jump to navigation

Chernóbyl 1986 3 octubre 2010

Posted by rcalber in Ciencia y Tecnologia, General.
1 comment so far

Los antinucleares usan continuamente el ejemplo del accidente nuclear de Chernóbyl para acreditar lo peligroso que resulta una central nuclear. Si bien este ejemplo es válido y cierto, más válido y cierto es que debe servir como el mayor ejemplo para comprobar a donde nos puede conducir la estupidez y negligencia humana.

La ciudad de Chernóbyl fue fundada en 1970 para dar hogar a los trabajadores de la central nuclear de Chernobyl y a sus familias. Debido a su estratégica posición geográfica en un clima relativamente templado y un suelo muy fértil, la ciudad comenzó a desarrollarse, convirtiéndose en una de las zonas más agradables para vivir en toda la antigua URSS. Debido a eso, la población en sólo 16 años creció hasta más de 40.000 personas.

El 26 de abril de 1986, el reactor nuclear nº 4 de la central explotó, emitiendo 400 veces más radiación que la bomba atómica que cayó sobre Hiroshima en 1945, por lo que la ciudad debió ser evacuada. Actualmente es una ciudad fantasma.

La planta fue diseñada y dirigida por Víktor Bryukhanov, que ordenó una construcción muy rápida y fue el principal acusado del accidente, ya que el reactor tenía un fallo de construcción letal que le hacía altamente inestable a baja potencia, como pasó en el día del accidente. El reactor que explotó era un RBMK-1000 (Reaktor Bolshoy Moshchnosti Kanalniy que significa “reactor de gran potencia de tipo canal”) y el 1000 significa que entrega 1000 MW.

Lo cierto es que el diseño de estos reactores no cumplía los requisitos de seguridad que en esas fechas ya se imponían a todos los reactores nucleares de uso civil en occidente. El más importante de ellos es que carecía de edificio de contención para encerrar en su interior al reactor nuclear.

Este es el esquema de un reactor RBMK-1000

El funcionamiento es sencillo. Dentro del reactor un neutrón alcanza el núcleo de un átomo, compuesto de protones y neutrones, y el efecto que se produce es el mismo que el de un castillo de naipes que se derrumba, cayendo y liberando energía.

De ahí salen nuevos neutrones que salen a una velocidad muy alta, pero con agua pesada (deuterio) o en el caso que nos ocupa, el grafito, actúan como moderadores disminuyendo la velocidad y facilitando una reacción en cadena eficaz.

El agua se calienta y se convierte en vapor de agua, vapor que mueve unas turbinas y genera electricidad. Esta reacción en cadena puede que se vaya de las manos, así que se usan unas barras, de cadmio o bario, que tienen un gran poder para captar electrones, frenando así la reacción. El RBMK tiene 170 barras y tienen que tener, como mínimo, 30 en funcionamiento.

El día del accidente ese reactor no estalló durante su funcionamiento normal si no que estalló debido a unas pruebas a las que sometieron al reactor.

Los técnicos querían conocer durante cuanto tiempo seguiría proporcionando energía la turbina de vapor una vez que dejara de llegarle vapor, curiosamente por motivos de seguridad, ya que pretendían saber si las bombas refrigerantes de seguridad seguirían funcionando si cortaban la afluencia de vapor, debido a la inercia residual en la turbina.

El problema que tenían es que no querían parar la producción de energía, ya que provocar el corte de la reacción en cadena supone que luego se tarden varios días en volver a provocarla. Por eso, insertaron las barras de control y bajaron la potencia a 30 MW, pese a que el protocolo de seguridad indicaba que no debía usarse a menos de 700 MW.

Existe un ordenador que impide que se hagan este tipo de operaciones, sea por desconocimiento o negligencia, así que lo desactivaron.

La razón de este mínimo de potencia estriba en que la reacción produce gas xenón, que también capta neutrones (como el cadmio y el bario pero en menor medida), insuficiente para frenar la reacción a más potencia pero si capaz de ahogar la reacción a potencias más bajas.

Para evitar que la reacción se ahogara levantaron las barras de control, dejando solamente 8 de las 170 que tiene el reactor pese a que, como indicaba supra, el mínimo de seguridad eran 30 barras.

En ese momento, la potencia aumentó considerablemente y la temperatura también. Cuando quisieron colocar las barras de control para frenar la reacción se habían deformado por efecto del calor y no se podían introducir. El grafito, que es un material inflamable, salió ardiendo y favoreció la esparcimiento de la contaminación una vez se produjo la explosión del accidente más grave de la historia.

Cómo este reactor habían 13 (¿número de la mala suerte?)? y, a día de hoy, sólo se ha cerrado 1 pese a las protestas fundadas de las organizaciones antinucleares.

La flor de la pereza 30 septiembre 2010

Posted by rcalber in Curiosidades, Economía, General, Historia, Politica.
1 comment so far

El opio comenzó a usarse desde el Antiguo Egipto, donde muchos jeroglíficos mencionan el jugo que se extraía de estas cabezas (el opio) y lo recomiendan como analgésico y calmante, tanto en pomadas como por vía oral y rectal. Uno de sus empleos reconocidos, según el papiro Ebers, es “evitar que los bebés griten fuerte”.

El opio tebaico aparece mencionado ya por Homero (en la Odisea) como algo que “hace olvidar cualquier pena”, y simbolizaba la máxima calidad en toda la cuenca mediterránea.

Las Guerras del Opio fueron dos guerras que duraron de 1839 a 1842 y de 1856 a 1860 entre China y el Reino Unido motivados por el contrabando británico de opio de la India Británica hacia China y los esfuerzos del gobierno chino para imponer sus leyes contra las drogas.

El opio era producido en China desde el siglo XV, era mezclado con tabaco en un proceso inventado por los españoles, que luego fue dominado por los holandeses en el siglo XVII y generalizado de forma masiva por los británicos en el XVIII. Al observar los problemas de salud y sociales vinculados con el consumo de opio, el gobierno imperial chino lo prohibió en 1829.

La derrota de China en las dos guerras forzó al gobierno a tolerar el comercio del opio. El Reino Unido coaccionó al gobierno a firmar Tratados Desiguales, abriendo varios puertos al comercio exterior y entregándole Hong Kong a Gran Bretaña.

Tras estas guerras, a la vez que se comprobaba lo perjudicial del uso de la adormidera, todos los países comenzaron a prohibir su uso. Para fines medicinales se legisló en la Convención Única sobre Narcóticos de Naciones Unidas y otros tratados.

Como vemos, estamos ante una droga que ha sido aceptada socialmente hasta hace muy poco. Se sabe que Pedro el Grande, María Teresa de Austria, Goethe, Lord Byron, Walter Scott y Goya han sido consumidores habituales de esta sustancia y los fumaderos, algo así como clubs sociales estilo inglés donde se usaba esta droga, degeneraron en bares de mala muerte y luego desaparecieron.

El mayor exportador de opio y sus alcaloides (morfina, codeína, heroína y otros) lo tenemos en Afganistán, con 3/4 partes de la producción mundial. La economía Afgana depende de la ayuda internacional y del cultivo ilegal de opio. Se calcula que el negocio de la droga da trabajo a 2,3 millones de afganos (de una población de 29 millones de habitantes, de la cual hay más del 30% en el paro y más del 70% viviendo bajo el umbral de la pobreza) y genera el 60% del producto nacional bruto del país. Estamos, por tanto, en un narco-estado de hecho.

Se presenta un problema ¿cómo vas a un país hundido en la miseria no sólo por la guerra a explicar a personas analfabetas que tienen que destruir su mayor fuente de ingresos porque están prohibidos y los grupos terroristas se están financiando con esto (señores de la guerra)?

La solución la han encontrado en la legalización mediante el otorgamiento de licencias para producir, con fines medicinales, esta sustancia y comerciar con ella con el resto de países. Asimismo, se están pagando por cultivos para que se destinen a otra cosa, como campos de entrenamiento militares y zonas donde probar nuevas armas.

Yo no sé porqué algunos han clamado al cielo por esta medida, pues no tiene nada que ver la legalización de cultivos para la producción, con fines medicinales, con que se permita o no se permita EL CONSUMO y el tráfico ilegal.

En Afganistán tienen que vivir de algo y esto no tiene porque tener ninguna consecuencia nueva. En Afganistán ya hay miles de yonkis que consiguen la droga por unos céntimos y en España, por poner un ejemplo, somos también productores LEGALES de opio con fines medicinales y la heroína llega, más cara y de peor calidad, de Afganistán.

El consumo de heroína en Afganistán se ha duplicado en los últimos 5 años pero, tal y como señalan los propios consumidores en un informe de la ONU, comenzaron a drogarse como huida ante la penuria y crueldad de la guerra. En algunas áreas, los drogadictos dan opio a sus hijos para calmarlos, dijo el informe. Sin duda, el bajísimo precio de esta droga también debe favorecerlo.

Entonces, que será mejor ¿metemos más pobreza, penuria y crueldad o le creamos un mercado legal para que puedan salir adelante que provoque una disminución del comercio interno ilegal que a su vez tensione al alza los precios?

El libre desarrollo de la personalidad 30 septiembre 2010

Posted by rcalber in Derecho, General, Politica.
add a comment

El término friki deriva del inglés freak que significa extraño, extravagante, estrafalario, fanático y ha adquirido tintes peyorativos. Como no tengo palabras para separar lo que es estrafalario, de lo fanático y de la lógica y natural admiración que se puede sentir por otros seres humanos, os dejo un vídeo de alguien que puede ser un fanático de Bob Esponja.

Fuera de bromas, el caso es que vengo observando, con relativa frecuencia y sumo desagrado, que algunos aprovechan a estos seres realmente particulares para convertirlos en objetivo preferente de bromas, insultos e incluso vejaciones fuera de lugar que rozan lo enfermizo.

Así, han aparecido ciertos vídeos con una clara intención de ridiculizar a sus protagonistas, a los que se les pega una paliza, se les veja por sufrir algún tipo de retraso, o se sube algún vídeo estrafalario con el fin de ridiculizarlos, sin importar si son niños – con la carga emocional que ello conlleva – o si son adultos.

Niño haciendo Bix Box

Este vídeo es bastante antiguo y lejos de lo que pretendían los que lo subieron, el chaval se ha hecho famoso y durante un tiempo le estuvieron añadiendo efectos al vídeo, como los “rayos láser”.

Este otro es un vídeo de un drogadicto llamado Perico y del que circulan varios vídeos por Internet.

O este otro del que los militares deben sentirse orgullosos porque así nuestros militares se hacen más machotes y disciplinados.

La dignidad es un valor inherente al ser humano en cuanto ser racional, dotado de libertad y poder creador, pues las personas pueden modelar y mejorar sus vidas mediante la toma de decisiones y el ejercicio de su libertad. El hombre es un sujeto libre que puede regular su comportamiento conforme a imposiciones sociales o actuar de forma autónoma a esas imposiciones, de carácter social y moral, que por la esfera íntima en la que se aloja, no puede ser regulado por normas legales ni impuestas por chantajes sociales. Así, nuestra legislación no puede impedir que alguien no haga un regalo de bodas aunque esté mal visto ni nuestros vecinos pueden intentar humillarnos porque crean que hacemos el ridículo.

Hay muchos ejemplos como estos colgados por Internet. Sin ir más lejos, podemos encender la tele y ver como unos señores que te refriegan la licenciatura de periodistas por la cara preguntan a un personaje cuantas veces se ha acostado un personaje con otro, poniéndole los correspondientes cuernos a su señora. No hablo de que sea verdad o mentira, simplemente, del derecho a mantener una buena imagen pública aunque realmente el personaje sea un malparido y pueda demostrarse.

Estos “frikis” poseen la misma dignidad que cualquier otra persona y sus derechos siguen siendo inviolables e inherentes simplemente por el hecho de ser humanos y ese derecho, no sólo debe ser respetado si no que los poderes públicos deben actuar de una manera seria contra quienes no lo hacen, por muy estúpidos que nos parezcan.

Nuestra Constitución garantiza de forma vinculante el derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, nadie pueda ser sometido a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Asimismo, nuestra Constitución garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Con todo esto en la mano ¿Cómo es posible que ningún funcionario público o administración no hayan visto estos vídeos que nos mandan a todos y los hayan denunciado y obligado a censurar? ¿Cómo es posible que estos vídeos lleven colgados en Youtube desde 2006 y circulando libremente entre la gente?

Derecho a trabajar y derecho a huelga 28 septiembre 2010

Posted by rcalber in Derecho, General, Politica.
2 comments

Hoy en ABC publican un extracto en el que, al parecer, CCOO advierte de que los piquetes no permitirán que se trabaje en el aeropuerto.

Según se cuenta en el mail, a los empleados que no porten consigo la carta que le empresa entrega a quienes están asignados como servicios mínimos, no se les permitirá la entrada al aeropuerto. Así lo explican los sindicalistas en su comunicación: “os aconsejamos a todos aquellos que tengáis servicios mínimos, que acudáis a los centros de trabajo con el original de la carta de servicios mínimos, es importante, ya que según hemos podido saber los piquetes solo dejaran (sic) acceder a los puestos de trabajo a quienes porten dicha carta. A estos trabajadores se les facilitara (sic) una pegatina que identifique como servicios mínimos, para que puedan desarrollar libremente su trabajo”.

Queda bien patente en el correo que obra en poder de ABC, que los sindicalistas lo tienen todo preparado y organizado. También deslizan desde la sección sindical una recomendación a los trabajadores de lectura inequívoca: “Os aconsejamos que no pongáis en peligro vuestra integridad física”

A mi este tipo de amenazas me parece repugnante, entre otras cosas, porque se trata de que el Gobierno vea cuanta gente hay descontenta por unas medidas que ha tomado, tan descontentos como para, en plena crisis, decidan perder un día de trabajo y el salario correspondiente.

Por eso, prefiero las palabras de Cándido Méndez, de UGT, que abogan por ganar limpiamente la Huelga General y el hecho de que el Gobierno no vaya a hacer una valoración, para bien o para mal, del seguimiento de la misma.

Yo, en todo caso, a estas alturas no me chupo el dedo y sé lo que tiene de informativo una masa de trabajadores descontentos. Al lado de mi propia casa se han formado patrullas para buscar a albañiles que estuvieran trabajando y si los veían trabajando los obligaban a irse del trabajo, los increpaban porque “ellos se iban a beneficiar de la huelga que estaban haciendo ellos” y si no abandonaban el trabajo fácil se podía montar un buen lío. Esto, en España, a nadie le parece una burrada si no algo a lo que, francamente, estamos acostumbrados.

Otra es la de los transportes públicos y la impunidad con la que desde una masa alborotada puede salir una piedra contra la luna de un camión o de un autobús, arruinando un mes de trabajo al propietario. Eso provoca no sólo que quien quiera la huelga deje de ir al trabajo si no que quien quiere ir a trabajar no tenga medios porque no puede ir en transporte público y si va en coche puede que este acabe en mal estado.

Otra manera de garantizarse el éxito de la huelga es provocando que los niños no puedan asistir a clase, coaccionando los servicios públicos escolares o haciendo hincapié en la integridad física de los niños.

Esto, no es serio, ni una “fiesta de la democracia”, ni nada. Eso para mi es una huelga salvaje por muchos servicios mínimos que se cumplieran, ya que se está coaccionando a quien debería tener derecho de elección, porque el trabajador no tiene garantizado ni el derecho a la huelga ni tampoco el derecho a no hacerla.

Sin embargo, a mi me gustaría hablar del derecho a la huelga porque cada vez que se habla de huelga siempre se habla de los sindicatos y no de los empresarios, pero ¿Hasta que punto el trabajador va voluntariamente a trabajar? ¿Acaso una persona en su sano juicio se juega que le peguen una paliza o le destrocen el coche por un sólo día de salarios?

Muchas empresas amenazan a sus trabajadores de ponerles de patitas en la calle si secundan la Huelga, algo que supone un delito contra los derechos de los trabajadores, delito que luego el trabajador, si acaba denunciándolo, tendrá como imposible probar.

Muchos pensamos que los sindicatos mayoritarios han quedado desacreditados. La huelga de funcionarios la tuvieron que secundar presionados porque el sindicato mayoritario de funcionarios la declaró primero y porque, con todo el tiempo que han tenido para preparar una, sólo han reaccionado ante la perdida de ingresos por los ERES, cuando se abre el debate de los liberados sindicales y cuando se empiezan a cuestionar el dinero que perciben por cursos y subvenciones.

Menuda papeleta que tiene que soportar el trabajador. “Todo para el pueblo pero sin el pueblo”. Así, los sindicatos dicen defender los derechos de los trabajadores pero no se preocupan de los problemas de estos, que son secundarios a sus intereses propios; interesan más las cifras que conocer realmente el grado de descontento y encima, la información que deben dar los piquetes informativos no dicen la verdad si no que ofrecen información ruin y sesgada que, supuestamente, debe servir para convencer al trabajador a que se apunte a una huelga aunque los motivos no sean ciertos.

Los sindicatos, en el mercado laboral, no es que sean necesarios es que son IMPRESCINDIBLES, pero la calaña que se ha institucionalizado y que trata a los trabajadores como analfabetos, manipulables y mentecatos son una padilla de vagos, golfos, caraduras e impresentables que sólo representan el mundo cochambroso, corrompido y deshonesto que los trabajadores queremos combatir.

Los trabajadores y sindicalistas nunca hemos estado en contra de los empresarios, es más, les damos la bienvenida. Los sindicalistas estamos en contra de los abusos de poder y nos dejamos la piel en nuestro trabajo y por nuestra empresa, y a la vez que nos estamos dejando la piel en nuestra empresa pedimos mejoras salariales, laborales o sociales buscando una relación de equilibrio y de justicia entre las partes, algo que no reconozco en ningún sindicato mayoritario.

¿Qué puedo hacer por mi país? 27 septiembre 2010

Posted by rcalber in Economía, General, Politica.
5 comments

Muchos han considerado a J.F. Kennedy como un icono de las aspiraciones y esperanzas estadounidenses; en algunas encuestas realizadas en su país continúa siendo estimado como uno de los mejores presidentes de los Estados Unidos.

John F. Kennedy juró como el 35º Presidente de los Estados Unidos el 20 de enero de 1961. En su discurso inaugural habló de la necesidad de que los ciudadanos estadounidenses fueran más activos, pronunciando una de sus frases más famosas: “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país.” También solicitó a las demás naciones del mundo que lucharan en conjunto contra lo que él llamó el “enemigo común del hombre: la tiranía, la pobreza, las enfermedades y la guerra misma.”

Frecuentemente escuchamos expresiones del tipo “Tengo derecho a una vivienda”, “tengo derecho a un trabajo digno”, “A eso no hay derecho, le tendrían que dar una paguita”, “tengo derecho a la “cultura” (descargas)”, “tengo derecho a la educación”, “tengo derecho a la sanidad”, “tengo derecho a la libertad de conciencia” …. ¿Y para cuando empezamos a hablar de obligaciones?

En cuanto tenemos algún problema clamamos al Estado para que nos solucione la papeleta. Queremos que el Estado nos proteja cuando estamos enfermos, queremos que nos den una educación que no obtendríamos si la educación estuviera privatizada, si sufrimos un accidente laboral que nos impide realizar cualquier trabajo queremos que el Estado nos ayude económicamente, queremos que al ser mayores el Estado nos asigne una pensión y cuando perdemos nuestro trabajo por un despido nos ayude económicamente hasta encontrar otro.

En cambio, a la hora de pagar impuestos tratamos de evadirlos. No nos da vergüenza de pedir una factura o decir que no podemos dar factura porque trabajamos en negro; algunos no queremos estar dados de alta temporalmente porque estamos cobrando el paro; otros van incluso más lejos, viven de la delincuencia (drogas, robos, contrabando) o de la prostitución y con esos ingresos se jactan a la vez de cobrar subsidios contra la pobreza, ocupan plazas preferentes en guarderías y colegios y van pidiendo una “vivienda digna” porque no pueden pagarse una ellos.

Yo soy muy crítico con subvencionar la pobreza y el paro porque es algo que no ayuda a salir de está situación, si no que se fomenta. Yo preferiría que se diesen ayudas para crear empresas o en generar, a través de inversión, puestos de trabajo destinados a personas en exclusión social.

Cómo eso no se produce hoy voy a plantear otra cuestión. Exigimos que el que más gana pague más, por una cuestión de progresión fiscal que nos lleva a pensar que el que más tiene debe hacer un esfuerzo mayor.

Esta progresión está sólo planteada desde el punto de vista económico, pero el dinero no lo es todo. Entonces ¿Qué puedo yo dar a mi país si soy un pobre parado, marginado o excluido social? Tú tiempo.

A mi me hace mucha gracia que tengamos una legión de parados, cobrando su legítima ayuda y que, como es lógico, se mermen las arcas del Estado. Lo que no puedo comprender es porqué los parados, los pobres, etc. cobran por no hacer nada cuando el estado sufre otra hemorragia económica en gasto social, mantenimiento de instalaciones o creación de infraestructuras ¿Por qué no se puede exigir que contribuyan con su tiempo al mantenimiento de parques y jardines, la asistencia a personas mayores o por diseñar un hospital que hace falta en la comarca?

Es que tenemos al Estado como una arca común a la que hay que intentar no contribuir e intentar chupar de él todo lo posible. Las ayudas deben estar vinculadas a una contribución previa y cuando no podemos poner nuestro dinero, porque desgraciadamente no tenemos más que para subsistir, tenemos que contribuir con él resto de la sociedad con nuestro trabajo. Así, si no trabajas para la sociedad no puedes pretender que la sociedad trabaje para ti.

Por esta razón me pareció mal que desapareciera el Servicio Militar Obligatorio y la Prestación Social Sustitutoria, que no sólo me agradaría que volviese si no que además me gustaría que esas obligaciones se ampliasen.

Lo mismo me ocurre con la población reclusa, 70.000 que andan encerrados pagando su pena con su víctima y con la sociedad en su conjunto. ¡¡¡ Pagando su pena y rehabilitándose !!! ¿cómo? ¿encerrados en una celda y dando paseos por el patio para luego salir cobrando el paro? A mi no me parece una forma muy correcta para redimir tu pena y expiar tus culpas.

Tenemos un serio problema con el tema de la globalización. En España existe el Estado de bienestar que se paga con impuestos que pagan empresas y personas físicas y que aumentan sensiblemente los costes laborales. También tenemos el problema de gozar de una mano de obra poco cualificada que aporte un valor añadido especial.

Nos toca competir económicamente con empresas que no sufren esa carga impositiva en el coste final del producto que en España no podemos plantear, mucho menos con un déficit de un 10% sobre el PIB y pagando unos salarios/hora que difícilmente podríamos ver en España.

Podría llenarme la boca hablando de la excesiva burocracia, de la burbuja de políticos o la burbuja de funcionarios, cosa que ya he hecho en otras ocasiones pero, lo cierto es que, nuestro presupuesto es eminentemente social y toca recortar ciertos derechos sociales (como los viajes del IMSERSO o los viajes de madres solteras con sus hijos), mantener los pilares (sanidad, educación, pensiones, paro y dependencia), bajar impuestos para que nuestra economía sea más competitiva y para poner dinero en el bolsillo de los ciudadanos consumidores y a la vez, mantener equilibradas las cuentas públicas.

Un corazón solitario no es un corazón 27 septiembre 2010

Posted by rcalber in Filosofia, General, Psicologia/Psiquiatria.
5 comments

Jordi Giró acababa de conseguir un piso en Girona, concretamente en la calle Guilleries de la urbanización Mas Matas de Roses – zona muy concurrida en épocas vacacionales – ganada gracias a una subasta bancaria.

Tras salir victorioso de la subasta, un incendio en la zona obligó a desalojar a varios vecinos así que, ese Sábado 12 de Mayo de 2007, decidió aprovechar para comprobar que la vivienda no se encontraba afectada por tal suceso, ocurrido una semana antes.

Al entrar en el domicilio, el propietario encontró en su interior el cadáver de una mujer muerta desde 2001 en avanzado estado de descomposición, que había fallecido por causas naturales a los 55 años de edad.

Al parecer, el piso fue subastado tras constatar que la inquilina no pagaba las facturas. Se da la circunstancia de que ni las entidades bancarias ni los responsables de la subasta comprobaron las condiciones del piso antes de embargarlo.

El individualismo es la posición moral, filosofía política, ideología, o punto de vista social que enfatiza “la dignidad moral del individuo”. Los individualistas promueven el ejercicio de los objetivos y los deseos propios y en tanto la independencia y la autosuficiencia mientras se oponen a la mayoría de las intervenciones externas sobre las opciones personales, sean estas sociales, estatales, o de cualquier otro tipo de grupo o institución.

El individualismo hace del individuo su centro y en tanto comienza “con la premisa fundamental de que el individuo humano es de importancia primaria en la lucha por la liberación. Los derechos humanos y la libertad son la substancia de estas teorías. El liberalismo, el existencialismo y el anarquismo son ejemplos de movimientos que toman al individuo humano como unidad central de análisis.

En principio, el individualismo puede parecer algo sublime. Como vemos, tiene muchas palabras bonitas. P. ejemplo tiene la palabra “libertad”, tiene la palabra “dignidad”, “independencia” y “autosuficiencia”, pero permitanme opinar – a riesgo de que hoy día deseen quemarme en la hoguera por decir esto – que esto es pura bazofia y que no hay nada más dañino para el ser humano que LA SOLEDAD.

A día de hoy, gracias a Dios, yo también puedo decir, sin que nadie puede ponerlo en duda, que el ser humano es un ser eminentemente social. Ello implica que no podemos ser seres independientes porque necesitamos de los demás, tampoco podemos ser totalmente libres porque necesitamos vivir con los demás y no podemos ser autosuficientes porque la capacidad humana se puede desplegar y maximizar únicamente viviendo en sociedad. Esa es realmente la condición intrínseca humana y usurpar al individuo de ello supone, por tanto, que realmente sea este el caso en que el ser humano pierde su dignidad.

Se habla de la soledad como un mal de nuestro tiempo, como si no tuviera importancia, pero si preguntamos a un señor mayor que es lo peor que ha vivido en su vida, sin duda alguna, nos va a contar que lo peor que le ha ocurrido en la vida es sentirse sólo.

Somos seres sociales que necesitamos de los demás para hacernos a nosotros mismos y no sólo para cubrir nuestras necesidades de afecto y desarrollo personal, sino también para afianzar y revalidar nuestra autoestima, ya que ésta se genera cada día en la interrelación con las personas que nos rodean.

Es cierto que, en ocasiones, a veces la soledad parece deseada: “La gente sólo quiere aprovecharse de uno”, “cada uno va a lo suyo”, “la gente no me comprende” pero para mi, estás frases sólo son una coraza por un problema de autoestima, timidez, inseguridad o lo que sea.

Peor es el caso en que la soledad no es deseada si no que responde a situaciones de marginalidad (drogadicción, discapacidad, etc), lo que está ocurriendo con nuestros hijos o lo que estamos haciendo a nuestros mayores.

En varias ocasiones he achacado – no a problemas de fertilidad que mi señora prefiere mantener en el anonimato – si no a motivos de trabajo, el hecho de no tener hijos. ¡¡¡ Pero si los hijos se crían solos !!!! Ya ves ¿a qué precio? Y es que uno no ve salida a esta situación social ya que al principio trabajaban padre y madre para dar a sus hijos muchas cosas de las que no les hacen falta. Una vez advertido el error ¿Cómo revertirlo si hoy día padre y madre tienen que trabajar haciendo horas extras a penas para pagar el lugar donde viven, la comida justa para su sustento y la ropa?.

Otra de las cosas que me superan es cuando dicen de nuestros mayores: “Yo ya no puedo cuidarlo, mejor que vaya a un asilo que allí lo van a atender muy bien”. Lo siento porque muchas veces son situaciones muy complicadas pero no puedo comprender y aceptar que mi madre en su día secase mis lágrimas cuando lloraba o trabajase duro para sacarme adelante y cuando el trabajo duro me toca a mi, me lave la conciencia diciendo que en un asilo va a estar mejor cuidado ¿Por que le van a dar de comer y la medicina?

Vivimos en una sociedad enferma y deshumanizada, cada vez más alejada de la ética y el sentido de pertenencia a un grupo porque deseamos avanzar en nuestro status social, a costa de quien sea y de lo que sea, status que sirve para conseguir demasiadas “cosas” que no nos hacen falta. Las largas jornadas de trabajo nos hacen llegar agotados a casa, donde nos sentamos a que una máquina nos mande 3.000 anuncios para decirnos lo miserables que somos y todas las cosas que tenemos que comprar para ser felices.

Hace tan sólo unos años, tan pocos que muchos lo recordaran, no existía la Televisión ni el brutal control de la natalidad que se da hoy en día. La familia se reunía en el salón a hablar de sus cosas. Se charlaba y se discutía tanto de aspectos individuales de sus miembros como de la propia familia. Poco después, la televisión ocupó ese espacio privilegiado y hoy día, ni siquiera se ve la tele en familia si no que cada miembro anda por “su cuarto” como si las casas se hubieran convertido en hoteles.

La imagen que presento a continuación es una pirámide de Maslow.

La Pirámide de Maslow es una propuesta teórica sobre la motivación humana que definen una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide) que, una vez completados, dan al ser un sentimiento de “autorrealización”.

Cómo vemos, existen necesidades individuales pero también existen necesidades que el ser humano sólo puede alcanzar en la colectividad. Hay veces que no se puede promover el ejercicio de los objetivos y los deseos propios, porque por encima de esos deseos propios están los intereses colectivos, no hablo ya de la sociedad, si no también de la familia.

Un niño salvaje es una persona que ha vivido apartada de la sociedad durante un largo período de su infancia. Esta categoría incluye desde personas que no han tenido el más mínimo contacto humano durante años hasta niños que han sido confinados en sitios donde solamente se les alimentaba. Se han conocido pocos casos pero han sido muy estudiados por su interés psicológico, médico y lingüístico.

Un caso bastante conocido es el de Kaspar Hauser de Núremberg, Alemania; un niño encontrado en 1828 que había vivido encadenado en un zulo. A los 16 años mostraba una conducta totalmente pueril y problemas de entendimiento, contestaba a todas las preguntas que se le hacían con un woiß nit (no sé).

La policía rusa pudo capturar a un joven que vivía con una manada de lobos, en estado salvaje. Menos de 24 horas más tarde, se escapó de la clínica donde estaba siendo tratado por lo que las Autoridades dieron la voz de alarma debido a que presumiblemente sufría graves problemas psicológicos y se corría el riesgo de que atacase a personas si se sentía acorralado.

Yo pienso, a diferencia que en el individualismo, que las decisiones más correctas son realmente las más difíciles de tomar porque tienen un componente de renuncia personal muy importante. Así, el papá es capaz de donar uno de sus riñones sanos a la mamá, los hijos cuidan de sus ascendientes en vez de colocarlos en un asilo y les prestan la atención que se merecen, uno renuncia a un trabajo porque a su pareja le ha salido otro mejor en otro punto del país aunque pueda suponer un problema temporal para su “independencia económica”, uno tampoco renuncia a su familia porque ha conseguido una mejora laboral que supone un punto de adaptación que la familia no quiere asumir, uno tiene que renunciar a la ventaja por desgaste electoral que conlleva el pisoteo al Gobierno y sustituirlo por una relación de colaboración, los sindicatos y empresarios no tienen porque buscar una relación de dominio porque debe predominar la colaboración, los ciudadanos no nos tenemos que quejar por pagar Seguridad Social si tenemos Seguro Médico Privado porque puede ocurrir que otros no tengan hijos y sostengan con sus impuestos el modelo educativo – ambas cosas beneficiosas para el conjunto de la sociedad -, etc. y así podríamos poner miles de ejemplos que se basan en que las relaciones están condicionadas a la utilidad que nos puedan aportar los demás, porque si no es útil, es algo que me limita, me coarta, me condiciona, exige algo que me pertenece, requiere mi atención, reclama su existencia y el reconocimiento de sus derechos y espacios y, en definitiva, supone una amenaza para mi como identidad.

Individuo, en realidad, significa que no se puede dividir y no que está dividido. Nuestra existencia individual no tiene ningún sentido si no es relación con los demás, donde el individuo encuentra sentido a su existencia. Efectivamente, es en la entrega de nuestras potencialidades individuales a los demás donde se evidencian estas capacidades y donde el individuo encuentra su realización integral como persona.

Can Túniz 24 septiembre 2010

Posted by rcalber in Curiosidades, Derecho, Economía, Filosofia, General, Humor, Politica, Psicologia/Psiquiatria.
add a comment

Can Túniz era un barrio de Barcelona que se encontraba en el distrito de Sants-Montjuïc entre el Puerto de Barcelona y el Cementerio de Montjuic.

La gran mayoría de los habitantes eran gitanos y el lugar era conocido como un “Supermercado de drogas”. Con la excusa de ampliaciones del puerto se derribó el barrio y a las personas que allí vivían se les dieron viviendas en otros lugares de Barcelona.

Antes de su derribo, José González Morandi y Paco Toledo dedicaron cuatro años a filmarlo en un documental que se estrenó el 23 de Enero del 2009 y que puede encontrase fácilmente por la red.

El documental se inicia en 2002 con una manifestación de vecinos contra la expropiación de sus casas. Allí vive Juan con su padre, ocho hermanos y cerca de veinte sobrinos. Rodeado de toxicómanos, Juan va creciendo esperando la salida de su madre de la cárcel. El barrio va a ser demolido y la familia tendrá que buscar otro hogar.

Es, sobre todo, un vídeo que invita a la reflexión. Dejo el primero de ocho vídeos que pueden verse a través de youtube.

Energía Nuclear, ITER, HIPER y Helio-3 23 septiembre 2010

Posted by rcalber in Ciencia y Tecnologia, Curiosidades, Economía, General.
2 comments

Cabe recordar que la energía nuclear que tenemos hoy en día se obtiene a partir de la fisión del uranio-235. La fisión se consigue bombardeando el núcleo con neutrones que son absorbidos volviendo el átomo inestable, lo que genera que el núcleo se divida y de esa división se libere radiación y la energía almacenada en ese núcleo (reacción exotérmica).

De esa reacción vamos a encontrarnos con hasta 7 neutrones nuevos que pueden generar el mismo mecanismo en nuevos núcleos, ya que salen disparados al azar y golpean otros núcleos, y así sucesivamente, alimentando una reacción en cadena que perdurara mientras quede material fisible. Si dejamos que esta reacción continue en cadena sin control, se irá liberando radiación y energía que, si dejamos que se desate en poco tiempo, nos dará una bomba nuclear.

Para controlar la reacción, para usos meramente energéticos, se usan unas barras de cadmio o bario, que tienen un gran poder de atraer neutrones, que se introducen en función de lo que se quiera frenar esta reacción.

El problema que tenemos es que no sabemos que hacer con los residuos que se generan y que son muy peligrosos. De momento, se están confinando en superficie o enterrándolos en celdas de hormigón, lo que no soluciona el problema si no que se lo carga a las generaciones futuras.

Alguien se ha dado cuenta de que las fusiones (uniones) de núcleos mayores al hierro, requieren energia (la que se libera cuando se fisiona en el ejemplo del uranio 238), sin embargo, en las fusiones de núcleos más pequeños que el Hierro, resulta que se libera energía.

Esta reacción de fusión se produce de forma natural en el núcleo de nuestro Sol, así que se ha intentado reproducir esa reacción en la Tierra para obtener energía.

El problema radica en que si cogemos 2 átomos de Hidrógeno tenemos que H+ + H+ = 2H+ y no Helio porque son dos átomos con carga positiva que tienden a repelerse y con los que, en principio, no podemos hacer nada debido a la fuerza electromagnetica, cuya dimensión podemos observar si nos damos cuenta de que es la misma que impide que no atravesemos el suelo y nos vayamos, por fuerza gravitatoria, al centro de la Tierra.

La temperatura, en realidad, no es más que una forma de medir la velocidad a la que se desplazan unas partículas. Cuanta más velocidad lleven más fácil es que choquen entre si y se generen reacciones. Con la fusión no iba a ser menos. Es necesario calentar el Hidrógeno hasta el estado de plasma para que se pueda lograr que las partículas se acerquen tanto que entre en juego la Interacción Nuclear Fuerte, queden unidos y liberen más energía de la que fue necesaria que la que se necesitó para conseguir la unión.

Dicha temperatura se logra en el interior de una explosión de fisión, que es el comienzo de toda bomba de fusión o bomba H (de Hidrógeno). Una vez acabada la reacción de fusión nos encontraremos con una esfera expandida con una temperatura de millones de grados donde se encuentran los productos a fusionar, cuya velocidad permite que se vayan fusionando unos con otros en una reacción en cadena que genera más energía a cada fusión.

Lo bueno de esta reacción es que no generaría desechos, pero otro problema es que la temperatura que se alcanzaría sería exactamente la misma que se alcanza en el núcleo del sol, es decir, 15 millones de grados ¿En que aparato puedo provocar esa reacción sin que borre del mapa una ciudad al completo?

Como vemos, el problema no es conseguir la fusión, que ya se hizo hace más de 50 años con la bomba H, si no hacerlo de forma controlada. Hay varios modelos en estudio entre los que destacan el confinamiento inercial y el magnético.

En el confinamiento inercial se pretende crear el estado de plama con lásers de gran potencia y el confinamiento por inercia, conteniendolo poco tiempo pero a densidades muy altas mientras que en el confinamiento magnético se pretende provocar la reacción y eliminarla mediante grandes cargas magnéticas.

Existe un proyecto para el confinamiento inercial que se llama HiPER (High Power laser Energy Research, Investigación sobre Energía con Láseres de Alta Potencia) que está en fase de diseño. El sistema de confinamiento magnético, también proyecto Europeo, está más avanzado. Se llama ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor) y ya se está construyendo en Francia con un presupuesto de más de 10.000 millones de euros.

Finalmente, existe una fórmula para conseguir más rendimiento energético, que es el uso de Helio-3 en vez de los isótopos del Hidrógeno además, con menos radiaciones y con un comportamiento más estable.

El Sol lo produce y el viento solar lo transporta pero cuando llega a la Tierra nuestra atmósfera lo rechaza, por eso se dice que el poco Helio-3 que tenemos viene de cuando la Tierra se estaba formando, cosa que no ocurre en la Luna, que carece de atmósfera y posee grandes cantidades de este elemento.

Las reservas en la Luna superarían el millón de toneladas, cantidad suficiente para abastecer de energía a todo el planeta Tierra durante un periodo de 7.000 años.

EEUU, Rusia, China y Japón trabajan para fabricar un cohete capaz de empujarnos hasta la Luna y regresar cargados de rocas. Es caro y difícil pero la recompensa sería colosal: nada menos que librar al mundo de su dañina dependencia de los combustibles fósiles, que además no son ilimitados.

Se calcula una inversión de 5 mil millones de dólares, necesaria sólo para construir una versión moderna del Saturno V sobre la superficie lunar. Teniendo en cuenta que 100 kg de helio-3 tienen un valor de 141 millones de dólares, el gasto está justificado.

Así, no es raro que se hable de la creación de una base en la Luna para traer Helio-3 a la Tierra sin dudar de su rentabilidad. Lo que yo pondría en duda es que esto no generase ningún conflicto ya que, como recordé en el artículo “bautice a una estrella” los astros no son de nadie y por tanto, estos pioneros se estarían aprovechando de algo que no les pertenece y, sin embargo, si la masa de la Luna se ve afectada porque la actividad humana la convierte en un queso gruyere, la masa afectaría a las mareas, al sistema de producción energético que aprovecha las variaciones de las mismas y, por supuesto, al propio ecosistema.

En todo caso, aún debe quedar bastante para que eso ocurra.

Un nuevo impuesto del trabajor que se llama experiencia 22 septiembre 2010

Posted by rcalber in Economía, General, Historia, Politica.
5 comments

Marcando la frontera entre Arizona y Nevada, en medio del desierto del Mojave y uniendo las orillas del rio Colorado, se encuentra la Presa Hoover la cúal, en su día, fue la mayor obra de ingeniería del momento con 221 m de altura , 379 m de corona y una base de 201 m de espesor para los que se necesitaron invertir 3,4 millones de metros cúbicos de hormigón.

El contrato para construir la presa fue concedido a Six Companies el 11 de marzo de 1931 y la Dirección de las obras quedó a manos de Francisco Trenholm Crowe. Tal y como ocurre hoy en día, la construcción tenía unos plazos de ejecución, 7 años con un presupuesto de lo que hoy día serían equivalentes a 1700 millones de dólares y que si se incumplían, generaba una penalización económica en la concesionaria.

Tras la Gran Depresión del año 1929 que se extendió hasta los años 40, la renta nacional, los ingresos fiscales, los beneficios y los precios cayeron, y el comercio internacional descendió entre un 50 y un 66%. El desempleo en los Estados Unidos aumentó al 25%.

Allí, en medio de ese desierto cuya población más cercana era una pequeña población conocida como “Las Vegas”, que en nada se parecía a lo que es hoy día, llegaron 12.000 solicitudes de empleo.

En este escenario, nadie dudó en explotar a los trabajadores que vivían miserablemente con sus familias en tiendas de campañas en el desierto, soportando temperaturas de 60 grados, jornadas interminables tanto de día como de noche, intoxicaciones por Monóxido de Carbono, agotamiento o accidentes laborales debido al uso de explosivos y material perforante de forma temeraria, todo ello, con tan sólo 3 días de descanso anuales no retribuidos (Navidad, Día del Trabajo y 4 de Julio) y, por supuesto, sin vacaciones.

Las peligrosidad y penosidad de las condiciones de trabajo llevaron a una huelga, el 8 de agosto de 1931, que la compañía disolvió enviando hombres con armas y garrotes.

Finalmente, tras tanta explotación con resultado de centenares de heridos y muertos, finalizaron las obras en 1936, dos años antes de lo previsto.

Algunos deben pensar que, a los trabajadores, la crisis les atrofia el celebro. A veces, esa creencia sólo lleva a hacer afirmaciones hirientes, como la que hizo Zapatero cuando dijo que los estudiantes trabajaban para el país, como si este tipo de manifestaciones bambi-panderetas a las que nos tiene acostumbrados quitasen el hambre y no levantase la ira de aquellos que no tienen más narices que seguir estudiando, porque fuera tienen un mercado que deja fuera del mundo laboral al 40% de los más jovenes.

Y es que la juventud es sólo una enfermedad que se cura con el tiempo, pero la discordancia entre teoría y aplicación práctica es un mal que sólo se cura con experiencia y si nadie da una oportunidad al que no tiene experiencia se crea un circulo vicioso para el que quedan pocas salidas.

Nuestro ordenamiento laboral ha planteado la respuesta en dos modalidades de contrato: El contrato en prácticas y el de formación, de los que habría mucho que hablar, por las condiciones cicateras en que se desarrollan pero el caso es que, por una razón u otra, encima la crisis se ha cebado con este tipo de contratos y tenemos un mercado de personas con formación teórica que no pueden competir para acceder a esos puestos por falta de experiencia práctica.

Cuando una situación no puede ser más funesta siempre cabe la posibilidad de que llegue alguien más ruin y la empeore, superando nuestras expectativas. Así, a alguien hace tiempo que se le ocurrió preguntarse ¿y porque no cobramos las empresas a los trabajadores por darles trabajo para conseguir experiencia? Y de esta forma, se abrieron las puertas para que el trabajador, que se quejaba de trabajar “gratis”, ahora tenga que pagarse un trabajo.

Hace cerca de un año, Versace anunció una subasta en la que el ganador podría trabajar en la firma para adquirir experiencia. Valoraban la oportunidad en unos 5.000 euros y por supuesto, las prácticas eran durante 6 meses y no retribuidas.

Ante esta oportunidad que muchos calificaron de abusiva e injusta cabe recordar que en España ya ibamos adelantados con las prácticas de empresa en la Universidad que conllevan el pago de unos créditos en favor de ésta última; que los pilotos llevan años quejándose de que tienen que pagar horas de vuelo; los periodistas, que al final acaban haciendo copy y paste de lo que les llega de agencias de noticias; las empresas-estafa que prometen un megapuesto de trabajo en una plataforma petrolífera tras superar un curso-basura que cuesta miles de euros y que acaba no valiendo para nada; las empresas de Trabajo Temporal detrás de las que se encontraban multinacionales que solo contrataban personal proviniente de éstas; servicios gratuitos buscadores de empleo, como Monsters, que tienen tendencia a convertirse en plataformas de pago; los 906 que aparecen en noticias gancho y que al final ofertan puestos de trabajo que ya no existen o que, ni siquiera son ciertos, “sin papeles” que pagan a un estafador para que se los consiga a través de un funcionario corrupto que no existe, …

En fin, dicen que estamos en la peor crisis desde el año 1929. Se ha hablado de refundar el capitalismo y lo único que hemos visto son recortes sociales; hemos oido hablar de reforma laboral y sólo hemos visto como se abarata el despido o como calificar a alguien de “vago” para quitarle su prestación; hemos visto como se salvaba a la banca y se suben impuestos que afectan sobre manera a la clases medias y pobres; hemos oido incluso que hay que recortar salarios para que haya mas empleo cuando en Alemania los salarios son el doble de altos y tienen la mitad de paro.

Como hemos visto antes, hay gente a la que han matado por ponerse en huelga. Nos creemos que los derechos que tenemos han estado ahí siempre y no les damos importancia y, sin embargo, si costó 50 años que se reconocieran estos derechos, esos mismos derechos pueden perderse en cuestión de 4 o 5 años.

Si se siguen permitiendo cada vez más abusos y recortes, mientras que el poder económico y político no hace nada por tapar sus propias vergüenzas, el único sacrificio encima de la mesa que veremos será el de los de siempre, los que precisamente menos culpa tienen de éste desastre económico y que a su vez son los que con mayor dureza lo están sufriendo.

Encima de que el mundo laboral está muy mal, vamos a pedir un poquito de delicadeza con los trabajadores, mano dura con los estafadores que dejan en una situación muy delicada a sus víctimas o actuan sobre bienes y servicios de primera necesidad, así como un poquito de tacto a la clase política a la hora de hablar del mayor drama y desafio al que se enfrenta el conjunto de la sociedad española.

La justicia, además de ciega, sorda. 21 septiembre 2010

Posted by rcalber in Derecho, General.
2 comments

El asesinato de los dos jóvenes homosexuales, por el que se acusa a Piñeiro, se produjo en un piso de la calle Oporto de Vigo, en julio de 2006. Las dos víctimas del suceso recibieron 35 y 22 puñaladas, respectivamente, que les causaron la muerte.

El detenido, que confesó la autoría, fue exculpado por un jurado popular de los delitos de homicidio, alegando defensa propia. El veredicto del jurado declaró no culpable a Piñeiro de asestar 57 puñaladas a los dos jóvenes en “legítima defensa” e impulsado por un “miedo insuperable”.

La sentencia del jurado popular explicaba, además, que Jacobo actuó después de que uno de los dos jóvenes -Anderson- lo amenazara con un cuchillo para mantener relaciones sexuales con él.

También fue indultado por el delito de hurto, que solicitaba la acusación particular. A pesar de que Piñeiro se llevó, presuntamente, una maleta con diversas pertenencias de las víctimas, únicamente se le condenó por el incendio de los dos cuerpos y la vivienda.

El jurado popular no es una mala idea como concepto. Es decir, no hay nadie más independiente que un jurado “ad hoc” para decidir, en base a las pruebas que se aportan, si una persona resulta culpable o no, de un hecho criminal.

El problema reside en que los jurados populares tal y como están planteados son un DESASTRE. Alguien, sin un mínimo de conocimientos jurídicos no puede resolver un ejercicio jurídico complejo de eximente o atenuantes del Código Penal, porque no tiene formación suficiente para ello y que incluso a un jurista, en determinados casos, le puede resultar muy complicado aplicar.

Sólo caben tres posibilidades:

– Suprimir los jurados populares y que la justicia, que emana del pueblo, se imparta por Jueces y Tribunales, debidamente nombrados y formados para tal misión.

– Profesionalizar el jurado popular. Hoy día, por incompatibilidad, no pueden tener estudios de Derecho.

– Mantenerlos como están.

Aunque reste Seguridad Jurídica la eliminación de un Jurado Popular, mayor perdida de Seguridad Jurídica tenemos cuando una persona que no es un profesional en la materia tiene que resolver sobre un asunto al que, por cuestiones técnicas, no puede llegar por falta de conocimientos y experiencia suficiente. En los Juzgados, las personas se juegan un bien muy valioso, su libertad, pero también su dignidad y el deseo legítimo de que se haga justicia.

En ciertos países tienen también la figura de un Jurado Popular, pero este jurado es profesional. Lo que no puede ocurrir es que alguien sin conocimientos jurídicos se pueda pronunciar sobre una eximente que tiene unos casos muy limitados de aplicación y que en nada tienen que ver con los motivos que les han colado. Finalmente, la actividad de motivación que los anglosajones no exigen a su jurado, en España si se exige.

La propia jurisprudencia que marca el Tribunal Supremo, es decir, el máxime interprete de nuestra ley para materia no Constitucional se muestra ambiguo en su aplicación. Así, algunas veces, ha vinculado la calificación de este estado emocional, privilegiado en la Ley con la exención de responsabilidad en lugar de la normal atenuación, con la teoría de la acción considerándolo, de idéntica manera que la fuerza irresistible, como excluyente de la misma (S.T.S. 2 de noviembre de 1988). Otras veces la ha relacionado con la inimputabilidad (SS.T.S. 15 de junio de 1982 y 2 de octubre de 1990). En otras ocasiones de causa de inexigibilidad o inculpabilidad en sentido estricto (S.T.S. 19 de julio de 1994) e, incluso, en una ocasión (S.T.S. 3 de marzo de 1987), siguiendo a CÓRDOBA RODA, como mixta entre inimputabilidad e inexigibilidad.

El caso es que le colocan a un Jurado Popular la obligación de resolver este asunto, que ya podrían haber límitado a que estos se pronuncien sobre si creen a una parte o a la otra sin entrar en otras valoraciones (para que el juez pudiera resolver tanto sobre la culpabilidad como la pena a imponer) y estos, en un criterio que puede ser más justo o injusto pero, sin embargo, más o menos ajustado a derecho, le dicen al juez la conclusión que tiene que tener la sentencia y los motivos que la apoyan.

Esto, choca frontalmente con la tutela judicial efectiva ya que las sentencias no tienen que ir prediseñadas si no que las sentencias deben ir perfectamente motivadas. Esa motivación implica que ese discurrir en la mente del juez debe ir reflejándose en el contenido de la sentencia, en la que, tras ese hilado de conjeturas, el juez decide la culpabilidad y la pena a imponer.

¿Qué ocurre? En el caso que nos ocupa el Juez tiene que empezar la casa por el tejado porque la decisión está prefijada. Se limita a imponer una pena y esa actividad “reflexiva” queda en manos de unas personas que son legos en Derecho, sentencia que seguro que contendrá errores y que devendrá nula en cuanto sea recurrida, lo que obligará a repetir el juicio.

Conclusión: Justicia, además de ciega, sorda porque al final se ha aumentado la burocracia, con perjuicio para todas las partes, para desoir lo oido ya que el Jurado puede considerar la culpabilidad y tener razón, pero es incapaz de preparar un hilo probatorio de la misma forma que la haría un profesional del Derecho. Por tanto, lo dicho por el jurado sería desoido para que una vez oidas todas las partes el jurado vuelva a decir lo mismo al juez, esta vez, intentando tener más tino.

Si vamos a tener Jurado lo mínimo que debe ocurrir para que existan garantías es que se traten de Jurados Profesionales aunque, en mi opinión, a día de hoy la justicia es independiente, aunque cada vez el poder político meta más el hocico en el judicial, por lo que enfrentar este nuevo gasto público me parece que no es necesario.

Para concluir, sólo decir que entre varios de los requisitos necsarios para que se aplique lo del miedo insuperable, el miedo tiene que ser provocado por estímulos ciertos y conocidos, graves y actuales o inminentes capaces de provocar ese estado. En este sentido, es evidente que dicho miedo ha de estar provocado por una causa que tenga una cierta realidad, inminencia y antijuridicidad atendida la situación psíquica del sujeto en relación a su edad, formación y circunstancias.

¿Que miedo insuperable tiene una persona que tira una puerta abajo para apuñalar a su víctima? ¿Quién ha acreditado que el sujeto fue amenazado de violación? ¿Acaso no sabía que había hecho algo ilegítimo y por eso metió fuego al piso con el fin de ocultar pruebas? Es que es imposible que el juez dictara una sentencia en condiciones. Si no hubiera estado el Jurado por medio estoy seguro de que ni el reo hubiera intentado tan absurda maniobra y mucho menos le hubieran colocado un gol “por la escuadra” semejante a un juez.

La verdad es que, en este caso, no sabe uno si es lo mismo un Jurado Popular que dejar a un detenido en manos de una muchedumbre, al menos, mientras ese Jurado no esté constituido por personas con un nivel de educación y conocimientos jurídicos que les haga distinguirse de los segundos.

Por último, conviene recordar el fracaso que supone el Jurado Popular en EEUU. Conviene recordar que el fiscal es elegido democráticamente y que bien le conviene que los delitos resulten esclarecidos.

Ser negro y pobre en EEUU y tener que enfrentante a un jurado supone que tengas todas las papeletas para ser condenado por la capacidad de persuasión del fiscal sobre el jurado, no porque en realidad hayas cometido el delito, por lo que todo el mundo que no tiene un duro o pertenece a alguna raza, negocia con el fiscal.

En este caso, el fiscal puede cambiarte una acusación de asesinato por homicidio imprudente, con lo que te ahorras que te maten y un juicio con jurado popular. Esto anima a muchos a confesar, aunque no sean culpables, así como ocurre que muchos pobres de raza hispana o afroamericana se acaban enfrentando al jurado popular y acaban condenados con error judicial porque allí eres “guilty” o “no guilty” y no hay porque razonar nada.

También cabe la posibilidad de gastarse una millonada en un abogado más persuasivo que el fiscal, pero la realidad es que es un riesgo muy difícil de asumir y de ahí que muchos letrados que van presumiendo de que en el 90% de los casos consiguen evitar la pena de muerte, ocultan un pacto que en España es ilegal, pero que también se lleva a cabo.