jump to navigation

El valor histórico de los Evangelios 2 octubre 2009

Posted by rcalber in Curiosidades, Filosofia, General, Historia.
trackback

Un libro histórico merece credibilidad cuando reúne tres condiciones básicas:

- Ser auténtico: Escrito en la época y por el autor al que se atribuye la obra

- Ser verídico: Cuando el autor es testigo imparcial de los hechos que relata y los hace de forma objetiva.

- Integro: Cuando no ha sufrido alteraciones en su contenido inicial por malas traducciones o cambios en el sentido de las palabras que hayan podido deformar el contenido de forma sustancial.

Existen cuatro evangelios contenidos en la Biblia, llamados evangelios canónicos, reconocidos como oficiales por las diferentes confesiones cristianas. Son conocidos con el nombre de sus supuestos autores: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Existen otros evangelios, conocidos como evangelios apócrifos, no reconocidos por las iglesias cristianas.

Autenticidad de los evángelios

El libro de Mateo no está firmado por lo que su autor se considera anónimo. Algunos estudiosos bíblicos indican que siguiendo una costumbre literaria de la antigüedad recogieron textos de Mateo Leví, un recaudador de impuestos a quién Jesús llamó para ser uno de sus apóstoles.

La datación situ este libro en el año 80 d.c.

El libro de Marcos es de autor desconocido aunque la tradición tardía se lo atribuye a Marcos, el secretario de Pedro y por tanto no fue testigo presencial de los hechos que narra.

La datación sitúa este libro en el año 70 d.c.

El evangelio de Lucas también esta sin firmar y por tanto es anónimo aunque se atribuye a un tal Teófilo que no se sabe si es un personaje real o un pseudónimo. Se dice que es un médico que acompañó al Apostol Pablo a Roma.

Tampoco fue testigo de los relatos que narra aunque si de los “Hechos”.

La datación sitúa este libro en el año 80 d.c

El evangelio de Juan no se tiene claro quien lo escribió, pero parece ser que lo hizo la Comunidad de Éfeso que fue una comunidad que fundó Juan el Evangelista

La datación sitúa este libro en el año 100 d.c

– Para la Iglesia, que los evangelistas tuvieran, en la medida de lo posible en aquel tiempo, una preocupación histórica y no sólo edificante, lo demuestra la “precisión con la que sitúan el acontecimiento de Cristo en el espacio y el tiempo”

Vericidad de los textos

El evangelio de Juan es un evangelio mediatizado por la terrible situación que vive la Iglesia en aquellos sangrientos días.

El lenguaje utilizado es muy crudo y complejo, tanto, que aún genera polémica.

En el Apocalipsis, una obra cautivadora que muestra a una Iglesia perseguida en medio de un mar de sangre que vencerá gracias a Cristo resucitado que se impondrá al mal y que traerá el Reino a todos los hombres de buena voluntad.

– El evangelio de Marcos esta escrito por el del Secretario y el de Lucas por el médico de Pedro. No me parecen los testimonios más adecuados.

- El padre Rainiero, recuerda que Lucas inicia el Evangelio explicando los criterios que le han guiado. En el Evangelio Lucas asegura que refiere hechos transmitidos por testigos oculares, verificados por él mismo con «comprobaciones exactas» para que quien lo lea pueda darse cuenta de la solidez de las enseñanzas contenidas en el Evangelio.

- El de Juan los escribió la Comunidad de Éfeso y responde a una ideología enseñada

Integridad

Los manuscritos originales se escribieron en papiros y a mano, estos no se han recuperado y se debe principalmente a que el papiro no dura mucho tiempo, es decir, la copia de la copia es la que hoy conocemos.

Todos sabemos como y cuanto cambia el valor de las palabras en el tiempo pero en todo caso, también la Iglesia dice que era fácil reconocer una copia errada porque en aquella época se hicieron muchísimas reproducciones.

Algunas contradicciones, independientemente de lo afortuando de ellas y que podemos preguntarnos son:
os siguientes son algunos de los mayores desacuerdos que rodean a los eventos conectados con la resurrección:

A. ¿A qué hora de la mañana fueron las mujeres a visitar la tumba?
Al amanecer (Marcos 16:2)
Cuando todavía estaba oscuro (Juan 20:1)

B. ¿Quién fue?
María la Magdalena sola (Juan 20:1)
María la Magdalena y la otra María (Mateo 28:1)
María la Magdalena, María la madre de Santiago, y Salomé (Marcos 16:1)
María la Magdalena, Juana, María la madre de Santiago, y otras mujeres (Lucas 24:10)

C. ¿La tumba estaba abierta o cerrada cuando llegaron?
Abierta (Lucas 24:2)
Cerrada (Mateo 28:1-2)

D. ¿A quién vieron en la tumba?
Un ángel (Mateo 28:2)
Un hombre joven (Marcos 16:5)
Dos hombres (Lucas 24:4)
Dos ángeles (Juan 20:11-12)

E. ¿Estos hombres o ángeles estaban adentro o afuera del sepulcro?
Afuera (Mateo 28.2)
Adentro (Marcos 16:5, Lucas 24:3-4, Juan 20:11-12)

F. ¿Estaban de pie o sentados?
De pie (Lucas 24:4)
Sentados (Mateo 28:2, Marcos 16:5, Juan 20:12)

G. ¿María la Magdalena se dio cuenta cuando Jesús se le apareció por primera vez?
Sí (Mateo 28:9)
No (Juan 20:14)

El descubrimiento de los manuscritos del Qumrán

En diciembre de 1945, un campesino árabe hizo por casualidad un descubrimiento arqueológico cerca del poblado de Nag Hammadi, en el Alto Egipto.

Este se ha convertido en fuente imprescindible de estudio para los historiadores de las religiones.

Se trataba de 13 papiros, encuadernados en cuero, que muy luego despertaron el interés de todos los especialistas del mundo, ya que serían una de las pocas fuentes directas existentes de los llamados «evangelios gnósticos».

Entre los 52 textos descubiertos en Nag Hammadi se encontraban, entre otros, el Evangelio de Tomás, el Evangelio de Felipe, el Apocrifón (literalmente «libro secreto») de Juan, el Evangelio de la Verdad, y el Evangelio de los Egipcios (identificado como el «Libro sagrado del Gran Espíritu Invisible») . También se encontraron entre ellos algunos atribuídos a seguidores directos de Jesús, tales como el libro secreto de Jaime, el Apocalipsis de Pablo, la Carta de Pedro a Felipe y el Apocalipsis de Pedro.

Las investigaciones han demostrado que la tradición cristiana representa sólo una pequeña selección de fuentes, elegidas entre docenas. Quién hizo la selección, por qué motivo, por qué se excluyeron los demás escritos, porqué fueron prohibidos como heréticos, qué los hacía tan peligrosos, son preguntas que tienen explicaciones políticas y sociales, además de religiosas. Los debates que promovían estos evangelios gnósticos eran cruciales para el desarrollo del cristianismo como religión institucional. Es por eso que a ideas cuyas implicaciones eran contrarias a dicho desarrollo, se les colocó la etiqueta de «herejías», mientras que ideas que lo apoyaban implícitamente se consideraron «ortodoxas».

Para otros, este descubrimiento acredita que los libros coinciden con lo que se dice en los Evangelios y que estos no han sido alterados ya que durante la guerra con los romanos del año 70, para salvar la biblioteca, metieron los rollos en ánforas y las escondieron allí, donde han permanecido hasta la actualidad y coinciden en lo esencial con lo que se manifiesta en los evangelios.

Aparte de los evangelios, algunos señalan que la biblia es un conjunto de libros escritos en un lapso de tiempo de 1600 años y que es imposible que sus escritores se pusieran de acuerdo, porque unos vivieron 800 años antes que otros, y que el mensaje de salvación es el mismo en todos ellos.

Sobre el pensamiento cristiano

Independientemente de la Historicidad de los evangelios, la teoría cristiana me parece una obra filosófica espectacular en cuanto a contenido humano, sin perjuicio de que luego no estemos algunos de acuerdo con ciertas interpretaciones más ortodoxas.

Sí lo pensamos bien, “si trataramos a los demás como nos gustaría que nos tratasen a nosotros mismos” muchos problemas de esta sociedad se ERRADICARIAN y es un mero precepto entre tantos otros. Desgraciadamente, a día de hoy, eso es una autopía.

Púes todo esto está muy bien, pero ahora un señor llega y se pregunta por la fuentes iniciales ¿de dónde viene esto? ¿donde están? ¿Y si en realidad es una explicación mitológica a ciertos fenómenos astrológicos? ¿y si todo esto viene de la época egipcia en que trataban de convencer al pueblo a través de la religión?

Es un documental tremendo que no me ha dado tiempo a analizar, pero que a mi cuanto menos me ha parecido sorprendente.

Zeitgeist “La historia más grande jamás contada”, subtitulada en castellano.

About these ads

Comentarios»

1. Droblo - 2 octubre 2009

Lo que dicen que dijo alguien hace decenios tiene muy poco VALOR HISTÓRICO.
Lo cierto es que las fuentes del Evangelio son muy débiles si bien la existencia de Jesús puede verificarse tanto por un par de referencias romanas como sobre todo por al alusión que hacen de él fuentes judías como “demonio”. Esto último demuestra que hizo algunas cosas que “escocieron”, por lo demás es como todo lo relacionado con la religión, si a cualqueir católico le hablas de la religión egípcia o los mitos nórdicos te dirá que es primitiva cuando la suya está basada en lo que dicen que dijo alguien hace más de 2000 años.
¿Qué dijo realmente? No se sabe, ¿Por qué un Dios omnipotente no es capaz de ser claro en su doctrina? Tampoco se entiende pero le ha servido a las diferentes iglesias cristianas para interpretarlas a su gusto y a veces de forma distinta a lo largo de los siglos.
Y en cuanto a los evangelistas es fácil demostrar que al menos Mateo no es fiable:

http://www.droblo.es/conocer-la-religion-de-cada-uno/comment-page-1/

2. rcalber - 4 octubre 2009

Droblo, rescato esto de tu post que lo he estado buscando para relacionarlo con la vericidad de los textos, es decir, la imparcialidad:

“Jesús, dando de nuevo un fuerte grito, expiró. La cortina del templo se rasgó de arriba abajo en dos partes, la tierra tembló y se hendieron las rocas; se abrieron los monumentos, y muchos cuerpos de santos que dormían, resucitaron, y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de El, vinieron a la ciudad santa y se aparecieron a muchos. El centurión y los que con él guardaban a Jesús, viendo el terremoto y cuanto había sucedido, temieron sobremanera y se decían: Verdaderamente, éste era el hijo de Dios…» (Mt 27,50-54).


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: