jump to navigation

Los planes de pensiones privados 15 marzo 2010

Posted by rcalber in Economía, General, Politica.
trackback

Cuando Dios repartió el Don de la Oportunidad, nuestro Gobierno debió estar distraido.

Hace quince años, al ex ministro de Economía, Pedro Solbes (al mismo que en el debate con Pizarro antes de las elecciones acusaba a éste último de querer privatizar las pensiones), le llovierón chuzos de punta cuando recomendó la suscripción de un plan de pensiones privados, entre otras cosas, porque viniendo del Ministro de Economía no era muy buena señal de la salud del sistema.

La experiencia no debe ser un grado cuando le ha dado por repetir al ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ese mismo que también criticó este tipo de productos al comienzo de legislatura, en un momento en el que encima se están poniendo encima de la mesa medidas encaminadas al recorte de las pensiones bien por aumento de la edad de jubilación o por los periodos de computo de los últimos años cotizados.

No es un globo sonda, va en serio. A la vez que lo anunciaba en la página 5 del documento preparado por CCOO se dice que “propiciaremos la creación de compromisos por pensiones en los convenios donde hoy no estan reconocidos, incorporando esta materia como un contenido habitual al ámbito de la negociación colectiva” palabras que vienen de quien además de ser lider de CCOO preside una consultora de pensiones privadas según intereconomía.

Es decir, se está planteando encarecer en plena crisis los costes laborales, con nuestra credibilidad internacional bajo mínimos, poniendo en duda la solvencia de nuestro sistema de pensiones, cosa que es cierta desde hace al menos 15 años cuando Solbes lo dijo, con el fin de fomentar el ahorro en un momento en el que menos se necesita es propiciar el ahorro en pro del consumo, al menos mientras no salgamos de ésto, porque no es posible hablar de recuperación a la vez que se siguen destruyendo empresas a un ritmo tal, que dar una cifra de 80.000 nuevos parados nuevos, con todo lo que lleva caido, debe ser la máxima preocupación y prioridad por sentido común y porque así lo dicen los ciudadanos en las encuestas.

Para entrar en el contenido, sólo decir que es lógico que los ciudadanos no hayan apostado por el sistema privado para complementar las pensiones, entre otras cosas, porque no debe extrañar que frente a la especulación urbanistica que han fomentado, y que permitia que se comprase un piso en 15 millones y se vendiera un par de años después por 30, teníamos y tenemos unos fondos de pensiones que apenas rinden lo mismo que el IPC.

Esto es debido a que nuestra regulación prevee una comisión máxima de gestión de un 2% así como un 0,5% en la gestión que se calculan sobre lo que el cliente deposita y no sobre las rentabilidades que dan a sus clientes, que es el verdadero servicio que se debe pagar y que se solicita.

Lejos de penalizar fiscalmente la especulación, cargando tanto la compra como la venta de la segunda vivienda, decidieron atacar a lo contrario, los planes de pensiones a los que se eliminó la deducción del 40% para el rescate de los planes de pensiones en forma de capital.

Según datos de Lipper, quién puso 30.000 euros en el año 1999 y aportó 300 euros al mes desde entonces, rescató en Diciembre 75.840 Euros. Estás mismas cantidades en el Reino Unido habrían aportado 103.318 Euros al inversor, con la mitad de comisiones.

Sólo 5 de los 800 planes de pensiones con 10 años de historia tuvieron una rentabilidad superior a la del Índice General de la Bolsa de Madrid, según un informe del IESE.

Es increíble la cantidad acumulada de despropósitos, incongruencias y desatinos a las que nos estamos acostumbrando. No me extraña que la clase política se situe como la 3º preocupación del país, en puestos más elevados que el propio terrorismo, las drogas, la inseguridad ciudadana, la sanidad, la vivienda, las pensiones, los problemas de índole social, el racismo, etc.

Comentarios»

1. Mik - 15 marzo 2010

Hace años que lo veo exactamente así. Poco rentables para nadie que no sean los bancos, a quienes, en los 90, les vinieron muy bien las inyecciones de liquidez que supusieron los ciudadanos amedrentados que suscribían planes de pensiones.

2. ARISTIDES - 15 marzo 2010

El suscribir planes de pensiones es una forma de capitalizar a las entidades bancarias. El ministro lo recomienda porque de esta forma el gobierno puede reducir las posibles dotaciones a un sistema financiero que está ávido de capital.

La mayoría de los planes invierten en renta fija, donde la rentabilidad este año será escasa, pero que ayuda a capitalizar a los estados o las empresas que emitan bonos.

En realidad los planes de pensiones privados no debieran ser necesarios y menos cuando los trabajadores han cotizado durante largo tiempo. Me temo que lo que se pretende es cautivar el dinero durante largo tiempo -para el bien de los de siempre- con el fin de dar liquidez al sistema.

Las preguntas son: ¿quién garantiza que los partícipes llegado el momento, van a disponer de su dinero?, ¿qué motivos hay para fiarse de un sistema bancario causante de una crisis de tal magnitud?, ¿los brokers, paradigmas de la especulación, son de fiar?, ¿el mercado de capitales está suficientemente regulado y ofrece garantías para que no vuelva a ocurrir otra crisis financiera como la actual?, ¿la agencias de calificación tienen alguna credibilidad después de las hipotecas subprime?.

Si todas estas preguntas no obtienen una respuesta satisfactoria, tendríamos que preguntarnos qué motivos tenemos para dejar nuestro dinero cautivo en un plan de pensiones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: