jump to navigation

¿Por qué los enfermos mentales no están encerrados en los psiquiátricos? 7 octubre 2010

Posted by rcalber in Derecho, General, Psicologia/Psiquiatria.
5 comments

“No cruce ahora señora, espere a que yo se lo diga”. Lo que parecía un gesto de amabilidad hacia una mujer octogenaria se convirtió en unos segundos en una tentativa de homicidio. De forma repentina, la mujer fue empujada hacia la calle en el momento en que iba a pasar un vehículo con el fin de que la atropellara.

La víctima, afortunadamente, sólo sufrió lesiones leves y el hombre fue retenido por varios transeúntes hasta la llegada de una patrulla policial, que detuvo al sospechoso y verificó que cuenta con varios antecedentes, uno de ellos por otra tentativa de homicidio. El detenido está a la espera de pasar a disposición judicial y no se descarta su ingreso en un centro psiquiátrico, ya que ni en este ni en otros incidentes que ha protagonizado conocía a las víctimas y los indicios apuntan a que sufre alguna perturbación.

Y yo me pregunto ¿Por qué los enfermos mentales no están encerrados en los psiquiátricos?

Para quitarnos rápido el tema de la Constitución hay que decir que ésta contempla que nadie puede ser privado de libertad salvo en los supuestos determinados por la ley (hace referencia al delito), que todos tenemos libertad de residencia y derecho a circular libremente por el territorio nacional.

A mayor hincapié, el artículo 49 de la Constitución señala: “Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento y rehabilitación e integración de los disminuidos psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los ciudadanos.”

Por tanto, en principio, si tratamos de encerrar a una persona contra su voluntad en un psiquiátrico estaríamos cometiendo un delito de detención ilegal y si este paciente va firmando todos los documentos con un “Solicita Habeas Corpus” habría que llevarlo inmediatamente ante un juez y podríamos vernos en un serio aprieto.

Por tanto, y debido a que la Ley de Sanidad también permite no someterse a un tratamiento médico, el internamiento del paciente tiene que ser VOLUNTARIO, es decir, es una medida pactada entre el psiquiatra y el paciente.

La aceptación voluntaria del ingreso y, consecuentemente, de las
medidas terapéuticas y de las normas de la unidad debe hacerse por escrito, y si se obtiene el consentimiento mediante violencia, presiones o engaño se estaría cometiendo igualmente un delito de detención ilegal.

La ley también permite que una persona sea tratada en un hospital psiquiátrico en contra de su voluntad, pero esto se reduce prácticamente a los casos en que pueda atentar contra su propia vida o contra la de un tercero.

La solicitud puede efectuarla la familia, el representante legal del paciente si estuviera incapacitado legalmente, o fuera un menor, la policía o el Ministerio Fiscal. El proceso es largo y farragoso y puede ocurrir que tras un par de meses de internamiento el paciente reciba el alta.

Este internamiento forzado no es fácil de conseguir. Se necesita cumplir con los siguientes criterios:

– El internamiento es una medida excepcional,.
– Que no pueda prolongarse el internamiento si no persiste la perturbación mental que la ocasionó.
– Necesidad de control judicial en los internamientos involuntarios.
– Que el paciente tenga la posibilidad de ser oído personalmente o, en su caso, mediante alguna forma de representación; que sea informado de las condiciones del internamiento, que la decisión judicial se adopte en breve plazo.
– Las restricciones a la libertad personal del paciente deben limitarse a las que sean necesarias por la situación psicopatológica y el encuadre terapéutico.

Todo esto está muy bien pero existen casos en los que la inmediatez es fundamental. Estamos hablando de una urgencia en la que un paciente está descompensando, está bajo los efectos de alguna droga que tiene perturbado su estado cognoscitivo y que puede crear un peligro potencial contra si mismo o contra una tercera persona.

En este caso, no es necesaria la intervención judicial previa y podemos llamar perfectamente a una ambulancia y que se lo lleven y se ordene su ingreso en un psiquiátrico, eso si, dando oportuna cuenta al juez de que se ha tomado esa medida dentro de las 24 horas siguientes, todo ello, de conformidad con el artículo 211 del Código Civil.

Además de que exista una indicación médica y una situación que justifique la necesidad del internamiento, como me repito, la situación psicopatológica debe impedir al sujeto la toma de decisión por sí mismo ya que en ese estado le hace imposible tanto el ejercicio del derecho a estar informado, así como aceptar o rechazar las medidas médicas que se le proponen como la obligación del consentimiento (Ley General de Sanidad).

Cuando el paciente sea menor de edad, no será suficiente la autorización del padre o de la madre o de aquel que detentara la patria potestad, precisando de la autorización judicial y de un informe de los servicios de asistencia al menor (Ley Orgánica 1/1996 de Protección Jurídica del Menor que modifica el art. 211 del Código Civil)

Una vez que el Juez ha sido informado, este deberá personarse para examinar al paciente y en el plazo de 72 horas para ratificar o no la medida de internamiento involuntario.

En este caso, el médico habría cometido una detención ilegal pero, como ya se ha comentado en algún otro artículo, amparandose en la eximente del Código Penal de obrar en virtud de oficio o cargo, cumpliendo con los requisitos de congruencia, oportunidad y proporcionalidad.

Otra situación con la que nos podemos encontrar es que el paciente se encierre en su domicilio que, según la Constitución, es inviolable y si entramos en él cometeríamos un delito de allanamiento de morada, previsto y tipificado en nuestro Código Penal, por no contar con autorización judicial.

En este caso, en esa entrada “ilegal” al domicilio estaríamos amparado por obrar en estado de necesidad, algo que comenté en un artículo anterior y que sirve como eximente para la aplicación del Código Penal debido a que el mal que causamos es menor que el que tratamos de evitar y existe una necesidad objetiva de violar un bien jurídico para salvar otro mayor.

Por último, tenemos el caso que nos ocupa en que se comete un delito. En este caso se detiene al paciente, se informa al juez antes de las siguientes 24 horas y se pone a disposición judicial una vez finalizadas las diligencias y, en todo caso, antes de que transcurran las 72 h.

El juez puede mandarlo a prisión preventiva (mientras sale el juicio), ponerlo en libertad u ordenar una medida de seguridad, como es el internamiento en un centro psiquiátrico.

Anuncios

Escopolamina 5 octubre 2010

Posted by rcalber in Ciencia y Tecnologia, Curiosidades, Derecho, General, Psicologia/Psiquiatria.
1 comment so far

La atropina es una droga anticolinérgica extraída de una planta que se llama belladona.

Atropina viene de Atropos, que en la mitología griega era la mayor de las tres de las Moiras, quien elegía el mecanismo de la muerte y terminaba con la vida de cada mortal cortando su hebra con sus “aborrecibles tijeras”

La planta belladona (mujer bella) deriva del uso que hacían las mujeres italianas para dilatarse las pupilas.

En el celebro hay unos receptores que en función de si están ocupados o no, generan unas funciones u otras. Una de esas sustancias es la acetilcolina que viaja a unos receptores relacionados con el aprendizaje y la memoria. La atropina compite por ocupar también esos receptores pero como la sustancia no es la misma se produce una disfunción que dificulta la habilidad natural de esa zona del celebro para acometer su función. De ahí la palabra anticoligérnico.

De esta droga, que ya era conocida y usada por los hindúes, se ha llegado a la escopolamina que hace lo mismo pero con dosis mucho menores. Hoy en día es la droga que nuestras madres querían evitar que consumiéramos cuando nos decían “no bebáis del vaso de nadie”, “haced que os sirvan la copa delante vuestra” o cuando nos aconsejaban que no dejáramos fuera de control nuestra bebida.

¿Por qué? Porque es usada con fines ilícitos ya que con 100 mg de esta sustancia se logra intoxicar a una persona y alterar su estado mental y para conseguir que alguien consuma esa cantidad o se provoca una intoxicación alimentaria o se disuelve la sustancia en una bebida.

Con ello, se logra que la persona entre en amnesia temporal y se vuelva vulnerable y sumisa. A sabiendas de que esa persona va a tener lagunas temporales durante el periodo en el que estuvo drogada (el efecto máximo se alcanza a la hora y luego va disminuyendo), algunos delincuentes aprovechan para cometer contra estas cualquier tipo de agresión.

Luego, en el juzgado, a ver como demuestra alguien que una persona ha sido violada, porque lo más que puede ocurrir es que la víctima piense que sufrió una borrachera y cuando no, lo más que se puede encontrar es restos de semen pero sin lesiones vaginales y que cuando localicen al autor alegue que no hay violación debido a que la relación fue consentida.

En todo caso, una violación no es lo peor que puede ocurrir. Si el delincuente se pasa con la dosis puede causar una depresión respiratoria con arritmia cardiaca -la falta de oxigeno provoca que el corazón trabaje más y en peores condiciones -y llevar a la víctima hasta la muerte.

Un corazón solitario no es un corazón 27 septiembre 2010

Posted by rcalber in Filosofia, General, Psicologia/Psiquiatria.
5 comments

Jordi Giró acababa de conseguir un piso en Girona, concretamente en la calle Guilleries de la urbanización Mas Matas de Roses – zona muy concurrida en épocas vacacionales – ganada gracias a una subasta bancaria.

Tras salir victorioso de la subasta, un incendio en la zona obligó a desalojar a varios vecinos así que, ese Sábado 12 de Mayo de 2007, decidió aprovechar para comprobar que la vivienda no se encontraba afectada por tal suceso, ocurrido una semana antes.

Al entrar en el domicilio, el propietario encontró en su interior el cadáver de una mujer muerta desde 2001 en avanzado estado de descomposición, que había fallecido por causas naturales a los 55 años de edad.

Al parecer, el piso fue subastado tras constatar que la inquilina no pagaba las facturas. Se da la circunstancia de que ni las entidades bancarias ni los responsables de la subasta comprobaron las condiciones del piso antes de embargarlo.

El individualismo es la posición moral, filosofía política, ideología, o punto de vista social que enfatiza “la dignidad moral del individuo”. Los individualistas promueven el ejercicio de los objetivos y los deseos propios y en tanto la independencia y la autosuficiencia mientras se oponen a la mayoría de las intervenciones externas sobre las opciones personales, sean estas sociales, estatales, o de cualquier otro tipo de grupo o institución.

El individualismo hace del individuo su centro y en tanto comienza “con la premisa fundamental de que el individuo humano es de importancia primaria en la lucha por la liberación. Los derechos humanos y la libertad son la substancia de estas teorías. El liberalismo, el existencialismo y el anarquismo son ejemplos de movimientos que toman al individuo humano como unidad central de análisis.

En principio, el individualismo puede parecer algo sublime. Como vemos, tiene muchas palabras bonitas. P. ejemplo tiene la palabra “libertad”, tiene la palabra “dignidad”, “independencia” y “autosuficiencia”, pero permitanme opinar – a riesgo de que hoy día deseen quemarme en la hoguera por decir esto – que esto es pura bazofia y que no hay nada más dañino para el ser humano que LA SOLEDAD.

A día de hoy, gracias a Dios, yo también puedo decir, sin que nadie puede ponerlo en duda, que el ser humano es un ser eminentemente social. Ello implica que no podemos ser seres independientes porque necesitamos de los demás, tampoco podemos ser totalmente libres porque necesitamos vivir con los demás y no podemos ser autosuficientes porque la capacidad humana se puede desplegar y maximizar únicamente viviendo en sociedad. Esa es realmente la condición intrínseca humana y usurpar al individuo de ello supone, por tanto, que realmente sea este el caso en que el ser humano pierde su dignidad.

Se habla de la soledad como un mal de nuestro tiempo, como si no tuviera importancia, pero si preguntamos a un señor mayor que es lo peor que ha vivido en su vida, sin duda alguna, nos va a contar que lo peor que le ha ocurrido en la vida es sentirse sólo.

Somos seres sociales que necesitamos de los demás para hacernos a nosotros mismos y no sólo para cubrir nuestras necesidades de afecto y desarrollo personal, sino también para afianzar y revalidar nuestra autoestima, ya que ésta se genera cada día en la interrelación con las personas que nos rodean.

Es cierto que, en ocasiones, a veces la soledad parece deseada: “La gente sólo quiere aprovecharse de uno”, “cada uno va a lo suyo”, “la gente no me comprende” pero para mi, estás frases sólo son una coraza por un problema de autoestima, timidez, inseguridad o lo que sea.

Peor es el caso en que la soledad no es deseada si no que responde a situaciones de marginalidad (drogadicción, discapacidad, etc), lo que está ocurriendo con nuestros hijos o lo que estamos haciendo a nuestros mayores.

En varias ocasiones he achacado – no a problemas de fertilidad que mi señora prefiere mantener en el anonimato – si no a motivos de trabajo, el hecho de no tener hijos. ¡¡¡ Pero si los hijos se crían solos !!!! Ya ves ¿a qué precio? Y es que uno no ve salida a esta situación social ya que al principio trabajaban padre y madre para dar a sus hijos muchas cosas de las que no les hacen falta. Una vez advertido el error ¿Cómo revertirlo si hoy día padre y madre tienen que trabajar haciendo horas extras a penas para pagar el lugar donde viven, la comida justa para su sustento y la ropa?.

Otra de las cosas que me superan es cuando dicen de nuestros mayores: “Yo ya no puedo cuidarlo, mejor que vaya a un asilo que allí lo van a atender muy bien”. Lo siento porque muchas veces son situaciones muy complicadas pero no puedo comprender y aceptar que mi madre en su día secase mis lágrimas cuando lloraba o trabajase duro para sacarme adelante y cuando el trabajo duro me toca a mi, me lave la conciencia diciendo que en un asilo va a estar mejor cuidado ¿Por que le van a dar de comer y la medicina?

Vivimos en una sociedad enferma y deshumanizada, cada vez más alejada de la ética y el sentido de pertenencia a un grupo porque deseamos avanzar en nuestro status social, a costa de quien sea y de lo que sea, status que sirve para conseguir demasiadas “cosas” que no nos hacen falta. Las largas jornadas de trabajo nos hacen llegar agotados a casa, donde nos sentamos a que una máquina nos mande 3.000 anuncios para decirnos lo miserables que somos y todas las cosas que tenemos que comprar para ser felices.

Hace tan sólo unos años, tan pocos que muchos lo recordaran, no existía la Televisión ni el brutal control de la natalidad que se da hoy en día. La familia se reunía en el salón a hablar de sus cosas. Se charlaba y se discutía tanto de aspectos individuales de sus miembros como de la propia familia. Poco después, la televisión ocupó ese espacio privilegiado y hoy día, ni siquiera se ve la tele en familia si no que cada miembro anda por “su cuarto” como si las casas se hubieran convertido en hoteles.

La imagen que presento a continuación es una pirámide de Maslow.

La Pirámide de Maslow es una propuesta teórica sobre la motivación humana que definen una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide) que, una vez completados, dan al ser un sentimiento de “autorrealización”.

Cómo vemos, existen necesidades individuales pero también existen necesidades que el ser humano sólo puede alcanzar en la colectividad. Hay veces que no se puede promover el ejercicio de los objetivos y los deseos propios, porque por encima de esos deseos propios están los intereses colectivos, no hablo ya de la sociedad, si no también de la familia.

Un niño salvaje es una persona que ha vivido apartada de la sociedad durante un largo período de su infancia. Esta categoría incluye desde personas que no han tenido el más mínimo contacto humano durante años hasta niños que han sido confinados en sitios donde solamente se les alimentaba. Se han conocido pocos casos pero han sido muy estudiados por su interés psicológico, médico y lingüístico.

Un caso bastante conocido es el de Kaspar Hauser de Núremberg, Alemania; un niño encontrado en 1828 que había vivido encadenado en un zulo. A los 16 años mostraba una conducta totalmente pueril y problemas de entendimiento, contestaba a todas las preguntas que se le hacían con un woiß nit (no sé).

La policía rusa pudo capturar a un joven que vivía con una manada de lobos, en estado salvaje. Menos de 24 horas más tarde, se escapó de la clínica donde estaba siendo tratado por lo que las Autoridades dieron la voz de alarma debido a que presumiblemente sufría graves problemas psicológicos y se corría el riesgo de que atacase a personas si se sentía acorralado.

Yo pienso, a diferencia que en el individualismo, que las decisiones más correctas son realmente las más difíciles de tomar porque tienen un componente de renuncia personal muy importante. Así, el papá es capaz de donar uno de sus riñones sanos a la mamá, los hijos cuidan de sus ascendientes en vez de colocarlos en un asilo y les prestan la atención que se merecen, uno renuncia a un trabajo porque a su pareja le ha salido otro mejor en otro punto del país aunque pueda suponer un problema temporal para su “independencia económica”, uno tampoco renuncia a su familia porque ha conseguido una mejora laboral que supone un punto de adaptación que la familia no quiere asumir, uno tiene que renunciar a la ventaja por desgaste electoral que conlleva el pisoteo al Gobierno y sustituirlo por una relación de colaboración, los sindicatos y empresarios no tienen porque buscar una relación de dominio porque debe predominar la colaboración, los ciudadanos no nos tenemos que quejar por pagar Seguridad Social si tenemos Seguro Médico Privado porque puede ocurrir que otros no tengan hijos y sostengan con sus impuestos el modelo educativo – ambas cosas beneficiosas para el conjunto de la sociedad -, etc. y así podríamos poner miles de ejemplos que se basan en que las relaciones están condicionadas a la utilidad que nos puedan aportar los demás, porque si no es útil, es algo que me limita, me coarta, me condiciona, exige algo que me pertenece, requiere mi atención, reclama su existencia y el reconocimiento de sus derechos y espacios y, en definitiva, supone una amenaza para mi como identidad.

Individuo, en realidad, significa que no se puede dividir y no que está dividido. Nuestra existencia individual no tiene ningún sentido si no es relación con los demás, donde el individuo encuentra sentido a su existencia. Efectivamente, es en la entrega de nuestras potencialidades individuales a los demás donde se evidencian estas capacidades y donde el individuo encuentra su realización integral como persona.

Can Túniz 24 septiembre 2010

Posted by rcalber in Curiosidades, Derecho, Economía, Filosofia, General, Humor, Politica, Psicologia/Psiquiatria.
add a comment

Can Túniz era un barrio de Barcelona que se encontraba en el distrito de Sants-Montjuïc entre el Puerto de Barcelona y el Cementerio de Montjuic.

La gran mayoría de los habitantes eran gitanos y el lugar era conocido como un “Supermercado de drogas”. Con la excusa de ampliaciones del puerto se derribó el barrio y a las personas que allí vivían se les dieron viviendas en otros lugares de Barcelona.

Antes de su derribo, José González Morandi y Paco Toledo dedicaron cuatro años a filmarlo en un documental que se estrenó el 23 de Enero del 2009 y que puede encontrase fácilmente por la red.

El documental se inicia en 2002 con una manifestación de vecinos contra la expropiación de sus casas. Allí vive Juan con su padre, ocho hermanos y cerca de veinte sobrinos. Rodeado de toxicómanos, Juan va creciendo esperando la salida de su madre de la cárcel. El barrio va a ser demolido y la familia tendrá que buscar otro hogar.

Es, sobre todo, un vídeo que invita a la reflexión. Dejo el primero de ocho vídeos que pueden verse a través de youtube.

El nudo gordiano de la homosexualidad. 20 septiembre 2010

Posted by rcalber in Curiosidades, General, Psicologia/Psiquiatria.
1 comment so far

Éste óleo de Jean-Simon Berthélemy representa el momento en que Alejandro Magno deshace el nudo gordiano, unas cuerdas con las que un campesino llamado Gordias sujetaba a sus reses de un modo tan intrincado que decía la leyenda que aquel que lo deshiciere conquistaría Asia.

Así, cuenta la leyenda que cuando Alejandro Magno antes de conquistar Oriente se enfrentó al reto de desatar el nudo cortándolo con con su espada. “Es lo mismo cortarlo que desatarlo”.

De este hecho sale la expresión “nudo gordiano” que utilizamos para definir una situación como compleja, enrevesada o de difícil solución, como difícil puede resultar explicar que el amor es natural en el ser humano, y que se puede amar a un hijo, una madre, un padre o un hombre puede amar a otro hombre igual que una mujer puede amar a otra mujer a la vez que se intenta expresar que la práctica homosexual es contranatura, sin que esto deba servir para señalar o infamar a nadie, como si de algo malo se tratara.

El problema reside en que definir la práctica homosexual como “contranatura” estigmatiza a personas que tienen esta tendencia porque hay quien lo aprovecha para defender tesis como las que predican que la homosexualidad es un vicio, que un homosexual es un depravado o que un homosexual es un enfermo.

Como vemos, el amor es natural y uno puede amar incluso a un animal, una planta o el lugar donde vive. El amor nunca puede considerarse un desvío, un vicio o una depravación.

Mucho menos pueden ser utilizados estos argumentos para hablar de enfermedad (salvo cuando se habla de trastorno de entidad de género-Transexualidad) porque las personas con este tipo de tendencias no pierden salud. La homosexualidad en sí misma no posee requerimientos para ser considerada un trastorno psiquiátrico debido a que muchas personas están bastante satisfechas con su orientación sexual y demuestran no tener deterioro generalizado en la efectividad o su vida social.

Tenemos la tendencia de pensar en el gay como la “mariquita loca” pero la realidad es que resulta imposible, como norma general, distinguir a una persona gay entre otras que no lo son y muchas veces a algunos de nosotros nos ha parecido sorprendente que, personajes como Alejandro Magno, tachado de bárbaro y que inició su fulgurante expansión militar, no sea todo un “machote”. De la misma forma, muchas veces confundimos lo afeminado de una persona con el hecho de que sea realmente gay o que un gay no pueda tener una apariencia bastante varonil y que se sienta atraido por personas de aspecto muy varonil.

En todo caso, la palabra homosexualidad tiene sólo algo que ver con el amor. La palabra homosexualidad viene del griego homo (iguales) y sexus (sexo), es decir, no se trata meramente en lo afectivo si no que además comporta una atracción sexual con un ser con el que la propia naturaleza le impide reproducirse y, por tanto, perpetuar la especie, un fin poco ambicioso para un ser tan complejo como el hombre, que en su racionalidad, no sólo aprovecha el sexo como herramienta para perpetuarse, si no también para experimentar, disfrutar o simplemente para comerciar con él.

Para intentar justificar que sea algo natural todos andan como locos buscando animales en los que observar está práctica, como si el hecho de que los encontraran invistiera esta práctica sexual de una legítimidad y una dignidad que el homosexual ya tiene simplemente por el hecho de ser humano. La naturaleza es la que es y es indudable que todo ser vivo busca nacer, crecer, perpetuarse y morir. La especie que mejor se adapta es la que sobrevive y la que peor se adapta muere.

La homosexualidad no pone en peligro la perpetuidad de la especie, porque simplemente es algo que forma parte de la diversidad sexual de la naturaleza, donde hay machos que se sienten atraidos por hembras, animales hermafroditas, asexuales, intersexuales, parasexuales, etc pero, en todo caso, no deja de ser una cuestión de gustos y en esa esfera privada de la libertad de cada uno nadie puede decir a otro con quien debe y tiene que acostarse, aunque sólo quedaran dos gays y dos lesbianas sobre la faz de la tierra.

Posesiones demoniacas. 17 septiembre 2010

Posted by rcalber in Ciencia y Tecnologia, Curiosidades, Filosofia, General, Psicologia/Psiquiatria.
3 comments

Todos lo conocemos por la famosa frase que se le atribuye de “no estoy de acuerdo con lo que dices pero defendería con mi vida tu derecho a decirlo”.

François Marie Arouet, alias Voltaire, fue un escritor, historiador, filósofo y abogado francés que figura como uno de los principales representantes de la Ilustración, un período que enfatizó el poder de la razón humana, de la ciencia y el respeto hacia la humanidad.

Voltaire fue un ferviente opositor de la Iglesia católica, símbolo según él de la intolerancia y de la injusticia. Voltaire se conviertió en un modelo para la burguesía liberal y anticlerical y en la pesadilla de los religiosos.

Toda la obra de Voltaire es un combate contra el fanatismo y la intolerancia. Así, llegó a afirmar que “Entendemos hoy en día por fanatismo una locura religiosa, oscura y cruel. Es una enfermedad que se adquiere como la viruela”

Dicen que antes de morir, un clérigo le preguntó ¿Rechazas a Satanas?. A esto, Voltaire le contestó con una frase muy ingeniosa que pasaría a la posteridad. “Ahora, ahora mi buen hombre, no es momento de hacer enemigos”

Imagino que tras sus antecedentes, muchos lectores lo tomarán como una ironía bastante simpática para alguien que está al borde de la muerte y puede que fuera así, sin embargo, tan solo 4 días antes de morir escribió una nota que rezaba: “Yo, el que suscribe, declaro que habiendo padecido un vómito de sangre hace cuatro días, a la edad de ochenta y cuatro años y no habiendo podido ir a la iglesia, el párroco de San Sulpicio ha querido añadir a sus buenas obras la de enviarme a M. Gautier, sacerdote. Yo me he confesado con él y, si Dios dispone de mí, muero en la santa religión católica en la que he nacido esperando de la misericordia divina que se dignará perdonar todas mis faltas, y que si he escandalizado a la Iglesia, pido perdón a Dios y a ella”

Yo me siento muy identificado con este filósofo porque mi razón me indica que Dios es un invento del hombre, animal único capaz de comprender el hecho de la vida y de la muerte, como una herramienta psicológica para poder afrontar el destino final de todo ser vivo. Sin embargo, pensando con el corazón soy creyente aunque no puedo aportar ninguna razón válida para apoyarme en estas creencias.

En mi vida cotidiana, no tengo ningún reparo en negar la existencia de Dios pero no hay nada mejor que una experiencia traumática o límite para que rcalber se ponga a rezar como el mayor de los creyentes.

Algo así pasa con el fenómeno de la posesión demoniaca que provoca en quien supuestamente la padece síntomas como la aversión a lo sagrado, enfermedades sin causa aparente, manifestaciones sobrenaturales como hablar o entender lenguas desconocidas por el sujeto, cambios vocales y faciales, hacer patente sucesos distantes y ocultos, fuerza sobrehumana y heridas y cicatrices “espontáneas”.

Con todo mi corazón me encantaría que estos fenómenos fuesen ciertos, sobre todo cuando se señalan a psiquiátras y psicólogos, que supuestamente no comprenden lo que ocurre, para dar cierto halo de credíbilidad a tales acontecimientos, porque si existen los demonios también exitiría Dios, lo bueno y lo malo, como la noche y el día, sin embargo, para acercarnos a la verdad es mejor hacerlo con la razón que con el corazón.

El propio sacerdote católico Corrado Balducci reconoce que sólo resulta verdadero uno de cada mil casos de los que se hace cargo la Iglesia católica. No obstante, reconoce haber presenciado casos en que los posesos “emitían gritos que no eran humanos, vomitaban objetos y animales que nunca habían tragado, demostraban una fuerza que ni diez personas lograban contener, volaban por la habitación, aumentaban de repente hasta ocho veces de peso o rugían como energúmenos cuando se les acercaba algún símbolo sagrado”

En principio, parecería que la Iglesia sugiere a los exorcistas desconfiar primero de una intervención diabólica y derivan estos casos a los psiquiatras y muchos de ellos, después de descartar que no se trata de algún trastorno mental, los vuelven a remitir al ámbito religioso.

Lo cierto es que la práctica psiquiátrica tiene respuesta para esto. La posesión demoniaca es reconocida como un diagnóstico psiquiátrico por el DSM-IV y el ICD-10 como el desórden de trance o posesión o síndrome demonopático de doble personalidad.

Dejando de lado otras consideraciones al ámbito de la discusión teológica, algo que no es verificable en la exploración médica, los síntomas que determinan este diagnóstico son aquellos por los que los pacientes sufren una alteración temporal de la conciencia o de la identidad habitual siendo esta suplantada por otra. Llos agentes que realizan la posesión suelen ser seres sobrenaturales, dioses o demonios, que exigen la realización de determinados actos al poseído. Los estados de posesión son seguidos de amnesia. Otros estados de trance tienen un carácter agudo y cursan con parálisis, aumento de la fuerza muscular o del umbral doloroso.

Los grandes ataques que sufren, en los que se revuelcan por los suelos, pueden ser ataques epilépticos y en ellos el sujeto pierde la conciencia. Cuando el poseso pierde su personalidad transformándose en un presunto Ente demoníaco, se trata de una crisis histérica. Grita, se contrae, hace obscenidades, injuria y habla un lenguaje que no se puede entender.

En las neurosis histéricas, el sujeto puede ser actor y espectador del drama. Lo que sucede, la escena, se gesta en el interior oculto de su mente. Se produce una disociación y el sujeto vive, literalmente, dos personalidades. Cuanto hace el presunto poseso, auténtico neurótico, corresponde a una constitución psicosomática definida.

Es cierto que existen casos en los que el psiquiatra autoriza un exorcismo pero no es debido a creencias religiosas. El síndrome puede tener su origen en la toma de estupefacientes, como el LSD, o tambien en la propia sugestión del paciente.

En este último caso es en el que, a veces, se autorizan los exorcismos como elemento para revertir esta sugestión, en un paciente sugestionable que cree que no se trata de una enfermedad si no de una verdadera posesión.

La fórmula de exorcismo no la menciono Cristo, ni dijo que se tuviera que decir en latín, inglés o arameo. Es una fórmula que alguien inventó en 1614 y que debe servir para exorcisar a todos los humanos sea cual sea la religión en la que creen o profesan y los demonios a los que temen.

Así, el sacerdote se dirige al paciente y le dice en latín: “Exorciso te, immundissime spiritus, omnis incursio adversarii, omne phantasma, omnis legio, in nomine Domini nostri Jesu Christi. Eradicare et effugare ab hoc plasmata Dei. Ipse tibi imperat, qui te de supernis coelorum in inferiora terrae demermergi praecipit” (Yo te exorcizo, espíritu inmundo, toda incursión del adversario, todo espectro, toda legión, en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo. Despréndete y huye de esta criatura de Dios. Te lo ordena aquel que te hizo precipitar desde lo alto de los cielos a las profundidades de la tierra)

Con esta frase, se supone que el espíritu maligno lo pasa francamente mal y decide marcharse por las buenas, como en toda pseudociencia como es la parapsicología, con un nivel de eficacia de a veces si y otras no.

Como dice Punset, quizás deberiamos preocuparnos más por la vida antes de la muerte que por la vida después de la muerte, sabiendo disfrutar de los momentos que pasamos con nuestra pareja, hijos, amigos y otros familiares.

La belleza del bisturí y el botox 14 septiembre 2010

Posted by rcalber in Curiosidades, General, Historia, Politica, Psicologia/Psiquiatria.
4 comments

En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto
con clara luz la tempestad serena;

y en tanto que el cabello que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.

El texto es el Soneto XXIII de Garcilaso de la Vega. La primera parte es una descripción idealizada de la mujer a la que amaba, de la que afirma que tienel rostro púilido y las mejillas sonrosadas (de rosa y azucena), los ojos azules (clara luz), el mirar recatado y amoroso al mismo tiempo (ardiente, honesto), el pelo rubio (el cabello que va en la vena de oro se escogiói), y su cuello es esbelto (enhiesto).

“Coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto antes que el tiempo airado cubra de nieve la hermosa cumbre” quiere decir que aproveche su belleza antes de que el tiempo acabe con ella y su pelo se haga blanco.

Marchitará la rosa el viento helado, todo lo mudará la edad ligera por no hacer mudanza en su costumbre, viene a decir que, contra el envejecimiento no hay solución y por eso debe apurarse.

Lo curioso de éste poema es a quién va dirigido, Isabel Freyre, un amor que no fue correspondido y por eso, el poeta le insta a que “aproveche su belleza” ahora que es el mejor momento.

Algunos lectores se imaginaran que Isabel Freyre debe ser algo así como esta señorita:

Bueno, pués la señorita de la que habla la pongo a continuación y aunque parece mona, hoy en día no creo que fuese para tanto, ni que inspirara un poema como el que hemos visto.

Y es que si alguna cosa podemos tener clara, según podemos observar en distintas obras artíticas, es que el ideal de belleza ha ido cambiando constantemente a lo largo de la Historia. No hace falta irse muy lejos para darse cuenta que hace unos pocos años una mujer delgada no entraba en los cánones de belleza y se preferían más bien gorditas. También, tener la piel morena era un símbolo de clase social baja y las señoritas que iban al campo cubrían su piel para que el sol no la quemara.

Hoy día, la belleza pretende fabricarse a base de botox y bisturí combinadas con largas sesiones de peluquería y maquillaje, con el que se pretende perpetuar la juventud, aparentar que se goza de una salud óptima, –poseer atractivo sexual y ganar seguridad y autoestima.

En mi opinión, ya es bastante aberrante que se asocie publicitariamente una determinada marca con la felicidad, porque las compras deben hacerse en función de las cualidades del producto, pero si cabe, me parece más peligroso aún indexar la belleza con la felicidad y el bisturí como un medio para lograrlo, pués atenta contra la dignidad humana al convertir a las personas en objetos, que sólo valen por su edad o según su aspecto.

Cuando una persona es incapaz de aceptarse a si misma tal y como es, con sus virtudes y sus defectos, o tiene mucho dinero y poco miedo, o tiene un problema de autoestima.

La autoestima hace referencia a la evaluación positiva o negativa que una persona hace de su yo. Por ejemplo, una persona con una autoestima alta estará de acuerdo con frases como: “Creo que soy una persona válida”, “En general, estoy satisfecho conmigo mismo”. En gran medida, las personas se sienten bien consigo mismas.

La autoestima de muchas personas depende de su comparación con los demás. El efecto de la comparación guarda relación con la cercanía de la otra persona y con la importancia que le concedamos a la característica en la que somos comparados.

Hoy día, la vida que tenemos dificulta las relaciones sociales. En general, pasamos bastante tiempo en el trabajo con personas que se quejan de lo duro que es o de lo poco que nos pagan, que podemos compararlas con nosotros. Cuando llegamos a casa, lo único que queremos hacer es sentarnos a ver la tele donde 3000 anuncios nos dan una visión sesgada de la gente a la que admiramos y nos recuerdan lo infelices que somos y nosotros, guste o no guste, tendemos a procesar como válido aquello que se nos repite tantas veces, así que nos consideraremos unos desgraciados y no dudaremos en hacer lo que sea para ser tan felices como la chica del anuncio, ya sea comprando el yogur, tiñendonos como ella el pelo, o poniendonos unas tetas igual de gordas.

Por otra parte, lo que pensamos de nosotros mismos ejerce una influencia en la imagen que damos a los demás. Si piensas: “No soy más que un hombre sencillo a quien todos consideran un pobre ingenuo” es posible que des una impresión de hostilidad, si esa concepción que tienes de ti mismo te hace enfadar. Y si piensas “Soy sosa y aburrida y los demás no quieren saber nada de gente así “estarás esperando que los demás te ignoren y dando una impresión de desconfianza y distanciamiento. Por tanto, los demás nos juzgarán de acuerdo a cómo nos juzguemos a nosotros mismos. Si pensamos que somos personas estupendas y encantadoras tenemos muchas probabilidades de que los demás estén de acuerdo con nosotros.

El bisturí nos puede aliviar el que en un momento dado nos encuadremos más o menos en unos ideales de belleza que, como vemos, son efímeros. El bisturí nunca nos dará habilidades sociales o profesionales y si no somos capaces de aceptarnos a nosotros mismos, con nuestras limitaciones, pero como personas valiosas o importantes, seremos incapaces de interactuar normalmente con los demás.

Sin embargo, nuestra Ministra Aido, para quitarle importancia a lo que supone el aborto, no se le ocurrió otra cosa que compararlo con ponerse tetas, afirmando que una chica de 16 años podía también ponerse tetas sin el consentimiento de sus padres ¿y no se le cae la cara de verguenza, aunque sea difícil de lograr, permitir que una chica que aún no tiene desarrollada y conformada plenamente su personalidad pueda ir a ponerse o quitarse tetas porque el novio se las paga?

La Cirugía Plástica/Reparadora es una técnica a la que sólo debería recurrirse en determinados casos, para poner un ejemplo, en los transplantes que estamos viendo actualmente de “cara” y que sirven para que una persona que ha tenido un accidente de tráfico o un proceso tumoral, recuperen el habla, puedan digerir alimentos o puedan simplemente sonreir.

Meterse en un quirófano no es un juego de niños aunque sea sólo por el riesgo de la anestesia. Ninguna cirujía es inocua. Todas, absolutamente todas, conllevan riesgos que pueden llevar a la muerte.
Hay una máxima que dice: “Puede haber cirugías menores, pero NUNCA hay anestesias menores”. De ahí que los propios médicos sean tan reacios a meterse en quirófano.

En cambio, en vez de promocionarse el respeto a la dignidad de los demás, el derecho a ser como cada uno es, y el fortalecimiento de la autoestima y el valor del ser humano, se permite que la fabrica de la basura emita un programa de la calaña de “Cambio Radical” y que se silencie la noticia de que una chica se pasó tres días en la UVI por participar en el programa http://terranoticias.terra.es/sociedad/articulo/cambio_radical_uvi_1492415.htm , chica que, al parecer, era sensible a la atropina, uno de los componentes de la anestesia.

La máquina ¿de la verdad? 13 septiembre 2010

Posted by rcalber in Curiosidades, Derecho, General, Psicologia/Psiquiatria.
1 comment so far

El llamado detector de mentiras o máquina de la verdad es un tipo particular de polígrafo utilizado para el registro de respuestas fisiológicas.

Generalmente registra las variaciones de la presión arterial, el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la respuesta galvánica o conductancia de la piel, que se generan ante determinadas preguntas que se realizan al sujeto sometido a la prueba, sin que el resultado de las mismas presente rigor científico alguno.

Como vemos, el detector de mentiras en realidad, no existe, es sólo un nombre llamativo que esconde, no un medidor de “la verdad”, si no un detector de variaciones fisiológicas durante un cuestionario y de esas variaciones el llamado “experto” determina que esas variaciones se han producido o no, porque el sujeto miente o dice la verdad.

Al medir variables relaciondas fundamentalmente con cambios fisiológicos activados como respuesta a estados naturales de alerta o incremento de la atención podemos deducir fácilmente que personas con un alto nivel de ansiedad pueden dar casos de falsos positivos y que personas con un gran control de sus estímulos pueden dar un falso negativo, lo que invalida de plano el rigor de la prueba.

Estos niveles de “error” han tratado de acotarse de varias formas, la más televisivamente conocida es la de las preguntas de control. Las preguntas de control son un test previo en el que se hacen preguntas y respuestas que conocemos previamente, por ejemplo, ¿Se llama usted XXXXXXXXXXXxx?, ¿Tiene usted XXXXXXXXXXXx años de edad? y comparar estas respuestas con aquellas verdaderamente relevantes para la investigación.

El polígrafo es utilizado por agencias de inteligencia, policías y sectores privados de más de 90 países. Sin embargo, La mayoría de psiquiatras, psicólogos, neurólogos, neurofisiólogos y otros científicos coinciden en que hay poca base para la validez de las pruebas de polígrafos.

De está forma, algunos especialistas presumen de un nivel de acierto del 98%, cuando la probabilidad de acierto por azar es de un 50%. Sin embargo, numerosos psicólogos universitarios han tirado una y otra vez esta afirmación.

David Lykken, genetista conductural y profesor de psicología de la Universidad de Minnesota, en Minneapolis, ha realizado innumerables experimentos a través de una técnica científica bastante fiable conocida como “doble ciego”.

El método de doble ciego es una herramienta del método científico que se usa para prevenir que los resultados de una investigación puedan estar influidos por el efecto placebo o por el sesgo del observador por lo que los individuos no saben si pertenecen al grupo de los llamados sujetos de prueba o si son parte del grupo de control del experimento. Usando esta fórmula, ha obtenido una tasa de error del ¡¡¡ 53% !!!, es decir, la misma tasa que podría tener una persona de a pie y mucho menos de la que podría ofrecer un policía experimentado.

El perjuicio que puede ocasionar un falso culpable, aunque sea en un porcentaje muy pequeño de casos, además de la vulneración de varios preceptos constitucionales, hace que en nuestro Estado de Derecho sea una prueba que se rechaza de plano, aunque se usara voluntariamente a favor del reo.

La televisión, siempre tan torticera, ha puesto de moda este método como fórmula de interrogatorio para nuestros famosos, que en medio de un programa, con los cambios en los estados de alerta que ello conlleva, sirve para dar credibilidad al testimonio de los mismos, pretendiendo con ello que los espectadores den por bueno quien es un cornudo, quien un drogadicto o prostituta y quién es un miserable.

Más miserable resulta conocer que el contenido de algunas preguntas son rechazadas de plano por quienes practican esta prueba y por los propios defensores de ella. Así, está prueba sólo serviría para evaluar la veracidad de un testimonio en sucesos pasados y no creencias, pensamientos, opiniones o gustos, como unas preguntas que he tenido la oportunidad de leer usando San Google, que rezan:

¿Crees que eres mala madre?
¿Crees que tu mujer sigue enamorada de ti?
¿Piensas que los hombres no quieren echarse novia porque ahora las mujeres se lo ponen muy fácil sexualmente?
¿Te habría horrorizado que tu primera experiencia sexual hubiera sido como la de tu amiga Maria?
¿Definirías a tu hermana Macarena como una persona egoísta y desagradecida?
¿Siempre has deseado tener otra madre? ¿Piensas que personas como tu madre no deberían tener hijos?
¿Crees que tus vecinos son unos guarros?
¿Crees que tu mujer sigue enamorada de ti?
¿Consideras que tu suegra es de fiar para que le dejes a tu hijo?
¿Te gusta ver a tu mujer desnuda?

– Encima, este método llegó a hacerse tan popular que todos los programas incluyeron la prueba del poligrafo pero, debe ser que existen pocos personajes de la farándula que, los personajes iban cambiando de cadena y de programas y en unos platós de televisión se daban por verdaderos unos testimonios mientras que, en otras cadenas, esos mismos testimonios se daban por falsos.

Fue gracias a estas contradicciones y el ridículo pertinente, y no debido a ninguna autocrítica personal y moral. la que hizo que esta forma zafia y ruín de ganar dinero haya desaparecido de nuestras pantallas.

Vincent Van Gogh: Ojalá me aceptasen tal como soy 7 septiembre 2010

Posted by rcalber in Ciencia y Tecnologia, Curiosidades, General, Psicologia/Psiquiatria.
3 comments

Hace poco leí esta frase en la bitácora de Arístides y me vino a la cabeza que la psiquiatría sólo avanzó a pasos agigantados gracias a los experimentos a los que los nazis sometían a los pobres judios.

A Van Gogh, siempre que se le presenta se habla de él como un personaje que siempre tuvo un carácter difícil que le arrastró a diferentes problemas durante toda su vida y que, finalmente, atormentado por problemas psiquiátricos acabó internado voluntariamente en el Hospital mental de Saint-Paul-de-Mausole.

Aquí dibujo uno de los cuadros más famosos que se le conoce “La noche estrellada sobre el Ródano”, todo un derroche de realismo mezclado con altas dosis de imaginación que le da ese toque tan curioso y sensacional.

Vicent Van Gogh

En el cuadro, en la parte de abajo se ven dos ancianitos en una escena romántica. Según Jose Navarro (http://www.vggallery.com/visitors/major/navarro/23.htm) Van Gogh, tal vez lleno de esos elevados sentimientos que produce en todo humano la contemplación del universo infinito, eterno, profundo, ordenado y sereno, presenta una ofrenda, en la pareja de ancianos enamorados, al amor que nunca tuvo y que, con toda seguridad envidiaba, pero no al amor fogoso de la juventud, sino al amor infinito, eterno, profundo, ordenado y sereno de una pareja que ha sido capaz de haberlo hecho realidad a través de la convivencia durante muchos años.

Y yo me pregunto ¿Cómo se actuaba clínicamente con las personas que presentaban problemas mentales antes de los descubrimientos y experimentos que los nazis realizaban a los judios?

Pese a que se buscaban lugares que transmitieran paz (y que estuvieran bien lejos del resto de la sociedad), lo que en esas instalaciones se hacía hoy en día nos harían llevarnos las manos a la cabeza, como las lobotomías, el uso de las camisas de fuerza, el electroshock o los baños de agua helada.

Van Gogh murió en 1890. El siguiente enlace muestra las instalaciones, con textos y fotografías, de un hospital psiquiátrico que se inauguró en 1859 y que lo inauguró una persona firme defensora de los derechos de las personas con trastornos mentales.

PUEDES VISITAR EL ARTÍCULO HACIENDO CLICK AQUÍ

Este es más de lo mismo, en esta ocasión de un Hospital de Danvers inaugurado en 1878. HAZ CLICK AQUí

Estas fotografías son posteriores a la muerte de Van Gogh, pero lo he puesto porque documenta muy bien lo que era un Hospital de Salud Mental, de forma gráfica, con fotos reales de enfermos en situaciones bastante lamentables.

Este link puede herir la sensibilidad del lector. Si en los otros links has visto alguna fotografía que te haya dejado “mal cuerpo”, no hagas CLICK AQUÍ

Mobbing laboral 23 junio 2010

Posted by rcalber in Derecho, Economía, General, Politica, Psicologia/Psiquiatria.
2 comments

El despido en España es libre, se puede hacer cuando se quiera y no hace falta que exista un motivo cierto, simplemente, no es gratis.

Acaban de aprobar la reforma laboral con diversas abstenciones que yo espero que no caigan en saco roto y que, lejos de buscar alejarse de un problema que pueda suponer desgaste político, se busque realmente que se mejore el texto para que los juzgados no se inunden de demandas por conflictos laborales.

Yo pienso que esta realidad, de despido libre pero pagado, debe reflejarse tal y como es y no de forma hipocrita como hasta ahora, en la propia legislación y que realmente se pueda despedir, pagando una indemnización, sin necesidad de tener que acreditar ni justificar nada, exactamente, como ocurre con los contratos temporales en los que no hay que justificar porque no se renuevan los contratos y por los que habrá que indemnizar a razon de 12 días por año trabajado.

Yo pienso que una indemnización de 20 días por año trabajado, con una subvención de 8 para los contratos indefinidos sería una solución para que los contratos temporales se conviertan en indefinidos y las empresas inviertan en este personal con contrato indefinido no formado para que reciba formación y se convierta en mano de obra cualificada, tan necesaria para el aumento de la productividad.

Creo que esto descargaria los tribunales de los social de manera importante y se acabaría con el fraude de la concadenación ilegal de contratos y de malas ideas para provocar el despido gratuito.

Una de esas “malas ideas” que tienen ciertos empresarios para ahorrarse el dinero del despido es “putear al trabajador” para forzar que renuncie y ahorrarse el dinero del despido.

A veces, la respuesta del trabajador es la confrontación directa y la lucha, pero este es el caso menos común ya que una víctima de mobbing es elegida por su personalidad y lo común, realmente, es lograr que la víctima abandone sin derecho a recibir compensación.

Otras veces, y no es algo poco frecuente, las victimas pueden reaccionar con depresión, ansiedad, ataques de pánico, stress postraumático, trastornos del sueño, irritabilidad, tendencias paranoides, separación matrimonial, llegandose incluso al internamiento psiquiátrico y al suicidio.

Sólo añadir que está situación de acoso tiene unas pautas para defenderse de esta situación que a su vez, pueden servir como material probatorio en el Juzgado.

Una demanda de una persona que acredite los procesos patólogicos que se describían anteriormente debido a una situación de acoso laboral, bien asesorado, puede suponer por si sóla la ruina y cierre radical de la empresa.

Para evitar situaciones de éste tipo, aunque ni siquiera sean conocidas ni provocadas por la propia empresa, mejor identificar riesgos de éste tipo y tratar de erradicarlos de manera brutal, dejando claro que la empresa no tolera conductas abusivas de poder.

Todo ello, lo expongo con reserva de las acciones PENALES que la víctima quiera ejercer ante una situación que es equivalente en lo moral, aunque de menor duración en el tiempo, a la que se produce durante los malos tratos.

Al parecer, y no se de donde sale esta cifra, hay 1.300.000 casos en España de personas que pueden estar sufriendo acoso laboral y, quien lo práctica y quien lo sufre, debe conocer que existen asociaciones que se encargan de combatir estas situaciones.

HAZ CLICK AQUI PARA ACCEDER AL LISTADO