jump to navigation

¿Qué puedo hacer por mi país? 27 septiembre 2010

Posted by rcalber in Economía, General, Politica.
trackback

Muchos han considerado a J.F. Kennedy como un icono de las aspiraciones y esperanzas estadounidenses; en algunas encuestas realizadas en su país continúa siendo estimado como uno de los mejores presidentes de los Estados Unidos.

John F. Kennedy juró como el 35º Presidente de los Estados Unidos el 20 de enero de 1961. En su discurso inaugural habló de la necesidad de que los ciudadanos estadounidenses fueran más activos, pronunciando una de sus frases más famosas: “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país.” También solicitó a las demás naciones del mundo que lucharan en conjunto contra lo que él llamó el “enemigo común del hombre: la tiranía, la pobreza, las enfermedades y la guerra misma.”

Frecuentemente escuchamos expresiones del tipo “Tengo derecho a una vivienda”, “tengo derecho a un trabajo digno”, “A eso no hay derecho, le tendrían que dar una paguita”, “tengo derecho a la “cultura” (descargas)”, “tengo derecho a la educación”, “tengo derecho a la sanidad”, “tengo derecho a la libertad de conciencia” …. ¿Y para cuando empezamos a hablar de obligaciones?

En cuanto tenemos algún problema clamamos al Estado para que nos solucione la papeleta. Queremos que el Estado nos proteja cuando estamos enfermos, queremos que nos den una educación que no obtendríamos si la educación estuviera privatizada, si sufrimos un accidente laboral que nos impide realizar cualquier trabajo queremos que el Estado nos ayude económicamente, queremos que al ser mayores el Estado nos asigne una pensión y cuando perdemos nuestro trabajo por un despido nos ayude económicamente hasta encontrar otro.

En cambio, a la hora de pagar impuestos tratamos de evadirlos. No nos da vergüenza de pedir una factura o decir que no podemos dar factura porque trabajamos en negro; algunos no queremos estar dados de alta temporalmente porque estamos cobrando el paro; otros van incluso más lejos, viven de la delincuencia (drogas, robos, contrabando) o de la prostitución y con esos ingresos se jactan a la vez de cobrar subsidios contra la pobreza, ocupan plazas preferentes en guarderías y colegios y van pidiendo una “vivienda digna” porque no pueden pagarse una ellos.

Yo soy muy crítico con subvencionar la pobreza y el paro porque es algo que no ayuda a salir de está situación, si no que se fomenta. Yo preferiría que se diesen ayudas para crear empresas o en generar, a través de inversión, puestos de trabajo destinados a personas en exclusión social.

Cómo eso no se produce hoy voy a plantear otra cuestión. Exigimos que el que más gana pague más, por una cuestión de progresión fiscal que nos lleva a pensar que el que más tiene debe hacer un esfuerzo mayor.

Esta progresión está sólo planteada desde el punto de vista económico, pero el dinero no lo es todo. Entonces ¿Qué puedo yo dar a mi país si soy un pobre parado, marginado o excluido social? Tú tiempo.

A mi me hace mucha gracia que tengamos una legión de parados, cobrando su legítima ayuda y que, como es lógico, se mermen las arcas del Estado. Lo que no puedo comprender es porqué los parados, los pobres, etc. cobran por no hacer nada cuando el estado sufre otra hemorragia económica en gasto social, mantenimiento de instalaciones o creación de infraestructuras ¿Por qué no se puede exigir que contribuyan con su tiempo al mantenimiento de parques y jardines, la asistencia a personas mayores o por diseñar un hospital que hace falta en la comarca?

Es que tenemos al Estado como una arca común a la que hay que intentar no contribuir e intentar chupar de él todo lo posible. Las ayudas deben estar vinculadas a una contribución previa y cuando no podemos poner nuestro dinero, porque desgraciadamente no tenemos más que para subsistir, tenemos que contribuir con él resto de la sociedad con nuestro trabajo. Así, si no trabajas para la sociedad no puedes pretender que la sociedad trabaje para ti.

Por esta razón me pareció mal que desapareciera el Servicio Militar Obligatorio y la Prestación Social Sustitutoria, que no sólo me agradaría que volviese si no que además me gustaría que esas obligaciones se ampliasen.

Lo mismo me ocurre con la población reclusa, 70.000 que andan encerrados pagando su pena con su víctima y con la sociedad en su conjunto. ¡¡¡ Pagando su pena y rehabilitándose !!! ¿cómo? ¿encerrados en una celda y dando paseos por el patio para luego salir cobrando el paro? A mi no me parece una forma muy correcta para redimir tu pena y expiar tus culpas.

Tenemos un serio problema con el tema de la globalización. En España existe el Estado de bienestar que se paga con impuestos que pagan empresas y personas físicas y que aumentan sensiblemente los costes laborales. También tenemos el problema de gozar de una mano de obra poco cualificada que aporte un valor añadido especial.

Nos toca competir económicamente con empresas que no sufren esa carga impositiva en el coste final del producto que en España no podemos plantear, mucho menos con un déficit de un 10% sobre el PIB y pagando unos salarios/hora que difícilmente podríamos ver en España.

Podría llenarme la boca hablando de la excesiva burocracia, de la burbuja de políticos o la burbuja de funcionarios, cosa que ya he hecho en otras ocasiones pero, lo cierto es que, nuestro presupuesto es eminentemente social y toca recortar ciertos derechos sociales (como los viajes del IMSERSO o los viajes de madres solteras con sus hijos), mantener los pilares (sanidad, educación, pensiones, paro y dependencia), bajar impuestos para que nuestra economía sea más competitiva y para poner dinero en el bolsillo de los ciudadanos consumidores y a la vez, mantener equilibradas las cuentas públicas.

Anuncios

Comentarios»

1. A - 28 septiembre 2010

No puedo estar más de acuerdo…

2. ARISTIDES - 28 septiembre 2010

Bueno, en lo del Servicio Militar si que no estoy de acuerdo. Bastante pago ya para encima tener que dar mi tiempo al gobierno. Por cierto, en su día lo di y aún estoy esperando que me paguen las cotizaciones a la seguridad social y las nóminas actualizadas. No me vendrían mal.

Quizás tambíén estemos de acuerdo en que lo que nos iguala es la Declaración de la Renta. Y si esto es así, no entiendo porqué, -por ejem.: Botín-quien tiene pasta, que a la postre es quien más paga con sus impuestos, no dispone de los mismos derechos en los pisos de protección oficial o en becas.

En ocasiones da la impresión de que hay algunos que pagan el doble por tener la suerte de disponer de un buen trabajo (que quizás se curraron en su día con sus estudios), o por tener iniciativa y realizar empresas lucrativas (que lo suyo les habrá costado).

No hace mucho en este solar había quien se reía porque dándole a la pala se sacaba 3000 euros al mes, mientras que el pringao de estudiante que se mataba y pasaba a ser becario después era mileurista. A ver si encima va ser este último quien al final va a mantener al primero y encima verse perjudicado.

3. hose chino - 11 febrero 2013

no me gusto

4. xserver indonesia - 8 diciembre 2014

Excellent article. I’m going through a few of these issues as well..

5. Daniel gonzalez - 8 abril 2017

Soy puertorriqueño. Y amo este país! Y quiero aser más por el!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: