jump to navigation

El pago del rescate 22 febrero 2010

Posted by rcalber in Derecho, General.
trackback

“La liberación de los cooperantes españoles se puede producir en cualquier momento”. Esa fue la frase que utilizó el pasado miércoles un alto cargo del Ministerio de Interior cuando un destacado miembro de la judicatura española le preguntó sobre la suerte que podían correr Alicia Gámez, Roque Pascual y Albert Vilalta.

El Ejecutivo español, con la ayuda e intermediación de las autoridades de Mali, llegó a un acuerdo la última semana de enero con los terroristas de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) para pagar cinco millones de dólares por la liberación de los cooperantes de Barcelona Acción Solidaria.

El acuerdo se materializó días después de que los agentes del CNI destacados en Bamako llamaran a Madrid para confirmar al Ejecutivo español que habían visto un vídeo donde aparecían los tres cooperantes españoles sanos y salvos.

Todas esas circunstancias indican que la puesta en libertad de los tres cooperantes catalanes, que están en manos de AQMI desde el 29 de noviembre de 2009, parece inmediata.

Fuentes del ejecutivo niegan las informaciones que hablan de que el Gobierno ha pagado ya un rescate por los tres cooperantes y también las que apuntan a una liberación inmediata en los próximos días.

Tampoco lo creen los familiares y compañeros de los secuestrados que dicen que han optado por blindarse emocionalmente ante todas estas noticias. Por lo que ellos dicen, todavía tendrán que esperar.

Lo que sí les consta que se va a producir de forma inminente es la liberación del ciudadano francés, secuestrado por el mismo grupo que retiene a los tres cooperantes españoles.

En España, si alguien paga una extorsión al grupo terrorista ETA lejos de eximirle de responsabilidad penal por “actuar bajo miedo insuperable”, se le juzga y condena por “colaboración con banda armada”

Esta actitud tiene su base en la creencia de que si uno paga ante una extorsión o secuestro puede librarse de sufrir un mal mayor pero financia el secuestro o asesinato de otro.

Este ha sido un principio del Estado de Derecho. No se negocia con delincuentes y mucho menos si son terroristas.

El Estado de derecho es aquel en que el propio Estado, además de los ciudadanos, esta sometido al propio ordenamiento jurídico. Si es cierto o existen indicios racionales de que alguien ha pagado un rescate a una banda armada, no debe limitarse a salir en los periódicos, si no que tales hechos deben ser llevados y tratados por la justicia.

Me alegro mucho por estos señores que van a salir en libertad sin daño alguno, pero la ley es igual para todos y nos estamos acostumbrando en demasia, en que haya seres que estén por encima del bien y del mal.

La ley es la que es. O se cambia y se puede negociar y pagar a bandas armadas o no se puede, pero la norma que exista VINCULA A TODOS LOS PODERES PÚBLICOS, porque pertenecer al Gobierno, al Congreso o al colectivo de “amigos de los animales” no te enviste NUNCA de ningún poder especial que te permita tener un trato con la justicia, que el resto de ciudadanos no tenemos.

En cuanto al pago de rescates, yo comprendo o más bien imagino la situación que pueden atravesar las víctimas, pero también tenemos que comprender o imaginar lo que pensaría y diría la siguiente víctima de estos delincuentes.

El pago del rescate ha vuelto a colocar la etiqueta de “secuestrable” a todos los cooperantes, turistas o empresarios que se atrevan a viajar a este tipo de paises.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: