace catorce siglos oprime a quienes la profesan; 2) que la cultura islámica niega el intercambio y la asimilación con otras culturas y busca activamente la destrucción de culturas diferentes;

3) que las principales víctimas del Islam son las mujeres.

Llama la atención en la biografía de Wafa Sultan un par de datos: aunque nacida en una familia devotamente musulmana, se crió en una ciudad, Baniyas, con una minoría significativa de cristianos, y vivió hasta el inicio de su madurez en Siria, es decir, en un país árabe y mayoritariamente de religión musulmana pero oficialmente aconfesional y socialista. No se trata de una saudí o una qatarí, por tanto, ni siquiera de una egipcia (conviene recordar que más del 90% de las egipcias han sido sometidas a una de las tres formas más corrientes de mutilación genital, o FGC). Pero cuando toma la palabra es un huracán.

Análista política

Aunque en el caso que nos ocupa, hablaba desde California, se atreve a tomarla en cualquier ágora, incluso ante los integristas de la fe y las costumbres que denuncia. De hecho, Wafa Sultan se convirtió, para la revista Time, en una de las 100 personas más influyentes del mundo después de haber salido airosa de una encerrona en Al Yazira, el 21 de febrero de 2006. Realizada por Memri y colgada en la web, la versión editada del debate que sostuvo en la cadena qatarí con Ibrahim al Khouly, imam suní de la mezquita Helwan de El Cairo y profesor de la Universidad Al Azhar, es uno de los documentos que en los últimos años ha tenido mayor difusión: más de un millón de descargas en las primeras dos semanas.

Por descontado, su intervención no ha pasado inadvertida entre los defensores de los derechos humanos a la islámica moda, y Sultan ha recibido desde entonces varias amenazas de muerte. No se piense que es retórica la frase anterior: existe, desde 1990, una declaración alternativa a la más famosa y universalmente reconocida Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, adoptada por la Asamblea General de esta misma organización en 1990 (U. N. Doc. A/CONF.157/PC/62/Add.18), con la intención declarada de establecer un código paralelo, dictado desde la perspectiva y los intereses de los países islámicos. Su artículo primero no tiene desperdicio: donde la declaración de 1948 de Naciones Unidas reza: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”, el nuevo decálogo de la Alianza de Civilizaciones islámicas dice: “Todos los seres humanos integran una sola familia, cuyos miembros están unidos por su subordinación a Alá y descienden de Adán”.

De todas las denuncias de Sultan, la de más calado tiene que ver con este punto, no precisamente doctrinal sino de principios:

– El Islam oprime desde hace siglos a sus súbditos, pero lo hace no sólo porque sea una religión ferozmente excluyente de los infieles, sino porque aspira a imponerse como ley única y universal. De hecho, según Sultan, lo que diferencia a las democracias occidentales de los países musulmanes (especialmente, en su opinión, los árabes) es que en éstos no hay separación entre Estado y religión. No es una observación novedosa, pero Sultan insiste en este punto, en un momento en que muchos de sus contemporáneos le sacan el cuerpo para evitar ser acusados de defender las tesis de Samuel Huntington, que han sido caricaturizadas como sulfurosas manifestaciones de racismo antiislámico por la progresía occidental.

En una entrevista publicada a fines de 2007 en FrontPage, a la pregunta de si el Islam y la democracia son compatibles, la respuesta de Sultan no dejaba lugar a dudas: “Por el momento, no lo son”. Y explicaba por qué:

– Las sociedades democráticas liberales reconocen y otorgan los mismos derechos a todos, independientemente de la religión, el sexo y la raza. Son sociedades que separan la religión del Estado. El Islam es a la vez religión y Estado.

– En lo que respecta a los seres humanos, las mujeres no son iguales a los hombres. Los no musulmanes no son iguales a los musulmanes. En un mundo dominado por el Islam, los no musulmanes serán considerados y tratados como dhimmies, como ciudadanos de segunda clase sometidos a leyes específicas.

– No menos vehemente (y emotiva) se muestra Sultan al denunciar las violencias que padecen las mujeres en nombre del respeto a las diversas variantes de la sharia. Ha tratado profesionalmente algunos de estos casos, pero también ha vivido de cerca, en su propia familia, las trágicas consecuencias de los matrimonios de honor, práctica común en todo el orbe islámico. Pero el valor de Sultan, en los dos sentidos de la palabra, trasciende el asunto de la lucha por el reconocimiento de los derechos de las mujeres sometidas a leyes islámicas. Como el mejor Voltaire, el del caso Calas, Sultan procura basar sus denuncias en casos con nombre y apellidos, pero no pierde nunca de vista lo esencial: que el Islam es un peligro para todos, hombres y mujeres, sean o no musulmanes, porque sus cultores lo consideran no sólo una religión, sino una ideología política.

El mensaje radicalmente incorrecto de esta mujer, que no se limita a hablar en nombre de otras mujeres ni sólo de las violaciones de derechos humanos en países musulmanes, está dirigido sobre todo a quienes hemos nacido y vivimos en democracias. Y que tan fácilmente olvidamos lo que está en juego.

Para empezar, hemos de reconocer que el Islam es considerado por la mayoría de musulmanes creyentes no sólo una religión, sino una ideología de dominación política. Por lo tanto, Occidente no debe tratar al Islam únicamente como una religión. (…) Hasta febrero de 2006, cuando tuvo lugar mi entrevista en Al Yazira, sentía la necesidad de hacer pedagogía sólo con el público árabe, con el que compartía mis reflexiones sobre el Islam. Pero después de esa entrevista (…) he descubierto que por desgracia también los occidentales son poco conscientes de las realidades del islamismo. (…) La ignorancia no es una opción ante [estas realidades]. Occidente tiene que darse cuenta de que el islamismo no tiene cabida en las democracias liberales y las sociedades abiertas.

Esta señora también se ha paseado por el mundo declarando que a los musulmanes se les somete a un lavado de cerebro desde la mas tierna infancia, y se les hace creer que los valores occidentales son nefastos y que el mundo será dominado por la Charía.

Ella ya tiene

dos fatwas que la han condenado a muerte

y advierte a los gobiernos occidentales que los musulmanes se aprovechan de la libertad de expresión de occidente, para predicar el odio y atacar a su país de adopción.

“Ustedes combaten a alguien que desea morir” “Deben comprender esta mentalidad para encontrar un medio que la enfrente. La mision del musulman en la tierra es la de combatir por el Islam y de matar o ser muerto. Está aquí por corto tiempo, una vez que ha matado a un kafir(infiel) puede volver con Alá.

Segun Wafa Sultan, el islam es una ideología política y occidente no comprende que todos aun los “moderados” parten de la misma base( ésto se conoce en el Islam como taquía o atar el camello, hasta que sea el momento)

La Dra Sultan. madre de tres hijos, dice que los musulmanes son prisioneros del Coran desde hace 1.400 años y que es imposible encontrar una solución mientras no se destruya el Coran

Obras

Está trabajando en un libro llamado “El prisionero escapado: cuando Dios es un monstruo”

Para saber más:

Referencias
Wafa Sultan ¿Reformista u oportunista?

SIETE MAGNÍFICAS: MUJERES CONTRA EL ISLAM

Artículo (en árabe)

Artículos de Wafa Sultan en Al-Hewaar Al-Mutamaddin (en árabe)

Anuncios

Comentarios»

1. Maite - 17 noviembre 2010

Hay que tenerlos bien puestos -los ovarios- para desde la propia cultura que la vio nacer, es decir, la musulmana, decir verdades como puños que en nuestro Occidente timorato, por su mala conciencia de un pasado colonialista y explotador de otras naciones del mundo, y por un mal entendido progresismo y temor ciego a ser tachado de xenéfobo, no se atreve a manifestar. Pensábamos que la teocracia estaba felizmente superada y que sólo era un mal recuerdo medieval, pero ahora nos vienen con más religión -el Islam- con vocación inequívoca de convertir sus postulados en ley política. Es un verdadero peligro para los avances democráticos que hemos tardado siglos en conseguir, para la igualdad real de las mujeres y para los derechos humanos en general.

Casi todas las religiones, y en particular aquellas religiones con dogma, o religiones del Libro, son tremendamente machistas, pero mientras en Occidente, de cultura mayoritariamente cristiana, se critican duramente los excesos y anacronismos reaccionarios de la Iglesia, puede
un@ declarar que es ateo, agnóstico o no pertenece a ninguna religión y no temer por su vida, en las naciones islámicas, mayoritariamente, aunque habrá, supongo yo, honrosas excepciones, como en todo, a nadie se le ocurre decir lo mismo sin temer por su vida, o al menos, ser apartado de su familia y de su red social más cercana y condenado al ostracismo.

Como mujer independiente, con una cultura y con capacidad crítica, deploro cualquier clase de dogmatismo, en especial el religioso, y más aún si cabe el fanatismo islámico, que condena a la mujer a una situación de subordinación con respecto al hombre. Estos países llamados islámicos, no podrán nunca progresar mientras tengan oprimida a la mitad de su población.

Esta mujer, que además sabe de lo que se habla porque procede precisamente de una cultura musulmana, tiene más razón que un santo y mientras las democracias occidentales -imperfectas y con todas las corruptelas que se quiera y que debemos denunciar- pero que, al menos, tienen como principios rectores el respeto a los derechos humanos, a las libertades individuales y a la igualdad entre el hombre y la mujer, no despierten de su letargo y sean tan enérgicas y valientes como lo es esta mujer en denunciar los excesos, la violencia y la opresión del islam, éste irá pentrando movido por la virulencia de su fanatismo y puede hacer peligrar los logros que una sociedad basada en leyes civiles, seculares y no religiosas, ha conquistado con siglos de esfuerzo hasta ahora.

2. Rodolfo Plata - 9 enero 2011

EL ISLAMÍSMO Y EL JUDAÍSMO SON AFLUETES DE LA LETRINA OSCURANTISTA QUE IMPONE POR LA FUERZA LO QUE NO ACEPTA LA RAZÓN, ADUCIENDO FALAZMENTE QUE ES PALABRA DE DIOS. ACTUALICEMOS EL CRISTIANISMO A FIN DE DERROTARLOS: Formulando un cristianismo que se pueda vivir y practicar, no en y desde lo religioso y lo sagrado, sino en y desde el humanismo secular laico, la pluralidad y el sincretismo, resaltando la importancia genérica de Cristo y sus enseñanzas. Y para poder lograrlo tenemos que actualizar la teología, la cristología y la liturgia, enmarcadas en la doctrina y la teoría de la Trascendencia humana, conceptualizada por la sabiduría védica, instruida por Buda e ilustrada por Cristo; la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las respuestas que la ciencia ha dado a los planteamientos trascendentales: (psicología, psicoterapia, logoterápia, desarrollo humano, etc.). Sincretismo religioso expresado por Raimon Panikkar, para explicar su sincretismo y pluralidad: «Me marché cristiano, me descubrí hindú y regresé budista, sin haber dejado de ser cristiano». http://www.scribd.com/doc/42618497/Imperativos-Que-Justifican-y-Exigen-Urgentemente-Un-Nuevo-Enfoque-Del-Cristianismo-A-Efecto-De-Afrontar-Con Éxito-Los-Retos-De-La-Modernidad

3. CristiAn - 19 agosto 2013

Mira porque no miramos a los cientificos que crean mierdas y virus y enfermedades que dicen que nacen solas y cosas por el estilo no nacen solas las crean elloS porque es su diversion esta tia no sabe ni lo que dice pero si sabe las miles de veces que se an encontrado cunetas llenas de cadaveres que no han sido los musulmanes si no los MILITARES y los CIENTIFICOS con sus bombas nucleares y sus armas que el unico objetivo que tienen es matar inocentes y niños pequeños que no tiene la culpa de la ignorancia de los cientificos esta mujer que dice que tiene tantos cojones a confundido el islam con el terrorismo que son conceptos muy diferentes pero ellos tambien hacen terrorismo a traves de crear bombas nucleares 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: