jump to navigation

Al quitarse los guantes, caía, de sus manos suave ceniza 31 marzo 2010

Posted by rcalber in Curiosidades, General, Psicologia/Psiquiatria.
trackback

Robert Nelson, el dueño de la cadena Canal 40, había tratado de convencer al personal para que se concentrasen en investigar y publicar historias policiales llenas de sangre y entrañas.

Fruto de esas instrucciones, un programa de entrevistas sustituyó una historia de un suicidio por otra de un tiroteo. La presentadora había tenido antecedentes de autolisis y esto le llevó a una discusión con el Director de Prensa.

Tres días después, esta misma periodista daba paso a tres noticias nacionales y a un suceso, en un restaurante, donde se había producido un tiroteo. Acto seguido dijo “De acuerdo a la política del Canal 40 de brindarles lo último en sangre y entrañas a todo color, están a punto de ver otra primicia: un intento de suicidio”. Sacó un revolver del calibre 38 y se apuntó justo detrás de la oreja, dirección al cerebelo, y se pegó un tiro que acabó con su vida.

Las defunciones por accidente de tráfico se redujeron un 20,7% en 2008, por lo que dejaron de ser la primera causa externa de muerte (fallecimientos no causados por enfermedad) entre la población española, posición que ocupaban hasta la fecha y que ahora corresponde a los suicidios, con unos 3.500 casos en 2008.

Detrás del suicidio resulta simplista señalar una causa concreta, pero lo que si es cierto es que una conducta de autoaniquilación conlleva el pensamiento de que es una solución a un sufrimiento multidimensional, un vacio interior que necesita ser cubierto en varios frentes y del que a veces, en los casos más graves, ni siquiera el afectado sabe la razón que provoca ese “vacio”.

Cualquier amenaza de suicidio debe tomarse en serio. No es cierto que “el que lo dice no lo hace”, de hecho, un acto aislado de suicidio por “un impulso” puede ser corregido, pero cuando una persona se plantea seriamente e idea un plan de suicidio, lo más probable es que lo haga y que lo intente varias veces, si es necesario, para conseguirlo. No valen pactos de “no suicidio”, lo mejor es hablar y tratar el tema sin miedo a que hablar de ello “haga recordar al afectado” esta idea y le induzca a cometer el acto, ya que lo normal es que se sienta aliviado por poder expresar lo que lleva dentro.

Lo más probable es que conozcamos bien a la persona con la que hablamos, pero hay que intentar profundizar en el conocimiento de la persona, buscando que nos diga si es soltero o viudo, si vive solo, si tiene familia, si esta en paro, si ha sido diagnosticado de depresion, trastorno bipolar , esquizofrenia o trastorno limite de la personalidad, si ha perdido recientemente a un familiar o amigo muy querido, si existe algun sentimiento de culpabilidad por una muerte, por no haber asistido suficientemente a un familiar que iba a morir, y si sus palabras reflejan desesperanza.

Hay que tratar de aliviar, con nuestras palabras, su situación aunque puede resultar díficil incidir en ciertas cuestiones si no se es un profesional. También tenemos que evitar dejarlo solo pero a la vez evitando que sea vigilando, aunque hay que ser muy firmes si se tienen armas, de caza o de defensa personal, rogando que se depositen voluntariamente en la intervención de armas de la Guardia Civil más próxima.

El tratamiento para la ideación suicida debe prestarse por un profesional y debe invitarse a la persona a acudir a un psiquiatra para que valore la duración, persistencia, naturaleza y frecuencia de la ideación suicida y en su caso y para los casos más graves, a ser internado en un centro psiquiátrico si existe un peligro inminente, para que quede estabilizado.

El indicador Sad Persons (se traduce como personas tristes)utiliza el siguiente baremo:
– S: Sexo masculino
– A: Edad (age) Mas de 45 años o menos de 20.
– D: Depresión
– P: Tentativa suicida previa
– E: Abuso alcohol (etanol) o drogas
– R: Falta de pensamiento racional (psicosis o trastornos cognitivos)
– S: Carencia de soporte social
– O: Plan organizado de suicidio
– N: No pareja o cónyuge
– S: Enfermedad somática (se refiere a enfermedades cronicas o terminales)

Cada ítem puntúa 1 si está presente y 0 si está ausente:
0-2: alta médica al domicilio con seguimiento ambulatorio.
3-4: seguimiento ambulatorio intensivo, considerar ingreso.
5-6: recomendado ingreso sobre todo si ausencia de soporte social.
7-10: ingreso obligado incluso en contra se su voluntad.

Por cierto, si a alguien le ha resultado curioso el titulo de éste artículo, no es más que un párrafo de una poesía que nos dejó para la posterioridad, Federico Garcia Lorca, ese al que mataron por rojo y maricón y que demostró más valía, coraje y “huevos” que los que se escondían detrás de una mirilla para pegarle un tiro.

Para los profanos como yo, puedes verla analizada HACIENDO CLICK AQUI

Comentarios»

1. Droblo - 31 marzo 2010

Un tema interesantísimo, daría para un blog diario, y es una pena que se hable tan poco de él.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: