jump to navigation

Una brutal paliza mató a Aitana. 14 diciembre 2009

Posted by rcalber in Derecho, General, Historia.
trackback

En el museo del Lovre de París hay un pilar de 2,25 metros de altura y en el que aparecen representados Hammurabi delante del Dios Sol de Mesopotamia y debajo, unas lineas de Código en escritura cuneiforme, que describen unas normas encaminadas a regular y penar conductas.

…Yo soy Hammurabi, el pastor, el elegido de Enlil; soy el que amontona opulencia y prosperidad; el que provee abundantemente toda suerte de cosas para Nippur-Duranki; soy el poderoso rey que ha restaurado en su lugar a Eridu; el que ha purificado el culto del Eabzu.

… Soy el rey supremo, el Sol de Babilonia, el que proyecta la luz sobre el país de Sumer y Akkad; el rey que se hace obedecer en las cuatro regiones del mundo; soy el favorito de Istar.

Cuando Marduk me hubo encargado de administrar justicia a las gentes y de enseñar al País el buen camino, entonces difundí en el lenguaje del País la verdad y la justicia (y de este modo) fomenté el bienestar de las gentes.

El tema del Sol y los dioses tiene que ver mucho con darle un carácter divino a las normas, a fin de facilitar el cumplimiento en la población. El hecho de estar tallado en piedra y a vista de todo el mundo le confiere un carácter de perpetuidad y evita que se pueda alegar desconocimiento de la norma para eximir del cumplimiento.

PINCHA AQUI PARA VER EL CONTENIDO DE LA LEY

Dejo el enlace para quien quiera conocer el contenido por lo simpático que puede resultar ver el intento de crear un sistema jurídico eficaz y comparar con las normas actuales el que puede ser el códice más duro de la historia, donde no existe la presunción de inocencia y en donde cabe que la duda pueda ser resuelta en función de la dirección que tome una gallina.

Gran Hermano

Y ahora, miro la tele y veo el Gran Hermano, concurso en el que una serie de concursantes son, por voluntad propia, juzgados a diario por lo que hacen o dejan de hacer.

Encerrados dentro de una casa donde para subir las audiencias se les priva de tabaco, comida o descanso de forma que se les altera un comportamiento que, previamente, ha sido estudiado por un grupo de personas que preveen que se les va hacer llorar, reír o enfadar a través de estos métodos y que son los criterios que hacen que sean seleccionados en lo que quieren llamar “experimento sociológico” y que no es más que un sistema barato de llenar el contenido de una televisión cada vez más degenerada.

Aquí no cabe presunción de inocencia, derecho al honor e intimidad o propia imagen, aquí las cámaras muestran lo que quieran mostrar en el orden que mejor interese y que “supuestamente” ha recogido todo al completo y al detalle, para ser expuestos continuamente al público a vista de que tales actitudes sean juzgadas por unos señores investidos de una supuesta supremacía moral que les hace distintos al resto de los seres humanos en un juego que consiste en presentarlos a la audiencia como los seres más repugnantes e iniciar debates duros en torno a estas personas en las que el gato al agua de la audiencia se los lleva la cadena que precisamente deje al personaje salir peor parado.

El productor de un reality, que no quiere ser citado, lo reconoce: “Te piden que haya malos rollos, que se enamoren… Espectáculo”. García Huete, concede: “A veces entra gente que los psicólogos no hubiéramos recomendado, pero son los productores quienes hacen la selección final. Hay casos en los que hemos arriesgado un poco más”.

¿Se está arriesgando demasiado? La psicóloga María Jesús Álava opina que sí: “Se está sacrificando a la gente para conseguir grandes audiencias en función de historias que les pueden afectar. Viendo estos programas, uno se pregunta, ¿nos importa lo que les pueda pasar? Muy poco, porque sabemos que algunos son muy jóvenes para asimilar todo eso”.

El tema no es baladí. En Estados Unidos, donde el formato nos saca años y grados de locura de ventaja, se han suicidado al menos tres concursantes. Najai Turpin, de 23 años, se metió un tiro en la cabeza después de que se emitiera el capítulo de The Contender que protagonizaba. Nathan Clutter, de 26 años, se lanzó al vacío tras ser eliminado de Paradise Hotel 2. Cheryl Kosewicz, de 35 años, se quitó la vida tras ser expulsada de Pirate Master. Al margen de estos casos dramáticos, lo cierto es que en Estados Unidos y el Reino Unido cada vez se habla más de “víctimas” de realities. En 2006, el artista inglés Phil Collins fue finalista al Premio Turner, que concede la Tate Britain, con su proyecto The return of the real, que consiste, básicamente, en oír a ex concursantes quejarse sobre su experiencia.

En estos casos, podemos hablar de personas que aunque puedan estar arrepentidas, en su momento aceptaron voluntariamente vender su vida a cambio de que su vida pasada, presente y futura, pueda ser expuesta y enjuiciada desde el punto de vista moral, en una cadena de televisión determinada.

Los contertulianos dicen juzgar al personaje como concursante y no como persona, como si fueran cosas que se pueden separar de alguna forma y echan en cara al concursante haber participado, como si pudieran imaginar la dureza que hay detrás de las cámaras y obviar el lógico sentimiento de la ambición humana, de ser conocido y mejorar nuestras expectativas laborales y sociales.

Una brutal paliza mató a Aitana

Podríamos pensar que no toda la televisión es telebasura y que existen ciertos contenidos que escapan a ella, como pueden ser los telediarios.

Si grave es el daño que puede hacer la continua exposición y el enjuiciamiento moral, peor es cuando se realizan juicios penales paralelos, los llamados “juicios televisivos”, en el que ya no importa el principio de presunción de inocencia hasta ser juzgado y condenado o la posibilidad de contrastar noticias.

Hemos pasado de “una noticia no es noticia si no rumor, hasta que no este suficientemente contrastada” al “no dejes que la verdad te estropee un buen titular”.

Recuerdo cuando todos se regocijaban cuando el Sr. Urdaci tuvo que rectificar, por primera vez en la historia, una noticia dada en un telediario (el famoso CCOO). Recientemente, no uno ni dos, si no varios medios de comunicación han tenido que verse obligados a retractarse y rectificar una noticia publicada en la que se acusaba a un sr. de haber maltratado y violado a una niña de 3 años.

Este Sr. que salía en televisión conducido a comisaria, esposado y entre insultos que emitían los propios periodistas fue puesto en libertad sin cargos por el magistrado juez Nelson Díaz Frías, titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7, después de que los primeros datos del informe de la autopsia evidenciaran que la niña no había sufrido ni malos tratos, ni agresiones sexuales y que la causa de la muerte fue un traumatismo cráneo-encefálico provocado por una caída de la pequeña en un parque infantil.

En esta foto se le puede apreciar. Los agentes que le acompañan tienen las caras pixeladas, tratamiento que no recibe el detenido y bajo el titular “Una brutal paliza mató a Aitana”

Sin embargo, las piezas empezaron a no encajar ese mismo día. La madre de la pequeña defendía a capa y espada a su novio. Explicaba, al igual que hizo él a la policía, que la niña se había caído en el parque y que no había sido maltratada en ningún momento.

Los vecinos del Residencial Atlántico II de Arona, donde reside la pareja desde hace un mes cuando llegaron desde Madrid, aseguraban que no habían notado nada extraño, aunque también precisaban que no la conocían ya que hacía poco tiempo que vivían en la zona.

Los profesores del centro en el que estudiaba Aitana también señalaban que nunca se imaginaron que la menor sufriera malos tratos y que en muchas ocasiones era Diego el que llevaba a Aitana al colegio ya que su madre trabajaba en Santa Cruz de Tenerife.

A pesar de todo ello, la población aún no cree que la niña haya muerto por una simple caída. Diego permanece en la casa de un familiar con protección oficial “para que no lo linchen”, porque “los ánimos están muy caldeados”, declaró el abogado, quién adelantaba que prepara la querella “desde la frialdad y con buenos fundamentos jurídicos” para que se investigue por qué motivo “en el siglo XXI y en un país de primer nivel” no se realizó una radiografía a la niña.

Conclusiones

Se dice que en la actualidad, además del poder ejecutivo, legislativo y judicial existe el poder mediático cuya fuerza radica en el movimiento de las masas y de las corrientes de opinión. Por tanto, si los medios no actúan de forma honesta, ofreciendo información útil y veraz, nos distanciaremos de la realidad que nos rodea y no obraremos en función de realidades objetivas para colaborar en el desarrollo de la sociedad con nuestro voto o con nuestras demandas políticas y/o legislativas.

Los medios pueden servir, además de para informar, para conseguir prestigio, manipular situaciones o crear conciencia. Si se aleja de su función por motivos menos nobles, como el poder o el dinero, no ayudaría en nada al desarrollo de la sociedad si no al beneficio de unos pocos.

Puedo entender que las televisiones privadas no tengan ese espíritu, pero la concesión administrativa les obliga a servir a tales fines incluso a costa de ganar menos dinero. Asimismo, somos TODOS dueños de una televisión pública que debe alejarse de tales prácticas y que debe ser el ejemplo a seguir por el resto de los medios.

Lejos de lo anterior, la televisión de hoy se parece más bien a un Código de Hammurabi encubierto, en el que cuestiones personales o políticas, se dirimen y vengan a través de acusaciones, vetos, contestaciones, dimes y dirites y en el que el objetivo es desgastar y desprestigiar al rival a costa de lo que sea y el medio de comunicación sólo es un objeto al servicio de tales fines.

En este contexto de lucha por el poder y el liderazgo, no es de extrañar que los medios se alejen de las buenas prácticas y caigan en este tipo de situaciones, tremendamente injustas y abusivas para las personas que lo viven.

Es de exigir y más en un NOTICIERO cierta prudencia y respeto a una información plural, veraz y objetiva, con sometimiento pleno no solo a la ley, sino también a la moral, a las buenas costumbres y al orden público.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: