jump to navigation

Internet no es de nadie 1 septiembre 2010

Posted by rcalber in Ciencia y Tecnologia, Curiosidades, Derecho, Economía, Filosofia, General, Politica.
trackback

El contrato social, es un libro escrito por Jean-Jacques Rousseau y publicado en 1762. Es una obra sobre filosofía política y trata principalmente sobre la libertad e igualdad de los hombres bajo un Estado instituido por medio de un contrato social.

Se dice que este libro fue uno de los muchos incitadores de la Revolución francesa por sus ideas políticas. Bajo la teoría del contrato social se fundamenta buena parte de la filosofía liberal, en especial el liberalismo clásico por su visión filosófica del individuo como fundamental, que luego decide vivir en sociedad por lo que necesita del Estado de Derecho que asegure las libertades para poder convivir.

Rousseau parte de la tesis que supone que todos los hombres nacen libres e iguales por naturaleza y que se constituyen en familias, a las que nombra como “primer modelo de sociedad política”. Tras una breve referencia a la guerra y la esclavitud fórmula la idea del pacto social: “Cada uno de nosotros pone en común su persona y todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general, recibiendo a cada miembro como parte indivisible del todo”

Finalmente establece que el gobierno es “un cuerpo intermedio establecido entre los súbditos y el soberano para su mutua correspondencia, encargado de la ejecución de las leyes y del mantenimiento de la libertad, tanto civil como política”

En la antigüedad, el modelo común para convencer a la población era generalmente de carácter religioso y de esta forma, unos se erigían sobre otros en nombre de un ente divino al que no se debía ni podía desafiar. Afortunadamente, los avances de la civilización nos han conducido, de momento, hasta la democracia y digo “gracias” y “de momento” porque aunque el sistema no es perfecto es el menos malo de todos los conocidos.

Uno de los fallos de la democracia es el poder de los medios de comunicación para alterar voluntades y que el voto, lejos de responder a una voluntad consentida e inequívoca del votante, se base en maquinaciones y manipulaciones que hubieran provocado un giro en el sentido del mismo, en una dirección u otra.

La información no es de nadie y gracias a Dios la libertad de expresión rige sin excepciones (aunque con sus lógicas limitaciones) en nuestro ordenamiento jurídico. Internet tampoco es de nadie y la información fluye disponible al alcance de cualquiera, generando corrientes de opinión e información por doquier, como en el caso de la polémica wikileaks.

El poder económico y el poder político tiende a autoalimentarse. Unos salvan a la banca y otros perdonan créditos multimillonarios a partidos políticos. El poder político lo nombra el ciudadano pero las corrientes de opinión se generan en los medios de comunicación. Los medios de comunicación reciben ingresos por publicidad y financiación del poder económico.

Siendo este el escenario, no es de extrañar que algunos veamos como se acude a la política del miedo o de la mentira para tratar de controlar los contenidos que circulan libremente por Internet y no nos extraña nada que se intenten controlar, limitar o vetar las informaciones que por él circulen.

En Agosto de 2.006, American On Line publicó el resultado de la búsquedas de más de medio millón de usuarios. Entre ellos, una chica solicitó al buscador que quería comprar “ropa bonita” y, días más tarde, le preguntó “cuál era la mejor manera de perder su virginidad”. Pasadas tres semanas, comenzó a buscar frenéticamente datos sobre “embarazos no deseados” y si “debía o no contarle sus sospechas a su madre y amigas”. A finales del mes siguiente, se muestra interesada en saber si “podría estar embarazada a pesar de tener la regla”, y al final en mayo, está desilusionada del amor, como expresa con las preguntas “¿por qué algunas personas hacen daño a otras?” y “¿cómo se puede amar a alguien que te maltrata?”

Poseer estos datos no sólo es una vergüenza y aberración para quien los conserva, si no un motivo de temor para los usuarios que nunca sabrán certeramente el uso que pueda hacerse de esos mismos datos y no sólo por él uso indebido de tarjetas de crédito o contraseñas de hotmail, si no porque no debemos extrañarnos de que sean vendidos para fines comerciales o ilegales a cualquiera que esté dispuesto a pagar por ellos y cuyos fines sólo pueden servir como base a una estafa, extorsión o delitos similares.

Lo que se está pretendiendo hacer con las descargas para proteger los legítimos derechos de autor son otro enorme potencial de incidencia invasiva en los derechos fundamentales de los ciudadanos, entre ellos, a la tutela judicial efectiva, la propia defensa, el derecho a la intimidad, el secreto de las comunicaciones y a la presunción de inocencia.

En ese afán por controlar lo que por sui generis es libre se pretenden cerrar páginas webs, requerir a los “prestadores de servicios de la sociedad de la información” los datos para identificar a los responsables de las supuestas infracciones, así como retirar determinados contenidos sin tutela judicial independiente y de forma inmediata, rebajando estos derechos constitucionales a la misma altura que el derecho a la propiedad intelectual o, para expresarlo de otra forma, poniendo en el mismo nivel derechos fundamentales con derechos meramente económicos.

Hoy, quiero hacer un especial homenaje a Eduard Punset, cuyo programa Redes se ve en la TVE2 controlada por el Gobierno y que, aún así, no tuvo reparos en usar su legítimo derecho de libertad de expresión para decirle esto mismo a la Ministra, eso si, de una forma mucho más genial, tal y como nos tiene acostumbrados.

Comentarios»

1. Droblo - 2 septiembre 2010

Bienvenido de vuelta

2. ARISTIDES - 2 septiembre 2010

Lo mismo digo. Parece que setiembre nos pone las pilas a todos.

3. Jose Hilario - 2 septiembre 2010

Como casi simepre estoy de acuerdo con sus comentarios, aunque tengo que reconocer que lo de la chica y el buscador es la leche. Casi merece un post sobre la estupidez ilimitada.

4. Mix « La Web de DROBLO - 20 junio 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: