jump to navigation

La lógica de lo justo 24 febrero 2010

Posted by rcalber in Derecho, Economía, General.
trackback

Dicen los jurísticas que todos tenemos un sentido de lo jurídico desde el momento en que nacemos. Es cierto, no existe una conversación que se caliente en la que no aparezcan los términos “eso no es así” o “¿eso como va a ser?” ó “A eso no hay derecho”.

Si a un niño le quitas un caramelo llora, no porque piense que la conducta esté tipificada dentro del Código Penal como un hurto, si no porque simplemente le parece injusto por su “lógica”.

Normalmente, la mayoría de las cosas cuando se entienden son justas y lógicas, pero todos sabemos de cosas que no están bien reguladas y que se hacen muy complicadas de explicar desde el punto de vista legal porque choca con el criterio humano de “lo justo”.

Uno de esos sentimientos de “atropello” se dan de forma continuada y generalizada con las autoescuelas.

Cuando empieza uno con el teórico todo es maravilloso, todo son facilidades y ciertamente no es caro. El problema es cuando viene el temido “práctico”.

Todos nos hemos encontrado con el típico simpático profesor que nos distrae mirando “chicas”, que nos “habla”, nos “grita” o nos pone de alguna forma nerviosos para luego decirnos “¿Has visto como todavía no estás preparado?”

Todos tenemos la sesación de que éstas cosas no cuadran mucho con una labor ciertamente pedagógica y nos dá a pensar que quizás, a alguién se le esté ocurriendo alargar el número de clases para poder cobrar lo máximo posible.

Más claro aún queda cuando vemos días que suspenden a todos o aprueban a todos. Resulta que nunca hay términos intermedios ¿De quien es la culpa? ¿No están los alumnos preparados o alguien nos la está jugando? ¿No es un fracaso que un profesor lleve a 5 alumnos a un examen y suspendan todos?

A nadie le cabe ninguna duda de que las autoescuelas son como los cementerios. El dueño del cementerio dirá: “no le deseo la muerte a nadie pero vivo de que la gente se muera”

No me apetece lanzar la sombra de la duda sobre todas las autoescuelas pero a mi no me extrañaría irme a la cafetería que está abajo de Tráfico en Sevilla y encontrarme una conversación, ficticia por supuesto, tal que asi:

– ¿Que pasa Juan?
– Aqui andamos ¿Un botellin? (una cerveza marca Cruzcampo de 1/5 l)
– Enga, amo a echarlo
– ¿Con quien ta tocao?
– Contigo cojoné, no me ves aquí
– ¿Como anda la cosa?
– Po komo va andá, una puta mierda con la crisis. No tengo a nadie para dar clases y el comodín (Persona que se utiliza para tapar los agujeros horarios que dejan otros) se me ha cambiao de autoescuela

Resultado: Todos suspensos.

También podría relatar una conversación imaginaria en la que se pide que se suspenda a todo el mundo menos al “comodín” o “comodines” o en el que se pida que se aprueben a todos porque hay mucha gente esperando y exita temor de que se vayan a otra autoescuela, o también que sólo aprueben a uno porque le dá mucho por culo o que lo suspenda por el mismo motivo o cualquier otra cosa que no tenga nada que ver con las habilidades en la conducción y circulación de vehículos a motor.

Esto no tiene porque ocurrir siempre, porque la gente se jubila, cambia de provincia, asciende o porque la ética impide este tipo de cosas, por lo que no siempre estas cosas son posible.

El hecho de que no sean posibles, no quieren decir que no sean evitables o que no se deban evitar

Pués atendiendo a la lógica, si el problema reside en que el numero de clases que se dan repercute en beneficio de la autoescuela, para cambiar eso sólo habría que fijar un precio tasado, que se pagaría en las propias oficinas de tráfico con elección de la autoescuela.

La autoescuela vendría obligada a dar un mínimo de clases para presentar al alumno. Si el alumno suspende es tanto por culpa del alumno, como por culpa del profesor.

El alumno pagaría tasas.
El profesor entraría en pérdidas si el alumno no aprueba.

Existen otras fórmulas, como evitar que el profesor vaya al examen y que el examinador conozca la autoescuela de procedencia, obligación de rotar alumnos cada X clases y obligar a los profesores que superen X rotaciones a volver a pasar por el Centro de Enseñanza de Profesores de autoescuela, obligar a que existan un numero de clases (por ejemplo 50) y que no exista examen de práctico y mil millones más.

A mi hay otra que me gusta mucho pero que levantaría ampollas. Consiste en poner el carnet de conducir como una actividad escolar, con una asignatura de seguridad vial. Al finalizar el curso y para obtener el graduado en ESO, se darían clases prácticas y un examen. Esto podría salir muy bien o muy mal, primero por el cabreo de las autoescuelas que pasarían a ser algo asi como “clases particulares” y segundo por la cantidad de personas que no tienen el graduado y necesitan el carnet de conducir ¿Tendríamos más personas con educación básica o más personas circulando sin carnet?

Yo, lo que no entiendo, es que se siga usando éste sistema que, de una forma u otra, cabrea a todo aquel que quiere obtener el permiso de conducir y que sólo contenta a las autoescuelas.

Comentarios»

1. Uju - 24 febrero 2010

Al parecer no has tenido un paso por la autoescuela muy agradable,gente maliciosa hay en todos los gremios eso seguro,desde el panadero que da las barras con menos peso,el barman que te da garrafón,los guardias que te multan sin un motivo claro y cientos de empleados de empresas que no se ganan el jornal que se llevan a casa y exigen sus derechos.Soy profesor de autoescuela y si estaria bien que se diese la enseñanza desde pequeños.El alumno de autoescuela solo ve que su amigo(que ya estaba harto de conducir)aprueba a la 1ª y alomejor no se quiere dar cuenta de que conducir no es lo suyo,porque no te pienses que todo el mundo vale.Hay que reconocer las limitaciones de cada uno.Yo tengo alumnos que pasan una vez por determinadas calles y no hace falta repetir las cosas y otros pasas 100 veces y no se coskan;claro es mas facil decir que el profesor te distrae o no te enseña que admitir que alomejor somos un poco negaditos para el tema de la conducción.Lo de las clases minimas y al examen te digo lo mismo,¿cuantas se necesitan? algunos solamente 10 y otros 100.Ah,yo estaria encantado de no ir en examen,ceder el coche al examinador y adelante.Vuelvo a repetirte que getas hay en todos los sitios, pero también hay que mirar hacia dentro y ser francos con nosotros mismos.

2. rcalber - 24 febrero 2010

Eso por supuesto, pero sin animo de ofender yo prefiero evitar los conflictos y no parece muy lógico el actual sistema, que no deja contento a ningún alumno y que levanta muchas suspicacias.

Creo que por tanto, cualquier medida que esté encaminada a garantizar la transparencia y objetividad en cuanto aptitudes a la hora de decir que alguien está o no capacitado para llevar un volante es bueno para todo el mundo, menos para los jetas.

Eres y te lo digo con la mano sobre la biblia, el unico profesor que conozco que sea honrado.

Es cierto que los alumnos echan la culpa a todo el mundo menos a si mismos, en muchas ocasiones, pero lo que digo, te aseguro que no me lo saco de la manga.

Los examenes para sacar el carnet de camiones y autobuses son a precio tasado, por lo menos en Sevilla. Evidentemente, si se hace lo mismo con el B, hay que poner un precio justo para que no se abuse de la “tarifa plana” por ninguna de las partes (imagino que un minimo de clases y la obligacion de presentarse cada cierto tiempo para no perder el teorico o cosas similares).

Una persona que pasa un reconocimiento médico vale SIEMPRE. Puede ser más torpe o más listo, más hábil o menos hábil, pero si empezamos a dudar del Reconocimiento Médico en cuanto a validez nos metemos en otro berejenal.

Cuando alguien no va bien en su aprendizaje es culpa del alumno, pero tambien del profesor por diversos factores. Todo el mundo tiene que mirarse su ombligo.

3. Uju - 24 febrero 2010

Estoy de acuerdo contigo en que la educacion no puede ser “plana”, osea para todos igual, hay gente con la cual hay que tener mas paciencia y la enseñanza ha de ser mas particular y mas lenta;pero entonces surge el gran problema,si estamos dando clase en zonas de poca circulación (poligonos por ejemplo o pueblos sin apenas tráfico), enseguida salta la suspicacia y el nerviosismo.”¿que hacemos por aqui?Llevame al jaleo,”estamos perdiendo el tiempo”, por ejemplo,la primera clase deberia ser(pedagogicamente hablando),entera a motor parado,conociendo los diferentes mandos del vehiculo,elevalunas, limpias,luces, ect.Ahora imaginate lo que te va a decir un alumno que no se ha movido del sitio y logicamente yo le he facturar mi tiempo. De verdad , es bastante más complejo de lo que te imaginas.

4. ARISTIDES - 24 febrero 2010

Una pregunta:
Los prefesores hablan de “educación y de pedagogía” , pero…..¿dónde han cursado ellos estos estudios?, ¿tienen algún tipo de licenciatura o hablan de oidas?.
La educación vial se debiera dar en las escuelas y allí se debieran examinar los alumnos al terminar la ESO para aprobar el teórico.

De losprefesores que dan las clases prácticas siempre me quedó la oponión de son prefesionales que conocen su oficio, pero con muy poca formación académica en materia educativa en temas como la asertibidad, resolución de problemas, relajación, etc.

Más parece que son personas que en su día sacaron una licencia y que funcionan con la buena voluntad que les da su entender.

5. Uju - 25 febrero 2010

Las asignaturas que se imparten actualmente a los profesores de formacion vial son: Reglamentación de vehiculos,Normas y señales,Seguridad vial y coducción economica y eficiente,Mecanica,Pedagogia aplicada a la conducción,Psicologia aplicada a la conducción y primeros auxilios.
No te discuto que los primeros profesores que surgieron, al igual que los conductores, en su dia con una simple autorización fuese suficiente.Desde luego actualmente la cosa ha cambiado bastante.En muchisimos gremios ha ocurrido lo mismo,yo conozco gente que trabaja en sucursales bancarias y entraron solamente por tener una cartilla bastante llena por ejemplo.

6. rcalber - 25 febrero 2010

Si Uju, es cierto y lo hecho hecho está, pero los propios profesores de autoescuela se preguntan si para acceder no tendría que hacerse si no a través de carrera universitaria, o por ejemplo, a partir de la carrera de profesor.

Tu sabes perfectamente la saturación que hay y la polémica que surgió a raiz del último examen de profesor de autoescuela. Podriamos tener profesores mejores y en menos cantidad lo que redunda en beneficio de todo el mundo.

¿Te acuerdas de “a que velocidad puede circular una calesa”?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: