jump to navigation

Eficiencia del Mercado 3 junio 2010

Posted by rcalber in Economía, General, Politica.
trackback

Cuando comenzaron las privatizaciones y las liberalizaciones, se consideraba que había competencia en el momento en que existían, al menos, 4 empresas compitiendo en un sector, pero resulta que vemos continuamente como se repiten precios en las gasolineras AL MILICÉNTIMO o el que se anuncia hoy como el fiasco de las eléctricas, en las que el consumidor se estaría ahorrando 0,66 ctms.

Competencia Perfecta

Quizás, hasta ahora, no haya sido el mejor ejemplo porque hemos visto como la Comisión Nacional de Competencia abría un expediente a Vodafone, Orange y Movistar cuando, supuestamente, pactaron subir precios conforme se les obligaba a que facturasen por segundos y no por minutos.

Con la llegada de los Operadores Móviles Virtuales ofreciendo el mismo servicio, muchas veces con idéntico servicio, mantener una situación de precios elevados se vuelve inviable porque, inevitablemente, el consumidor va a sustituir un proveedor de éste servicio por otro de la competencia.

Con este ejemplo, en adslzone se publicaba en Marzo un artículo en cuanto al tema de la portabilidad con un parrafo que indicaba

Orange prosiguió con su escalada y cerró el mes de marzo con 50.506 nuevos abonados. El resto de operadores alternativos sin red propia, como es el caso de Symio entre otras, también aumentaron su cartera de clientes con 36.598 nuevos números.

Movistar y Vodafone son consecuentemente los grandes perjudicados de esta traslación en el mercado. Movistar ha sufrido la pérdida de 105.000 abonados, que prosiguen una espantada que en 2009 ya dejó a la compañía española con un balance anual negativo de clientes”

El beneficiario último de las políticas de defensa de la competencia es el consumidor. La eficiencia productiva que se logra en un contexto de competencia efectiva se traslada al consumidor en la forma de menores precios o de un aumento de la cantidad ofrecida de los productos, de su variedad y calidad, con el consiguiente incremento del bienestar del conjunto de la sociedad.

La competencia, de hecho, permite que determinados servicios que antes eran considerados un lujo puedan ser usados por personas con menor renta gracias a que sus precios se reducen notablemente.

Oligopolio

Pero esto, en España, no ocurre en todos los sectores que se han liberalizado ya que el hecho de que existan pocas compañías en competencia evita que exista un monopolio, pero no implica que no se alcancen pactos con el objetivo de alterar el mercado, la productividad y la competencia.

Este tipo de conductas se materializan, entre otros, en acuerdos o pactos para la fijación de precios o de otras condiciones comerciales, la limitación de la producción o el reparto del mercado. Un ejemplo lo constituye un caso en que se bajo el tamaño del envase de los geles de baño de 750 a 600 ml manteniendo los precios, lo que hace que de forma encubierta se estén subiendo los precios de forma concertada.

El caso más conocido de oligopolio es a nivel Internacional y es el de la OPEP, que tiene en su poder subir o bajar el precio del barril decidiendo meramente si producen más o menos barriles.

Otro caso es el abuso de posición dominante, que es algo que la ley no castiga salvo cuando se utiliza esa posición para restringir la libre competencia obstaculizando la entrada a otras empresas o aplicando condiciones injustas a clientes o proveedores.

Un ejemplo de abuso de posición dominante es cuando a alguien se le ocurrió proponer que los grandes centros de distribución, como Carrefour o Mercadona, no pusieran en venta en sus lineales productos que no llevasen incorporado, de fabrica, sistemas anti-hurto para impedir que los ladrones rompan las placas o quiten las pegatinas – alarmas, impidiendo el acceso directo mediante su inserción, por ejemplo, en el interior del envase de la carne o de una tarrina de mantequilla fuera del alcance del ladrón.

Monopolio

En el monopolio sólo existe una empresa en el mercado y este puede fijar el precio de los productos sin tener que combatir con los de la competencia aunque teniendo en cuenta la relación oferta/demanda/beneficios.

Puede darse el caso de que esa empresa sea del propio estado, como ocurre con Loterías y Apuestas del Estado y que los precios los fije el propio Gobierno bajo la presión que tiene saber que el Gobierno es nombrado por el pueblo o puede ocurrir que la empresa no sea del Estado pero que el Estado no tenga liberalizados los precios y ponga un precio máximo, como ocurría con los combustibles hasta hace poco.

Eficiencia del mercado

El caso es que en la competencia perfecta el vendedor siempre estará dispuesto a vender por encima de costes pero teniendo en cuenta tanto el coste de oportunidad (precio al que la gente le compra) como los precios y margenes que fije la competencia y por lo tanto, es como la democracia, la gente vota una empresa y un producto y en función de lo que acepte ese producto y lo compre entra o sale del mercado.

P. eje. Si a mi me cuesta producir un patalon 10 euros y lo logro colocar al precio de 15 euros, el beneficio para mi, como vendedor es de 5 euros. Si no logro venderlo por encima de 10 no cubro costes y mi empresa y mi producto sale del mercado.

Pero como vemos, la competencia perfecta tiene la virtud de maximizar el concepto coste de oportunidad y 15 euros es la cantidad que puede ser más conveniente para el vendedor por relación ventas/beneficios pero eso no tiene nada que ver con lo que todos los consumidores estuvieran dispuesto a pagar por ese bien, que tambien saldría beneficiado.

P. ej. Si un comprador estuviera dispuesto a pagar 25 euros por ese patalón, se considera que ese comprador está teniendo un beneficio de 10 euros porque el consigue un precio menor (15 euros) al que estaba dispuesto a pagar y a ese precio se ha llegado por la eficacia de la soberanía del propio mercado.

El beneficio total sería la suma del beneficio del vendedor + el beneficio del comprador = 10 + 5 = 15 Euros.

De esta forma, la competencia perfecta logra maximizar beneficios cuando esta se encuentra en equilibrio, cosa que no ocurre ni en los monopolios ni en los oligopolios. Por tanto, el mercado perfectamente competitivo es un sistema de asignación eficiente en el que el punto de equilibrio se alcanza como resultado de miles de decisiones de compradores y vendedores que buscan, paradójicamente, su propio beneficio, lo que a su vez deviene en una maximización del beneficio para la sociedad.

Anuncios

Comentarios»

1. ARISTIDES - 3 junio 2010

Quizás a Telefónica no le importa perder abonados porque lleva años endosándo a las cuentas del estado todas las prejubilaciones de sus trabajadores con 50 años.

2. mandeville - 4 junio 2010

Nada hay perfecto en este mundo. Olvida el articulista que en las decisiones humanas intervienen otros muchos factores que la búsqueda del propio beneficio. El orgullo, la vanidad, el qué dirán puede hacer y de hecho hace que en la decisión de muchos consumidores sobre que producto comprar influya más el prestigio de la marca, la novedad y otro tipo de razones, llamemosles “sentimentales” que el propio beneficio racionalmente entendido. Las empresas, dirigidas por hombres, entran tambien en muchas ocasiones en guerras de precios llevadas más por el deseo casi visceral de perjudicar a la competencia que por motivos meramente económicos, siendo el resultado de ello, si no frenan a tiempo, su salida del mercado mientras las marcas prestigiadas que han huído de esas guerras permanecen.

Cuidado pues con las recetas fáciles de manual. Aunque con la normativa europea actual los monopolios han dejado de existir, la liberalización no siempre mejora la condición del consumidor.

El articulista dice que la competencia es como la democracia. Estoy de acuerdo. Empiricamente sabemos que la democracia no asegura, antes al contrario, que quienes dirigen la cosa pública sean los mejores.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: