jump to navigation

No llames tonto a nadie. Mejor pidele un préstamo 10 mayo 2010

Posted by rcalber in Economía, General, Politica.
trackback

En los últimos meses se ha popularizado el término PIGS (Cerdos), que es el término con el que los habitantes del Reino Unido califican las economías de los paises de Portugal, Italia, Grecia y España.

A mi hay una frase que me gusta mucho que viene a decir que si yo te debo 10 euros a alguien yo tengo un problema pero que si te debo 1000, el problema lo tienes tú. Curioso, por tanto, me parece que se denigre y se desacredite de esta forma a un grupo de paises que dependen de tener cierta credibilidad crediticia para poder pedir prestado dinero o reestructurar sus deudas.

Concretamente, los bancos del Reino Unido tienen la siguiente exposición a estos PIGS:

– Grecia: 15.000 millones de dólares
– Irlanda: 188.000 millones de dólares
– Italia: 77.000 millones de dólares
– Portugal: 24.000 millones de dólares
– España: 114.000 millones de dólares

Es decir, son acreedores de 438.000 millones de dólares sólo de estos 5 paises a los que llaman cerdos, algo así como un 25% de su producto interior bruto ¿Cuanto dinero tendrán y en que paises comprometidos? ¿Más Islandias y Dubais? ¿En EEUU, con una deuda de 12 billones de dolares, que acabaran pagando con moneda devaluada?

Y es que en el Reino Unido consideraban la economia de Alemania, basada en la industria y la exportación, como una economía retrasada frente a su moderna economía basada en las genialidades financieras.

Quizás, el sentido de llamarnos PIGS venga del excesivo endeudamiento tanto del Estado Español con un deficit de alrededor del 50% del PIB y con un deficit del 9,8%, pero no creo que el argumento sea esto puesto que el Reino Unido arrastra el mayor de los déficits públicos del G-20, del orden de un 13%, superior al de España, al de Grecia, al de Irlanda y al de cualquiera de los países con las cuentas seriamente comprometidas y la deuda soberana, por su parte, ronda el 100% del PIB (gran parte para salvar a la banca), el doble que nuestro país y se sospecha que ha utilizado las mismas artimañas que Grecia, con Goldman, para ocultar deuda.

Puede que alguno caiga en la tentación de pensar que es una cuestión de prestigio, pero como bien indicó Droblo en este artículo “sólo dejar claro que hasta una potencia mundial puede padecer una gran crisis y no por ello pasar a ser un “país de segunda” como desde allí parecen olvidar algunos con términos despectivos como PIGS, PIIGS (incluyendo a Irlanda) y que ahora se les ha vuelto en contra con el nuevo –y estúpido- acrónimo STUPID (España, Turquía, UK, Portugal, Italia y Dubai)” y este es el mismo pais que en 1976 tuvo que pedir ayuda al FMI para evitar la bancarrota cosa que todavia no ha ocurrido con España, Portugal e Italia, aunque es cierto que Grecia va a tener que tirar de esta ayuda.

Puede ser que piensen que nuestra economía tiene los pies de barro, por estar basada en el ladrillo y en el endeudamiento de las familias pero es que ya hemos visto la situación en la que se encuentra el sector financiero del Reino Unido y los problemas que puede acarrear para el pais. Encima, de promedio, cada británico debe a los bancos un 170% de su ingreso anual. Los hogares ingleses están incluso más endeudados que los norteamericanos.

Como vemos, un pais más endeudado, con más déficit, con la renta disponible de sus ciudadano en minimos, con probable deuda oculta y encima, con mayor presión fiscal. Sólo Italia tiene mayor presión fiscal que el Reino Unido según este informe de la lista Forbes

Tambien puede que pensemos que los británicos son ricos y que podrían pagar más impuestos, pero eso lastra el crecimiento económico y la alternativa es bajarlos, aumentar el déficit y rezar para que no lancen otro ataque especulativo contra tu deuda o contra tu moneda (no sería tampoco la primera vez). En todo caso, lo cierto es que la diferencia entre ricos y pobres se ha puesto en niveles de los 70 en el Reino Unido con cifras del año 2007-2008, alcanzando el triste record de 13 millones de pobres para una población de 62 millones de habitantes. Además, el número de menores de edad que viven en familias de escasos recursos económicos ha aumentado, por lo que, en opinión de Oxfam, “el Gobierno no podrá cumplir su objetivo para 2010 de reducir a la mitad la pobreza infantil en el Reino Unido.

Según muchos, una de las ventajas de no estar en la zona euro es que el Gobierno británico podría jugar con la moneda a placer dejándola flotar en los mercados o devaluándola directamente para recuperar la competitividad perdida por los altos salarios y la anterior fortaleza de la divisa británica. Y así ha sido, la libra se ha devaluado un promedio del 30% con respecto al euro en los dos últimos años.

Las consecuencias de la depreciación han sido también inmediatas. Se han drenado las reservas del país y sus ciudadanos son más pobres, especialmente, los que residen fuera. De España han tenido que salir ya varios miles de expatriados y jubilados que no podían soportar el alto coste de la vida.

Como en España, el sector privado se está ajustando el cinturón mientras el Estado gasta más. El desempleo se acerca al 8% y tiene ya en la cola del paro a 2,5 millones de personas. Una cifra ridícula en comparación con la nuestra, pero alarmante en un país en el que el desempleo había virtualmente desaparecido durante la última década.

A cambio, el Estado ha de gastar una suma altísima todos los meses en los subsidios a la población no activa, mayormente estudiantes, que suma la impresionante cifra de 8 millones de personas y que cada vez sube más, tanto en cantidad como en cuantía. A ello hay que sumarle el mantener la escalofriante cifra de seis millones de funcionarios sobre 62 millones de habitantes, tasa más alta aún que la desesperante cifra española y cuyas nóminas, a diferencia de lo que ocurre en España, son más golosas que las del sector privado.

Puede que pensemos también que están sosteniendo un superestelar estado del bienestar al que se podría renunciar, pero relacionando delincuencia con estado del bienestar, resulta que según un informe europeo, los niveles de delincuencia fueron más elevados en Irlanda, Reino Unido, Estonia, Holanda, Dinamarca y más bajos en España, Hungría, Portugal y Finlandia.

Buscando un dato más objetivo, el Indice de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas, que intenta medir las condiciones de vida de los ciudadanos de cada país utilizando valores como la educación, esperanza de vida o nivel de vida, situa a España, Italia e incluso Grecia por encima de Reino Unido.

Por tanto, por mucho que le de más vueltas, no veo que nuestra situación sea buena y de hecho, soy el primero en protestar por ello, pero no entiendo ese desafortunado acrónimo salvo del que sólo puede ver la paja en ojo ajeno y no la viga en el propio.

No obstante, ningún tonto se queja de serlo así que no les debe ir tan mal.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: