jump to navigation

Defender las ideas con la propia vida 8 septiembre 2010

Posted by rcalber in General, Historia, Politica.
trackback

A lo largo de la historia, varios personajes se han dado a conocer por defender sus creencias hasta el punto de morir por sostenerlas. Ello ha llevado a mitificar a estos seres hasta el punto de que esas ideas influyen todavía en la sociedad moderna.

Uno de esos primeros casos fué el de Sócrates, gran pensador que no escribió nada y que, sin embargo, sirve como punto de referencia para separar la filosofía presocrática de la posterior.

Sócrates, en el s. V a. c, destacó por su solvencia para la oratoria. Creador de la mayeutica, su discurso no dejaba impasible a nadie, lo que le generó gran popularidad pero tambien bastantes enemigos a los que ridiculizaba.

Fué condenado a beber en la cicuta por “corromper a la juventud” aunque está sentencia a muerte escondía una venganza por no colaborar con el Régimen de los treinta tiranos.

Otra figura la tenemos en Jesús de Nazaret, que por su solvencia y su mensaje de amor y fraternidad se ganó una fama que a muchos molestaba. Su propio pueblo fue el que le condenó a morir en la peor de las penas, siendo crucificado.

El movimiento cristiano que se levantó fue tal que la sociedad occidental no puede entenderse dejando de lado el cristianismo.

Sin embargo, algunas de estas muertes caen en saco roto y pasan a formar parte del olvido.

Recientemente he escuchado varias historias como la de un activista judio que se presentó en un parlamento para advertir el peligro que los nazis suponían y que tras repartir unos panfletos se pegó un tiro para que le tomasen en serio. La sesión se suspendió 5 minutos para que retiraran el cádaver y sus miembros continuaron como si nada hubiera pasado.

A principios de los años 90, Jody Wells, un británico negacionista del SIDA, creó la revista Continuum para ofrecer un púlpito a todos los disidentes. Sólo 10 años más tarde, Jody y todos los editores de aquella publicación habían muerto a causa del mismo virus cuya existencia negaron durante una década, obligando a cerrar para siempre el magazine.

Por último, un cadaver político que ha muerto por defender sus ideas, concretamente, la mala idea de arreglar los problemas ocultándolos y esperar que tarde o temprano se solucionen solos. Jose Luis Rodriguez Zapatero prometió pleno empleo y negó que nos fuera a afectar la mayor crisis económica desde el crack del 29.

Murió ciertamente por sus ideas, creer que se puede intentar engañar a todo el mundo y ocultar los problemas para siempre sin que tarde o temprano te estallen en la cara.

Fijó la subida del IVA el 1 de Julio con la intención de que se adelantaran las decisiones de compra y de esta forma alterar el comportamiento del PIB para el primer semestre. Confiaba en que el verano aportase un buen resultado para el tercer trimestre y que en el cuarto se viese alterado el pib favorablemente por adelantos en la decisión de compra de vivienda tras suprimir la deducción fiscal para 2011.

La cuestión era ganar tiempo para que los demás paises salieran de la crisis y que estos nos arrastraran a la senda del crecimiento. Sin embargo, todo apunta a que la jugada le va a salir bastante mal y nos vamos a meter en una doble recesión, cosa que nunca hemos visto en España.

Por otra parte, el descontrol de las cuentas públicas deja poco margen de maniobra y la subida de impuestos, sumada al alza de la inflación y tipos de interés muestran que la única dirección sólo puede ser ir a peor, y encima, sin un modelo económico que nos saque de la crisis.

En este escenario, difícil veo que pueda sacar los Presupuestos Generales del Estado para 2011 y aunque eso implique que tuvieran que repetir los mismos que en 2010, la única salida posible, lógica y responsable que le veo es la convocatoria de elecciones y su cese, encima, en el peor momento de popularidad del PSOE, quienes sueñan con poder alargar la legislatura para remontar con un buen lavado de imagen y temen incluso no alcanzar ni el 25% del total de votos.

Tanto tiempo pidiendo que para bien o para mal se actuáse contra la crisis y, al final, las únicas actuaciones e ideas que se han llevado a cabo no tenían intención de eliminarla o servir como solución para acolcharla si no que, más bien, estas acciones sólo han servido para gastar más dinero y ponernos en peor posición con el fin de ocultarla.

Comentarios»

1. ARISTIDES - 8 septiembre 2010

Sócrates, al contrario que los políticos actuales, tenía un marca idelógico estructurado y bien meditado. Sabía dar razón de sus actos a los que acompañaba con pensamientos de peso.

Nada que ver con el comportamiento a la corta y con improvisación de los idearios políticos presentes, donde lo importante es pregonar lo que se hace sin fundamentar el por qué y a que parte de la ideología corresponde.

Por algo Sócrates perdura en el tiempo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: