jump to navigation

Yo soy más igual que tú 16 mayo 2010

Posted by rcalber in Economía, General, Politica.
trackback

Recientemente, el Gobierno ha anunciado un duro recorte que supone una bajada del sueldo de los funcionarios públicos del 5% y la congelación para 2.011 tanto de las nominas de los funcionarios como de las pensiones.

El Gobierno pretende asi ahorrar 5.000 millones (2.400 de CCAA) y más de 1.500 millones procedentes de la congelación de las pensioness. A ello, hay que sumar la desaparición del llamado cheque-bebe, 6.000 millones en Infraestructuras, asi como en otras medidas de recorte del gasto.

Al final, el Gobierno de Zapatero ha tenido que asumir el coste político que suponen estos recortes, además de por el problema que supone la colocación de deuda pública y su encarecimiento, por las siguientes razones:

– Como exigencia de un fondo de rescate europeo ante el que ha cedido Angela Merkel en el que, España, supone un coste de medio billón de euros.

– Porque el Estado tiene extendido un aval por valor de 100.000 millones de euros, del que ya se han usado más de 60.000 millones, para que le presten a la banca y que podría convertirse en papel mojado si España no controla su déficit y es incapaz de reestructurar su deuda.

– Porque las CCAA emiten deuda pública con aval del Estado y también podría quedarse en papel mojado por las mismas razones.

Si bien es cierto que España necesita más medidas, algunas económicas y otras no; como pueden ser medidas encaminadas a mejorar la educación, la inversión en i+d o la manida reforma laboral, lo cierto es que “apretarse el cinturón” y el “estoloarreglamosentretodos” no pueden convertirse en cantos de sirena que impliquen recortes en los presupuestos del Estado mientras las CCAA siguen despilfarrando con empresas privadas de capital público para huir del control de la Administración o con aparatos burocráticos que escupen a los principios constitucionales para la Administración de transparencia, eficiencia y eficacia.

Si el Estado está cada vez más endeudado y cada vez tiene más déficit, tambien lo están los Ayuntamientos y las CCAA, y ante eso, tenemos que pedir que se le ponga freno, tanto si están gobernadas por el PSOE como si están gobernadas por el PP u otro partido minoritario.

Nuestros políticos se llenan la boca hasta el absurdo con la igualdad y nuestros miembros y “miembras” del Estado pretenden, TODAS, sacar de los presupuestos más que la media del conjunto de las CCAA, entre otras cosas, para ocupar 1/3 de los presupuestos autonómicos en mantener una plantilla de 1,7 millones de funcionarios, que han crecido en un nº de 190.000 en los dos últimos años y que tienen un coste de 76.000 millones de euros según contabilidad nacional (tienen 56.000 millones presupuestados), mientras que el Estado ha establecido una tasa de resposición de 1 de cada 10 empleados que se jubilan.

No puede ser que Andalucia tenga una deuda de 200 entes públicos, que cuestan 4.000 millones de euros, y tenga una deuda de 9.800 millones de euros; no puede ser que, en Extremadura, uno de cada tres empleados sean funcionarios públicos; no puede ser que baleares tenga el doble de deuda que en 2007 y pretenda mantener 170 empresas públicas, las mismas que la exagerada Andalucia, con 8 veces menos población y siendo la CCAA con menos territorio; No puede ser que Cantabria pretenda endeudarse hasta una décima por debajo de lo que permite la ley con el doble de empresas públicas que en 2003 y una caida brutal de ingresos; Madrid no puede tener una deuda de 11.500 millones y aventurarse en una “cABEzonada” olímpica que no es rentable para ningún ciudad que las organiza; ni Cataluña no puede alcanzar la deuda de 29.000 millones de euros prevista para 2010 y dedicarse a la vez a abrir embajadas por el mundo; Castilla la Mancha no puede dejar que su deuda alcance los 7.200 millones frente a los 1.542 de 2006, con el 2º pib per cápita más bajo de España y un aeropuerto sin pasajeros; la Comunidad Valenciana no puede deber 15.000 millones de euros y mantener 125.000 funcionarios con un gasto, entre gastos corrientes y personal, de 8.000 millones de euros y 2.100 millones en empresas públicas (el 50% de esa deuda de su televisión).

Todo este gasto que no frenamos hoy es el gasto que tendremos acumulado para mañana y al que, tarde o temprano, tendremos que hacerle frente. Del tiempo depende que esos recortes sean más o menos democráticos.

Como vemos, igualdad pero para despilfarrar, para trapichear y para no afrontar ninguna medida que suponga un coste político. A la hora de la verdad, si les preguntas por sus ingresos y su control del gasto, en eso, lo que prima es el IGUAL-DÁ y el NO-PASA-NÁ.

Comentarios»

1. ARISTIDES - 17 mayo 2010

Espero que los recortes en las CCAA se haga en proporción a la deuda que tiene cada cual. No estaría bien que aquellas que ahorraron y gestionaron mejor los recursos ahora, cuando se endeudan, tengan que sanear sus finanzas de la misma manera.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: