jump to navigation

Ley de Rendimientos Decrecientes en la Administración 5 abril 2010

Posted by rcalber in Economía, General, Politica.
trackback

La producción de un bien o la prestación de un servicio requiere el empleo de determinados recursos. Los recursos principales son la mano de obra, el capital y el terreno.

En cuanto a la mano de obra, aumenta la producción a medida que aumenta la cantidad de mano de obra pero llega cierto momento en que esta curva se vuelve decreciente. Es decir, una mayor cantidad de mano de obra no asegura una mayor producción, sino que está tiene un “punto de equilibrio”.

En la actualidad se está generando un debate sobre nuestro modelo autonómico, ya que en opinión de algunos, parece que se estan llegando a duplicidades y a un volumen ingente de burocracia impropio de una administración que dice ser de primer nivel.

Nuestra Constitución dice que el Estado tiene 2 cámaras, una es el Congreso de los Diputados y que hace representación de las personas y la otra es el Senado, que hace representación de los territorios que integran el Estado.

Las leyes se generan en el Congreso de los Diputados y pasan al Senado, que las aprueban, enmiendan o vetan. Si se aprueban van directamente al Rey para que finalice el proceso de aprobación y publicación y si se enmiendan o vetan, vuelve al Congreso. El Congreso puede aceptar o rechazar tales enmiendas o veto mandandolo directamente al Rey o incluso directamente a publicar, con lo que el Senado no tiene poder en la práctica.

Resulta que tampoco el Congreso es una exclusiva representacion de las personas, si no que existe un sistema de circunscripciones que hace que el voto en un determinado territorio o en otro, tengan pesos distintos.

A todas luces, parece por tanto que hay que dar más peso al Senado y modificar el Congreso o suprimir el Senado. Yo pienso que es mejor suprimirlo y dejar el Congreso como está.

Tenemos también las CCAA, que defienden los intereses de cada región y que tienen unas competencias exclusivas que no tiene el Estado.

Yo creo que desde el Estado se pueden crear leyes “marco” o “base”, es decir, cada CCAA puede hacer lo que quiera dentro de su región, pero dentro de un marco impuesto por el Estado. Así, por poner un ejemplo, existiría una obligación para todos de atender en cualquier Comunidad Autonoma la petición de sanidad de cualquier español, asi como un sistema conjunto para compartir información, pero a su vez, cada uno gasta su partida en sanidad donde crea que pueda ser más necesario.

Finalmente tenemos los entes locales. Yo pienso que es lo que habría que suprimir. Son un foco de corrupción y dificiles de controlar por su excesiva atomización, además, su gestión es muy complicada debido a las carencias en financiación.

Yo pienso que tendría que existir un único Ayuntamiento, por ejemplo el de Sevilla. A partir de aquí, se podrían gestionar más facilmente un plan para llenar de trenes el area metropolitana de Sevilla, rutas de autobuses o generar una comisaria de Policia Local, pero con varios vehiculos patrullando en distintas poblaciones. Si existe un problema en uno, es más fácil que puedan coordinarse.

No se puede tener cada pueblo cargado de Administraciones. Hoy en día se pueden hacer denuncias por teléfono o Internet, denuncias que luego hay que ratificar en el Juzgado, por lo que parece absurdo que exista una Comisaria de Policia en cada pueblo para que se firmen alli las denuncias. Tambien pueden crearse oficinas únicas, con el fin de hacer lo mismo que hacen los gestores Administrativos, recopilar documentación y enviarlas al organismo correspondiente para las solicitudes de los Administrados, que también puede hacerse por correo y que podrían hacerse por fax o internet (hoy en día ya existe firma electronica EN EL MOVIL y se podría utilizar para grabar una conversación firmada que autorice el acceso de datos entre distintas unidades de gestion para que el ciudadano no quede “mareado” buscando “papeles”).

Por tanto, los medios tecnologicos actuales acercan al ciudadano a la Administración. A la vez, los servicios de limpieza, retirada de vehiculos, seguridad ciudadana, mantenimiento de carreteras, etc quedarían mejor gestionados centralizandolos.

Anuncios

Comentarios»

1. ARISTIDES - 5 abril 2010

¡Vaya tema¡.

En dónde vivo, el verdadero poder lo tienen las diputaciones, incluso más que el propio gobierno autonómico, que queda para cuestiones de indole general, pero que precisa de las aportaciones económicas de las primeras que son quienes recaudan los impuestos y hacen la caja.

Las diputaciones legislan en cada territorio y ejercen el control sobre los ayuntamientos a los que dotan presupuestariamante.

No quiero decir que sea un modelo mejor ni peor que el de otros sitios. Simplente es distinto porque resta poder al gobierno autonómico para trasladarlo a unos entes intermedios entre éste y los ayuntamientos. En la práctica, el grupo político que tiene la Diputación es quien dispone del poder sobre la provincia y condiciona las posibles decisiones del gobierno.

Esto es así porque, en el Gobierno, cada provincia aporta el mismo número de asientos, sin tener encuenta la población de cada una
(Ejemplo: 5 votos vizcaínos valen como 1 alavés). Este desequilibrio se corrige en la representación a la Diputación que, en la práctica, es quien ejerce el mayor grado de gestión sobre el territorio.

2. Webs, noticias, curiosidades, artículos… » La web donde DROBLO escribe y comparte lecturas… - 22 abril 2010

[…] Ley de Rendimientos Decrecientes en la Administración […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: